Para todos aquellos que en algún momento hayan echado de menos que Alcalá de Henares tenga un espectáculo equivalente a la Puerta Mágica, de las Navidades de Torrejón de Ardoz, las Ferias de Alcalá de Henares 2018 han mostrado un bonito espectáculo de luz y música, que bien podría ser tildado de «la versión alcalaína» del que en los últimos años asombra a miles de espectadores y es uno de los principales reclamos de la navidad torrejonera.

No nos llevemos a engaño, el alcalaíno no cuenta con tropecientos miles de bombillas del de nuestro vecino, no es tan espectacular ni ha costado tanto pero, tras verlo el sábado y el domingo, sin duda tiene algo que gusta y que deja un buen sabor de boca.

No es una copia, de hecho no se parece en nada. Para empezar su presupuesto es mucho más modesto, y en lugar de anunciarse a bombo y platillo como el de nuestros vecinos, apenas ocupaba dos líneas en el extenso programa de las Ferias 2018 de Alcalá de Henares. Nada lo hacía destacar sobre las otras propuestas que se han programado cada día para los vecinos.

En segundo lugar es mucho más discreto, pero también lo tildaríamos de más elegante. Enhorabuena al equipo de la Concejalía de Turismo que lo ha proyectado. Al igual que el reciente videoclip ‘Alcalá Ciudad de los Sueños’ del alcalaíno Luis de Diego, consiste en una serie de imágenes de Alcalá de Henares, de esas que a todo alcalaíno nos gusta ver porque nos pone el vello de punta.

Y es que este año Alcalá celebra el 20 aniversario de su nombramiento como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, así que es momento para recordar de dónde venimos, qué nos hizo grandes, y por qué somos como somos.

Espectáculo de luz y música sobre Alcalá de Henares

A continuación puedes ver nuestro vídeo grabado en la plaza de Cervantes del espectáculo Alcalá de Henares, ciudad de los sueños proyectado en el Quiosco de la Música.

Comienza con unos minutos de música a cargo de la agrupación La Complutense, por lo que si quieres ver directamente el espectáculo avanza hasta el minuto 7.

El espectáculo de Alcalá consistió en 8 pantallas de vídeo acopladas a cada una de las caras del Quiosco de la música de la Plaza de Cervantes. En su interior, una serie de proyectores sincronizados dejaban ver el espectáculo y el sistema de sonido en 360 grados, y en el suelo, rodeando al quiosco por el exterior, un sistema de cañones de luz se movían iluminando el cielo para dar más dramatismo a la escenografía.

En total 8 minutos de luz, imágenes y música que dejaron muy buen recuerdo entre los presentes, y en las que se podía ver los principales edificios, monumentos y lugares de interés turístico de la ciudad.

Para empezar, por supuesto, la Universidad del Cardenal Cisneros, motivo por el que somos ciudad Patrimonio Mundial. Pero también lugares imprescindibles como Complutum, la Casa natal de Cervantes, la Capilla del Oidor, el Palacete Laredo, la calle Mayor o el Paraninfo, por nombrar solo algunos.

Tampoco podían faltar referencias a Cervantes y su eterno Quijote, a nuestro pasado medieval con la nueva iluminación de las Murallas, al Mercado Cervantino o a la Semana Santa alcalaína. Y ya que estamos en Ferias, tampoco se olvidó del fabuloso cartel de 2018 creado por Malagón.

Nuestra opinión

En nuestra humilde opinión, y como hemos dicho antes, nos parece un buen trabajo, agradable de ver y perfectamente válido para sentirse orgulloso de la ciudad en la que vivimos.

Seguro que con cuatro veces más presupuesto se podría haber hecho algo mucho más impactante, pero se nota que los acuerdos de patrocinio a los que ha llegado el Ayuntamiento con diversas empresas (salen nombradas al final del vídeo en el minuto 14:30) ha posibilitado la entrada de un dinero que permite desarrollar ideas como esta. Bienvenida sea la iniciativa.

Como puntos a mejorar, nos gustaría que el evento se hubiese comunicado con más detalle y haberle dado más relevancia dentro del programa de Ferias, puesto que en verdad nadie sabía lo que iba a ver antes del sábado. Y de haberlo sabido, seguro que muchos más alcalaínos se hubiesen acercado a verlo.

De igual manera, limitar esta proyección a un pase el sábado a las 23:00 y otro el domingo a las 22:00, nos ha sabido a poco. Por qué no repetirlo muchas más veces, varias cada día de ferias, con un horario claramente expuesto para que muchos más vecinos pudiesen disfrutar de él. Seguramente sea una cuestión presupuestaria, pero el potencial de esta idea se nos antoja fabuloso.

En estos tiempos en los que parece que existen tantas cosas que nos enfadan, nos separan y nos diferencian, tener algo que nos hace vibrar a todos en sincronía es un lujo que deberíamos fomentar más a menudo.

¿Lo has visto?

Si has visto este espectáculo déjanos más abajo tu opinión. ¿Qué te ha parecido?