Para estos días de “veroño”, un buen tazón de leche con cereales mientras ves la lluvia por la ventana parece un buen plan. Pues, nada más lejos de la realidad.

En ciudades como Londres o Nueva York la escena de un montón de jóvenes de entre 20 y 30 años que esperan bajo la lluvia su turno para disfrutar del último manjar hipster es algo habitual.

Pero, ¿por qué se han puesto de moda este alimento tan sencillo? Los nostálgicos hablan de sabores de los años 80 y 90, los que vivieron en el extranjero hablan de recuerdos de otros tiempos y desayunos en inglés. Los que no vivieron ni una cosa ni otra parece que se trata de darse un capricho azucarado. ¡O eso imaginamos!

Los hay para todos los gustos. Desde los clásicos de arroz inflado o los cornflakes al último hit foodie: los cereales Oreo (que de innovación no tienen nada ya que en Estados Unidos revolucionaron el mercado a finales de los años 90… y en plena ola de éxito los retiraron).

Eso sí. La mayoría de las influencers foodies prefiere alternativas más saludables como la quinoa inflada o la granola casera. Instagram también ha tenido un papel fundamental en la expansión de los desayunos healthy, sustituyendo los bols de cereales con leche por smoothies o boles de açai repletos de antioxidantes.

Sea cual sea la variedad que elijas, los cereales y una taza de leche o bebida de avena, forman el desayuno ideal para conectar con tu infancia, tener energía y disfrutar de tus sabores preferidos sin sacrificar tu dieta. ¿Quién se puede resistir a algo así?

 

Desde el 25 de mayo hemos actualizado nuestra forma de comunicarnos contigo a causa de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si ya no has recibido ningún correo nuevo o quieres comenzar a recibirlos, suscríbete y recibe gratis en tu buzón las últimas noticias de Alcalá:

Suscríbete a Dream Alcalá

Nos encantaría conocer tu opinión: