19.9 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláCon EstiloTeñirse el pelo en casa: trucos para un resultado 10

Teñirse el pelo en casa: trucos para un resultado 10

Quizá estés leyendo esto y te resulte familiar: llegas a la sección de tintes de pelo de tu tienda o supermercado habitual y te atacan las dudas. ¿Me quedará el color uniforme?, ¿seré capaz de tapar las canas o la raíz aplicándome el tinte yo sola en casa?, ¿se me estropeará el pelo con productos tan low cost?. La visión del desastre te acecha y acabas decidiendo dejar el asunto en manos de profesionales.

Pero abre tu mente: es posible hacerlo tú misma, en la comodidad de tu cuarto de baño y en el momento y horario que quieras. Además te ahorrarás muuucho dinero. Eso sí, siguiendo unas pautas básicas que hoy queremos trasladarte desde Dream Alcalá Woman.

Y es que la coloración en casa es muy sencilla y efectiva. Además, así tú decides cómo y cuándo. La mayoría de las coloraciones vienen en lo que llamamos “biberón”, es decir que haces la mezcla en una pequeña botella y es con ella misma con la que te aplicas el producto en la cabeza. ¡Sencillísimo! Atenta y adelante:

Trucos para teñirse en casa

No hagas nada drástico

Imagen relacionada

Asegúrate de mirar las muestras de la tienda para dar con el color que más se parezca al tuyo natural. A partir de ese, escoge uno que sea, como máximo, dos tonos más claro u oscuro ya que los cambios radicales no son fáciles de realizar y deberías decidirte por un salón de belleza. Si tu intención es oscurecer la melena y dudas entre dos tonos, coge siempre el más claro. Será más fácil de arreglar.

Escoge el tono que más te favorezca

Resultado de imagen de teñirse el pelo en casa

Además del color es importante dar con el tono más apropiado. Es decir, los tonos de piel fríos deberían escoger colores neutros, lejos de los rojos o dorados. En cambio las pieles cálidas estarán más favorecidas con colores dorados, miel o castaños.

Ten a mano tu kit de teñido

Resultado de imagen de teñirse el pelo en casa

Antes de comenzar con el proceso, coge todas las herramientas que te van a hacer falta y convierte tu cuarto de baño en un salón de peluquería. ¿Que qué necesitas? Toallas (mejor viejas porque las manchas de tinte no salen), una camiseta que no te importe estropear, vaselina (para aplicar en el nacimiento del pelo y evitar que se tiña), guantes, temporizador y una brocha para aplicar el color (aunque con muchos de los productos, viene) y un bol.

Comprueba que el tono es el que querías

Imagen relacionada

Si estás dudosa con el color que escogiste en la tienda, coge un mechón de pelo que no se vea demasiado y tíñelo para ver cómo te quedaría. Además no olvides comprobarlo con luz natural y no con la del cuarto de baño.

Divide tu cabello

Resultado de imagen de separar el pelo para teñirse

Para conseguir la mejor cobertura es fundamental que separes bien el cabello y apliques el producto de delante hacia atrás, tomando mechones finos. Y, si estás retocando las raíces, debes extender el color sólo en las áreas sin teñir. De lo contrario, podría superponer un tono con otro y crear el efecto «color a capas».

Mima tu melena después de teñirla

Resultado de imagen de aplicar mascarilla despues del tinte

Un cabello sano refleja mejor la luz, de modo que añadir una mascarilla a tu rutina ayudará a lucir un mejor color. Utiliza champús y acondicionadores específicos para cabellos coloreados, así evitarás que el color se transforme. En concreto, los champús violetas son perfectos para aquellas melenas que tienden a amarillear.

Y, si aún nunca has probado a teñirte en casa, mira qué sencillo lo hace la experta en belleza Isasaweis. Toma nota?