Tendencia bodas: vestidos de novia tie-dye. ¡Alucina!


Si pensabas que los vestidos de novia han sido siempre blanco roto o marfil, te equivocas. En la época medieval, remontándonos a la historia, las casamenteras solían casarse con trajes en terciopelo, seda e incluso piel con tonos brillantes.

Fue a partir del siglo XIX, con la boda de la reina Victoria con Alberto de Sajonia, cuando la tradición de casarse con un vestido blanco comenzó a ponerse de moda. Y dura hasta hoy… o al menos ¡eso creíamos!

Y decimos hasta hoy porque acabamos de quedarnos a cuadros al ver la nueva tendencia en vestidos de novia: blancos con detalles de color desteñidos en falda e incluso en cola. Se trata de la técnica de degradé o también llamada tye-dye (aquí te hablamos de ella). Mediante la inmersión de la prenda se consigue teñir la zona que queramos creando un degradado de más oscuro a más clarito.

¿Imaginas la cara de tu chico y de los invitados al aparecer con un diseño como los que te mostramos a continuación? La boca abierta es poco. Ficha los modelos más top y… ¡atrévete!

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: