11.1 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláHistoria de Alcalá de HenaresInmatriculaciones: ¿De quién es la plaza de los Santos Niños de Alcalá...

Inmatriculaciones: ¿De quién es la plaza de los Santos Niños de Alcalá de Henares?

En 1863 se crea el Registro de la Propiedad de España, con el objetivo de hacer constar los bienes inmuebles que hay en cada lugar y los derechos y las cargas fiscales que pesan sobre ellos. Una medida para modernizar la Administración y agilizar la compraventa de inmuebles.

El Registro de la Propiedad no concede la titularidad legal de un inmueble, pero sí la hace pública. Es decir, si eres propietario de un local, una finca o vivienda y te inscribes como tal en el Registro, te ahorrarás tiempo y trámites a la hora, por ejemplo, de venderla.

La Iglesia llegó a la península Ibérica en el siglo I, es decir muchos siglos antes de que se crease el Registro de la Propiedad y por ello sus viene inmuebles no estaban registrados en ningún sitio. Ni falta que hacía, pues nadie dudaba de su titularidad.

Con la llegada del Registro, y pensando en estos casos tan especiales, se creó un sistema especial que permitiese inscribir aquellos bienes de los que no fuese posible mostrar un título de propiedad. Esta circunstancia era muy habitual en el caso de la Iglesia, puesto que muchos de los edificios son muy anteriores a la misma existencia de España como país.

Ese proceso, llamado inmatriculación por certificación, estuvo vigente desde 1863 y hasta la reforma de la Ley Hipotecaria, en junio de 2015. Hasta 1998 la Iglesia no pudo registrar los lugares de culto, así que fue a partir de ese año cuando comenzó con el proceso de inmatriculación, hasta 2015 y también por certificación.

El sistema de inmatriculación preveía un período de 2 años de provisionalidad para corregir errores y presentar alegaciones. Desde 1998, y durante 17 años, la Iglesia Católica de España inmatriculó cerca de 35.000 bienes a lo largo de nuestra geografía. En Alcalá, la Diócesis inmatriculó la Santa e Insigne Catedral Magistral de Alcalá de Henares, y nadie se opuso a ello.

La plaza de los Santos Niños

El problema es que la Diócesis de Alcalá afirma que los terrenos que hoy en día circunscriben la plaza de los Santos Niños también son suyos, mientras que el Ayuntamiento afirma que se trata de una plaza y que por tanto son de titularidad pública.

Un informe, elaborado por el Gobierno de España con datos de los Registros de la Propiedad, permite, de nuevo y precisamente ahora, que personas físicas o jurídicas puedan reclamar la titularidad de estos bienes que ahora mismo están inmatriculados a nombre de la Iglesia. Por tanto, el proceso de reclamación de las inmatriculaciones más controvertidas encuentra de nuevo una vía administrativa, según anunció la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. En juego estarían, incluso, edificios tan emblemáticos como la Mezquita de Córdoba.

Un documento que recientemente ha publicado Eldiario.es recogía todos estos bienes, y en él figura claramente inmatriculada la Catedral Magistral de Alcalá de Henares, pero no la plaza de los Santos Niños. Precisamente el lugar de desencuentro entre la Diócesis de Alcalá y el Ayuntamiento.

Para intentar conocer por qué no aparece expresamente esta plaza entre los bienes inmatriculados, y saber a quién pertenece realmente, Dream Alcalá se ha puesto en contacto con las partes implicadas. No solo la Diócesis y el Gobierno local, sino también con el cronista oficial de la ciudad, Vicente Sánchez Moltó, para que nos arroje luz histórica sobre este conflicto entre las autoridades políticas y eclesiásticas.

La postura de la Diócesis de Alcalá

Según el vicario general de la Diócesis de Alcalá, el Excelentísimo Monseñor Florentino Rueda Recuero, que muy amablemente atendió a Dream Alcalá, la plaza de los Santos Niños está inmatriculada “como parte de la Catedral Magistral y sus anexos”. Es decir, toda la zona entre las calles Empecinado, Tercia y San Juan.

“Así es según el Registro de la Propiedad”, continuaba el Vicario. “En cualquier caso, el Consejo de Gobierno de la Diócesis siempre ha dicho que la Plaza de los Santos Niños ha sido, es y será de uso público de los alcalaínos y de todo el que se acerque a visitar la maravillosa ciudad de Alcalá de Henares”.

Respecto a las inmatriculaciones de 1998, Monseñor Rueda afirma que “entonces el Ayuntamiento tuvo dos años, según la ley, para reclamar cualquier propiedad y no lo hizo. No hubo recurso patrimonial, civil o de cualquier tipo a esta inmatriculación. En cualquier caso, ahora estamos abiertos a que eso ocurra y que decida un juez, como no podía ser de otra manera”.

¿Qué dice la Conferencia Episcopal?

Coincide esta postura con la de la Conferencia Episcopal que publica en su web un extenso especial sobre las inmatriculaciones que se produjeron durante 17 años. El informe ‘Inmatriculaciones de la Iglesia ¿un privilegio?’ hace un repaso histórico por todo el recorrido de las inmatriculaciones eclesiásticas desde la creación del primer Registro de la Propiedad, en 1863, hasta junio de 2015 cuando se reformó la Ley Hipotecaria, eliminando la posibilidad de inmatricular bienes de la Iglesia mediante certificación (art. 206).

En ese momento se entiende que ya ha habido tiempo suficiente, desde 1998, para inmatricular todos aquellos templos y propiedades que la Iglesia poseía desde tiempo inmemorial sin título escrito.

La Conferencia Episcopal coincide con la opinión de la Diócesis de Alcalá al afirmar que la plaza de los Santos Niños pertenece a los terrenos de la Catedral Magistral y por tanto es de su propiedad.

Además, repite la Conferencia Episcopal, el sistema de inmatriculación preveía un periodo de 2 años de provisionalidad para corregir errores y presentar alegaciones. En todo caso, siempre podrán corregirse errores en el proceso, caso de que hayan acontecido, como también apuntaba el Vicario General.

La historia de Alcalá apoya la tesis del Ayuntamiento

Lo que hoy conocemos como Plaza de los Santos Niños no lo fue hasta 1902. Hasta entonces, el terreno que ahora ocupa la plaza era una barriada con siete casas. Así lo cuenta a Dream Alcalá el cronista oficial de la ciudad, Vicente Sánchez Moltó.

“Fue en 1892 cuando el arquitecto municipal Martín Pastells presentó el proyecto de la plaza de los Santos Niños. Dos años antes, el Ayuntamiento había empezado a comprar las casas, pero la obra se retrasó más de diez años porque había un inquilino que no quería vender. De hecho, en el proyecto original sigue apareciendo esa última casa, la número 11 de la desaparecida calle de Bodegones, que comunicaba la calle Mayor con la calle Cisneros. Aunque finalmente el consistorio pudo hacerse con esa última vivienda y la plaza fue una realidad en 1902”, afirma Sánchez Moltó.

Para el cronista oficial de la ciudad “la plaza es de titularidad municipal sin ninguna duda. De hecho, en el proyecto inicial surgen problema entre Ayuntamiento y la Iglesia porque el cabildo de la Magistral defendía que algunas casas eran medianeras al templo (estaban unidas al edificio eclesiástico). Pero el alcalde de entonces, Manuel Laredo, argumentó que esas viviendas tenían luces (aberturas de ventanas) y vertían aguas al callejón de cerramiento de la Iglesia, por tanto, no formaban parte de su edificio. Superado ese problema, los Santos Niños pasó a ser plaza pública”.

Más de cien años después, en 1998, comenzaron las inmatriculaciones de la iglesia. Para Sánchez Moltó “es cierto que entonces el Ayuntamiento no reclamó la propiedad de la Plaza. Sin embargo, ahora se abre la posibilidad de una nueva reclamación. La titularidad eclesiástica no está ajustada a la historia. Esto es debido a que la adquisición de esas casas debe constar en el Archivo de Protocolos Notariales de Alcalá de Henares, que se encuentra depositado en el Archivo Regional de Madrid. Allí deberían estar las copias de los documentos originales de estas casas”.

Moltó afirma que caso distinto es la otra parte anexa a la Catedral, lo que fue el Centro Obrero Católico de Acción Social, y que no ofrece ninguna duda de que pertenece a la Magistral. “En ese terreno anejo había una vía publica, a la que sea accedía desde la calle tercia, que se incorporó al recinto de corrales de la magistral. Es un caso idéntico al de algunos corrales de la calle Mayor que antes eran vías públicas y ahora son espacios privados”, finaliza el Cronista Oficial de Alcalá de Henares.

El Ayuntamiento reclamará la Plaza de los Santos Niños

Con motivo de la nueva vía administrativa que anunció la vicepresidenta primera del Gobierno, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares en esta ocasión ha preferido no realizar nuevas declaraciones.

Pero en agosto de 2019, el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, publicaba en su perfil de Twitter que su partido, el PSOE, quiere recuperar la titularidad pública de la Plaza de los Santos Niños para el Ayuntamiento complutense y así rehabilitarla como se ha hecho con la calle Libreros o la plaza de Cervantes.

Un mes más tarde, el primer teniente de alcalde, Alberto Blázquez, explicaba que “se trata de un Bien de Dominio Público que figura como Plaza de los Santos Niños en el Inventario de Bienes del Ayuntamiento”.

Blázquez aseguró entonces que “es incomprensible que se ponga en duda la titularidad pública del espacio de la Plaza de los Santos Niños”, y añadió que “el PSOE va a realizar todos los trámites necesarios para recuperar este espacio público de todos los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares”.

Asimismo, el PSOE elevó a Pleno ese mismo año para su votación un acuerdo en el que se comprometía a elaborar un proyecto técnico para la rehabilitación integral de la Plaza de los Santos Niños y vías adyacentes, tal y como “nos comprometimos en nuestro Programa Electoral”.

Pero para que pueda realizarse dicho proyecto haría falta un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diócesis o que esta disputa se solucione en los tribunales, lo cual no sería rápido ni sencillo.

Además, aún no se ha encontrado la ciudad visigoda de Alcalá de Henares, pero se ha acreditado la existencia de restos funerarios en los alrededores de la plaza de los Santos Niños, que por entonces era el lugar por el que pasaba la calzada romana que unía Complutum con Caesaraugusta (Zaragoza). En esta época (tardorromana y visigoda) era costumbre realizar los enterramientos fuera de la ciudad, al lado de la calzada.

Así que cuando por fin se dirima el litigio y se quiera levantar la plaza para arreglarla, es probable que aparezcan restos visigodos o romanos que vuelvan a paralizar las obras.

Por tanto, todo apunta a que de momento y durante algún tiempo, tendremos que seguir contemplando nuestra querida plaza de los Santos Niños con el mismo aspecto que luce en la actualidad.

Más información