Euro vs Dólar


Una vez llegues a España, antes o después tendrás que comprar algo. Por desgracia, airear un par de billetes de veinte dólares no te servirá de nada en España, lo que significa que tienes que ponerte las pilas con el euro.

Lance Rosina, Pennsylvania, EE.UU.

En primer lugar, probablemente la mejor idea sea hacerse con algunos euros antes de llegar a España (llama a tu banco y averigua en qué sucursal puedes convertir dólares a euros) de esa manera no tendrás que cambiar moneda en el aeropuerto a tu llegada, algo especialmente interesante  ya que no te ofrecerán los mejores tipos de cambio.

Ese es el punto siguiente, los tipos de cambio. Por desgracia para los estadounidenses en este momento el dólar no es tan fuerte como el euro, lo que solo significa una cosa, los euros te costarán más. En este momento, para comprar un euro tendrás que pagar aproximadamente  1,35 dólares, así que prepárate para este tipo de cambio y vigílalo porque cambia a diario.

Y esto nos lleva al siguiente punto, retirar dinero mientras estés aquí en España. Aunque en los Estados Unidos es normal que cualquier establecimiento acepte tarjetas de crédito, en España no todas las tiendas las aceptan. Especialmente para compras inferiores a 10 Euros, como por ejemplo los bares y tiendas más pequeñas. Por esta razón, llevar encima dinero en metálico es más que aconsejable.

Billetes de Euro
Billetes de Euro
Monedas de Euro
Monedas de Euro

Conseguir dinero es muy sencillo porque encontrarás muchos cajeros automáticos por todas partes y funcionan de la misma manera que en los EE.UU. (¡incluso puedes usarlos en inglés si lo necesitas!). Sin embargo, deberías consultar las tasas de cambio de dólares a euros con el banco local antes de de realizar el cambio, porque puede que te cueste alrededor de 10 dólares. Esto significa que cuando vayas a retirar dinero tiene mucho sentido retirar el máximo para evitar cargos innecesarios. También podría ser una buena idea buscar bancos que no cobren cargos en los cajeros automáticos de Europa (yo encontré que Charles Schwab no cobra nada, así que abrí una cuenta corriente con ellos para evitar comisiones en el extranjero).

Por último, las facturas y el dinero en sí son diferentes de la de los EE.UU. Los billetes tienen valores de 500, 200, 100, 50, 20, 10 y 5 euros. Así es, el billete de menor valor es el de 5 euros. ¡Aquí no hay billetes de 1 euro! Después de 5 Euros, en Europa se pasa a las monedas (2 euros, 1 euro, 0,50 euros, 0,20 euros, 0,10 euros, 0,05 euros, 0,02 euros y 0,01 euros). Esto significa que el tarro de monedas tan habitual en muchas partes de América aquí adquiere otro sentido, ¡porque su contenido aquí sí tiene valor! Muchas veces me he visto saliendo por la noche y pagando solo en monedas.

Aunque el dinero es diferente, es muy cómodo porque se utiliza en la mayor parte de Europa (si tienes planeado viajar, solo tienes que mirar a los países del euro para asegurarte que no tendrás que cambiar de nuevo).

Si te preparas con tu banco antes de salir y tienes en cuenta las tasas de cambio, acostumbrarte al euro no te supondrá ningún problema.

¡Es posible que incluso te resulte más fácil que el dólar de Estados Unidos!

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: