El truco definitivo para saber si un aguacate está en su punto

La verdad es que, desde hace ya mucho tiempo, los aguacates dejaron de ser un producto exótico y pasaron a formar parte de la lista de ingredientes más o menos habituales para animar una ensalada, improvisar una tostada o preparar un guacamole, por ejemplo. Está rico, es colorido y además muy sano. ¿Qué puede salir mal?

El aguacate es un alimento estrella. Y es que, además de sus numerosos beneficios, se puede incorporar a un montón de recetas pero, a veces, no es sencillo saber si un aguacate está en su punto perfecto para consumirlo.

Acertar con su punto de maduración es bastante complicado. El color -cuanto más oscuro más maduro- es una gran pista, y también lo duro o blando que esté. Pero tampoco es cuestión de empezar a apretar todos los aguacates de la frutería hasta dar con uno a nuestro gusto.

Te damos las claves para saber si un aguacate está maduro.

1. Color

Resultado de imagen de aguacate

Es uno de los factores fundamentales para conocer la madurez de un aguacate. Es cierto que existen diferentes variedades de aguacates y puede haber variaciones, pero en los que consumimos más habitualmente se puede decir que, si la piel está verde no está aún maduro y si tiene una tonalidad oscura, casi negra estamos ante un aguacate maduro.

2. Tacto

Resultado de imagen de aguacate tacto

Sin embargo, es mejor no dejarnos llevar solo por la apariencia y el color. Otra prueba para determinar si un aguacate está maduro o no es el tacto. Si nos colocamos el aguacate en la palma de la mano y presionamos la cáscara suavemente pueden pasar dos cosas: que la piel no ceda nada a la presión, señal de que no está aún maduro, o que la cáscara se hunda ligeramente, prueba de que está maduro. Si la cáscara se hunde demasiado y notamos el aguacate muy blando es porque está pasado, descártalo.

3. Tallo

Resultado de imagen de aguacate tallo

Y otra clave para elegir un aguacate maduro y completar así el “examen”, es quitar el tallo. Si podemos quitarlo sin dificultad, el aguacate está maduro. Si, por el contrario, no podemos quitarlo sin esfuerzo, el aguacate no está aún en su punto. Además, si al quitar el tallo, el color que se aprecia debajo es el verde característico de la carne del aguacate, es buena señal, pero si el color que se aprecia es oscuro, el aguacate está pasado. Interesante, ¿verdad?