Enchufes y voltaje eléctrico en España

Toda la información sobre enchufes y voltaje eléctrico para que sepas qué funciona, qué no, y qué necesitas para usar de forma segura tus dispositivos electrónicos cuando llegues a Alcalá.

Read in English: Electric Plugs and Voltage in Spain

El voltaje en España es de 220 V, el mismo que en prácticamente todos los países Europeos. Pero existen muchos países, entre ellos la mayor parte del continente americano, Japón y otros, en los que el voltaje es distinto. Y por ello debes tener mucho cuidado con cualquier aparato eléctrico que traigas a España. Otro dato que debes tener en cuenta es el formato físico de los enchufes, que no son iguales en todos los países.

Enchufes y tomas de corriente

Para saber si vas a poder usar sin problemas tus dispositivos eléctricos y electrónicos, lo primero en lo que tienes que fijarte es el enchufe. En España, se usan enchufes tipo Schuko (Tipo F) o Europlug (Tipo C). Los enchufes Schuko tienen dos clavijas cilíndricas de 4,8 mm de diámetro y unos contactos en la parte inferior y superior que actúan como toma de tierra. Los enchufes Europlug son planos y tienen también dos clavijas cilíndricas, pero normalmente solo los verás en aparatos de baja potencia. De hecho, las tomas de corriente más habituales son las Tipo F, solo encontrarás tomas de corriente Tipo C en casas antiguas.

Los únicos países europeos en los que el formato de los enchufes y de la tomas de corriente es distinto son Reino Unido, Chipre, Irlanda y Malta, que utilizan enchufes BS 1363 de tres clavijas planas, habituales también en algunos países asiáticos, como Hong Kong, Malasia y Singapur. En la mayor parte de países de América se usan enchufes Tipo A o B. Los Tipo A tienen dos clavijas planas, mientras que los Tipo B tienen dos clavijas planas y una tercera cilíndrica.

Para usar cualquiera de estos enchufes en España, se venden diferentes adaptadores que se suelen encontrar fácilmente en tiendas de electricidad, ferreterías o grandes almacenes. El precio oscila ente unos 2 y 5 euros.

El voltaje

El otro dato a tener en cuenta es el voltaje. Si vienes de América o de ciertas partes de África o Asia, es probable que tus aparatos eléctricos funcionen a 110 V o 120 V, no a 230 V. El voltaje no tiene nada que ver con el tipo de enchufe, si el enchufe encaja pero el aparato no es de 230 V, puede ser que no funcione o que provoques una avería.

Si vienes de América ¡cuidado! No conectes tu PC o Mac, smartphone o tablet (iOS o Android) a la corriente directamente. Lo más fácil es que se estropee el cargador o transformador AC/DC, pero también podrías inutilizar el dispositivo. Y lo mismo es aplicable a secadores de pelo, máquinas de afeitar, depilar, etc.

Para saber qué voltaje tienen tus aparatos, y si puedes usarlo directamente o no, debes buscar la información correspondiente, que normalmente está detallada en una etiqueta en la parte inferior o posterior del dispositivo, o en el propio enchufe. Si pone 100-240 V, 220-230 V o 230 V, puedes estar tranquilo, funcionará sin ningún problema. Sin embargo, si pone 110 V, 120 V o cualquier otro voltaje, o rango de voltajes, que no incluya 230 V, no lo enchufes sin un transformador.

Utiliza un transformador

Un transformador es un aparato que sirve para aumentar o disminuir el voltaje de un circuito eléctrico. Los transformadores son un poco más caros que los adaptadores para los enchufes, pero es importante tener uno, porque si enchufas directamente un dispositivo de 110 V o 120 V a un enchufe español puedes quemar los fusibles o provocar una avería irremediable. Fíjate también en la cantidad de vatios (w) que acepta el transformador, porque si es inferior a los vatios del aparato eléctrico (encontrarás esta información en la misma etiqueta que los voltios) es probable que se queme.

Hoy en día, muchos dispositivos son multivoltaje, lo que significa que funcionan con diferentes voltajes sin necesidad de usar un transformador. Con los ordenadores portátiles y los cargadores de los teléfonos móviles no suele haber ningún problema, pero si no estás seguro no deberías arriesgarte. Incluso aunque de entrada parezca que el aparato funciona, puedes encontrarte con más de una sorpresa desagradable. Por ejemplo, cabe la posibilidad de que una plancha de pelo funcione sin transformador, pero calentará poco, y puede estropearse sin posibilidad de arreglo. Si no estás seguro y decides arriesgarte a pesar de todo, si detectas olor a quemado o humo, ¡desenchufa el aparato inmediatamente!

Mapa de voltajes

enchufes

Tipos de enchufes o tomas de corriente en Europa

enchufes

Más información: