Himno de Alcalá de Henares

Alcalá de Henares tiene himno propio desde 1960. Su letra la conocen muchos de sus habitantes, y la versión más popular es la que canta la Tuna de Alcalá.

Cuenta el Diario de Alcalá:

El pasodoble Alcalá de Henares pasa por ser el himno de la ciudad complutense y cuenta con algo más de medio siglo de vida. En concreto, sonó por primera vez el 29 de julio de 1960 en la desaparecida plaza de toros de la avenida de Guadalajara.

El promotor de la idea de darle a Alcalá una canción propia partió de empresario José Navarro, un aragonés de nacimiento y apasionado de Alcalá y su historia. Encargó la composición a otro alcalaíno de adopción, el militar Fernando Sáez de Santamaría, hombre de gran cultura y destreza literaria.

Las páginas del histórico periódico Nuevo Alcalá acogieron muchas de sus creaciones tanto narrativas como poéticas, firmadas con el pseudónimo Fernando Flandes. Él se encargó de escribir la letra y José Cebrián se ocupó de poner la música. En la tarde de aquel 29 de julio, durante la celebración de una corrida de toros como broche a un acto social de la Cruz Roja, sonó por primera vez el popular estribillo “Alcalá de Henares / De la lengua y la cultura tu eres gloria / Que ilumina con su llama la memoria / Lo mejor de la española tradición”. Hubo que esperar hasta 1965 para que por primera vez se grabara en disco el pasadoble, a cargo del músico alcalaíno Antonio Cerezo y su rondalla.

Letra del Himno de Alcalá

Sobre la huella de antiguos estudiantes
que en otro tiempo rondaron la ciudad
hoy se pasean las chicas elegantes
igual de guapas que antes, que alegran Alcalá

En los conventos la voz de la campana
recuerda siglos de rezo y vocación
y cuando duermes, el eco de rondallas
despierta melodías que oíste con amor

Alcalá de Henares

De la lengua y la cultura tu eres gloria
Que ilumina con su llama la memoria
Lo mejor de la española tradición

Alcalá de Henares

Al cobijo de tu sombra quiero estar
Y cerquita, muy cerquita de la Virgen
Que se venera en la ermita del Val

Hoy ya no hay tunas que vendan ilusiones
Ni las murallas defienden tu solar
Pero en las rejas que cercan tus balcones
Alegres corazones se vuelven a asomar

Entre la hiedra que oculta tu añoranza
Y por las grietas que hieren su dolor
Sonríen mudas las piedras milenarias
Pues saben que otras nuevas reviven tu calor

Alcalá de Henares

De la lengua y cultura tu eres gloria
Que ilumina con su llama la memoria
Lo mejor de la española tradición

Alcalá de Henares

Al cobijo de tu sombra quiero estar
Y cerquita, muy cerquita de la Virgen
Que se venera en la ermita del Val

 

Letra: Fernando Sáez de Santamaría  (Fernando Flandes)

Música : José Cebrián

Más información: