Alcalá de Henares se libra de las plagas de mosquitos y mosca negra

La ciudad de Alcalá de Henares, en la persona de su concejal de Medio Amiente Alberto Egido, se ha reunido con otros municipios del Corredor del Henares -Velilla de San Antonio, Mejorada del Campo, Arganda del Rey, Torrejón de Ardoz, Coslada, San Fernando de Henares y Rivas- en la localidad vecina de San Fernando para tratar el problema que supone la mosca negra o simúlido en las riberas del Henares, un problema típico del verano para los vecinos.

Si bien Alberto Egido explicó cómo en la ciudad complutense actualmente no hay de qué preocuparse ya que en Alcalá no se da un caso desde 2011. El motivo es la prevención con la que el consistorio aborda esta cuestión desde hace años.

“Aunque no se han detectado incidencias asociadas a la mosca negra desde 2011 en Alcalá, al ser un problema común para los municipios de la ribera del Henares, apoyamos la iniciativa, por solidaridad y corresponsabilidad hacia el resto de municipios” apuntó Egido.

Según esta mesa de trabajo el método más efectivo es la actuación en las riberas de los ríos, pero para poner en marcha esa media los Ayuntamientos se han encontrado con poca o ninguna colaboración de las administraciones que ostentan las competencias en esta materia: Comunidad de Madrid y Ministerio de Medio Ambiente.

Precedentes en Alcalá

En Alcalá se empezó a detectar una incidencia significativa de picaduras por simúlidos en el año 2009, la cual continuó en año 2010.

En el 2011 se iniciaron los tratamientos larvicidas en el río con tratamiento biológico con el Bacillus thuringiensis israelensis serotipo H 14. De esta forma, se redujeron los avisos por mosquitos de 110 en 2009 y 70 en el 2010, a 7 avisos en el 2011.

Los siguientes años se ha continuado con los tratamientos larvicidas en el río y la incidencia de picaduras por simúlidos se ha mantenido baja. Este tratamiento con Bacilllus es inocuo para plantas, vertebrados y para la gran mayoría de los invertebrados, presentando acción larvicida específica por ingestión para dípteros simúlidos y mosquitos culícidos.

El tratamiento se realiza en tres puntos del río, realizándose una evaluación de la presencia de larvas de simúlido a través de muestreos en la vegetación (aguas abajo de los puntos de aplicación) previo al tratamiento y tras el tratamiento, ajustando dicho tratamiento racionalmente a los datos del muestreo previo, y evaluando la eficacia en base a la comparación de ambos valores. Se realizan tratamientos mensuales durante los meses de mayor proliferación de larvas (6 tratamientos mensuales entre los meses de abril y septiembre).

Incidencias en centros de salud

En cuanto a la incidencia detectada en los Centros de salud de Alcalá de Henares, actualmente la incidencia es baja, y en este sentido no hay establecido un sistema de alerta específico por parte del Área III de Salud Pública de Alcalá de Henares.

En contraste en el término contiguo del municipio Torrejón de Ardoz, han tenido una elevada incidencia de picaduras por simúlidos en los últimos años. En su caso combinan el tratamiento larvicida con Bacillus, junto con el corte de parte de la vegetación subacuática que sirve de reservorio para las larvas y pupas.