35.4 C
Alcalá de Henares
Dream Alcalá Con Estilo Los dolores crónicos disparan el consumo de analgésicos opioides sintéticos

Los dolores crónicos disparan el consumo de analgésicos opioides sintéticos

El consumo de analgésicos opioides se ha incrementado de forma muy importante en los últimos años en España –algunas fuentes hablan, en el caso del fentanilo, uno de los que más se recetan, de un aumento del consumo del 248% entre 2004 y 2014 -.

El catedrático de la UAH y experto en dolor, Cecilio Álamo, opina, no obstante, que no se está produciendo un abuso en la prescripción de este tipo de medicamentos y el incremento obedece al alto porcentaje de población que padece dolor crónico (fundamentalmente dolores articulares de duración prolongada (entre 9 y 11 años).

Este tipo de opioides se utiliza en España para tratar a pacientes con dolor agudo y crónico y también en anestesias y para pacientes oncológicos.

Según Álamo un 20% de la población española ‘que camina cada día por las calles’ padece de dolor crónico y, cuando es agudo, lo que ocurre en un alto porcentaje de los casos, la solución pasa por la prescripción de analgésicos más o menos potentes dependiendo de las patologías.

‘Son dolores que producen una pésima calidad de vida, una gran incapacidad de rendimiento laboral y un gran sufrimiento. De hecho, en España, uno de cada 3 pacientes con dolor crónico no oncológico sufre también depresión. Y no es de extrañar, porque el dolor produce un estrés continuado.’

El profesor de la UAH considera que en nuestro país no se está produciendo un abuso en la prescripción de opioides sintéticos. ‘Las recetas de fentanilo están perfectamente controladas. Hay unas directrices sobre cómo se tienen que utilizar marcadas en 2015 por el Ministerio de Sanidad y, si las seguimos, los problemas van a ser mínimos. Eso sí, hay que educar a los pacientes, enseñarles cómo deben usarlos’.

Agrega que ‘la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios no ha detectado ningún mercado negro de fentanilo –como sí ocurre en países como Estados Unidos- y los controles son muy exhaustivos. En ninguna farmacia entregan este analgésico si no es con receta médica específica para estupefacientes’.

Los efectos adversos de este tipo de opioides también están muy delimitados: ‘cuando la dosis está por encima de la recomendable se produce una sedación excesiva y puede haber depresión respiratoria. También en muchos pacientes produce estreñimiento, por eso sobre todo al principio del tratamiento se recomienda una dieta rica en líquidos’.

La recomendación general para los pacientes que estén tomando este tipo de medicamentos es que deben seguir cuidadosamente las pautas, dosis y forma de empleo que les indica su médico y, en caso de dudas, consultarlo con el facultativo o con el farmacéutico, que también está preparado para dar la información correcta. ‘Si lo hacen así los problemas serán mínimos y los beneficios máximos’.