Cómo es la gente en Alcalá


Alcalá de Henares es conocida principalmente por su Universidad y su rica historia, pero sus habitantes son la razón principal por la que es un lugar tan agradable para visitar.

Cody Gage. Indiana, EE.UU.

Hay varias razones por las que tengo constancia de lo agradable que es la gente en Alcalá.

Razón 1

Suelo perderme… MUCHO, y por ello suelo preguntar direcciones constantemente. Al salir del aeropuerto de Barajas en Madrid me perdí tres veces y tuve que tomar seis autobuses para llegar al Hotel Campanile en Alcalá. Pregunté a los conductores de autobús y en varias gasolineras para que me indicasen la dirección correcta, y todo el mundo a mi alrededor estuvo dispuesto a ayudarme a alcanzar mi destino y explicarme los horarios de los autobuses. Me preguntaban de dónde era y por qué había decidido visitar Alcalá. La ayuda que recibí de todo el mundo convirtió el hecho de perderme en una experiencia positiva que consiguió que tuviese una impresión muy positiva de la ciudad desde el primer día.

Razón 2

Durante mi estancia en Alcalá viví con una familia española durante un mes y me encantó cada segundo de los que pasé con ellos. El estereotipo de que la familia es el núcleo de la sociedad española (y las sociedades hispanas en general) es muy cierto, y una buena familia equivale siempre a un buen ambiente. A mi familia le gustaba mucho enseñarme cómo disfrutar la ciudad y me mostraba muchas cosas sobre su cultura respondiendo a todas y cada una de las (numerosas) preguntas que les hacía.

La mayoría de los estudiantes de mi programa tuvo opiniones similares a las mías con sus propias familias, lo que, dadas mis experiencias previas en el punto anterior, me inclino a pensar que la gente de Alcalá en su conjunto se toma muy en serio la hospitalidad. Tanto si vas venir de visita turística como para estudiar, los alcalaínos se cuidarán mucho de asegurarse de que tu experiencia en la ciudad sea la mejor posible, aunque acaben de conocerte.

Razón 3

Había ciertos días en los que mi español no era tan fluido como querría, pero por fortuna la comprensión y ayuda son algo natural de los españoles cuando ven que te esfuerzas por hablar su idioma. Cada profesor, cada cajera de supermercado, todos mostraban una paciencia  admirable al ver cómo de vez en cuando sufría para convertir mis pensamientos en sonidos coherentes.

Conclusión

La gente de Alcalá te sorprenderá por su amabilidad, comprensión, ganas de ayudar y autenticidad. Por tanto no temas preguntar una dirección o entablar conversaciones en español, sea cual sea su nivel. Si te encuentras de mal humor, estar bajo la atmósfera de Alcalá y sus habitantes hará que te olvides rápidamente de la causa de tu malestar, porque todos trabajarán como si se tratase de una red invisible para ayudarte a disfrutar tu estancia.

Por tanto ¡ven, no te arrepentirás!

Photo credit: luipermom via photopin cc

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: