Dos cazadores de Alcalá cambiarán por una multa la pena de cárcel por enterrar viva a su perra

Según informa el diario ABC, El Juzgado de lo Penal número 1 de Alcalá de Henares condena a dos meses de prisión a dos cazadores, J.L.G.M y F.C.P, por disparar y enterrar viva a su perra en 2009. Sin embargo ‘dilaciones indebidas en el prodecimiento’ permitirán que los maltratadores cambien su pena de cárcel por una multa de 600 euros.

La juez considera probado que los dos condenados, vecinos de Alcalá, actuaron de común acuerdo para deshacerse del animal, una perra de raza mestizo de Teckel, que pertenecía a F.C.P y que ya no servía para la caza.

Entre los días 28 y 29 de enero de 2009, los cazadores trasladaron a la perra hasta una finca situada junto al camino Prado Carniceron y le dispararon en el cráneo, causando al animal lesiones hemorrágicas que dieron lugar a una disfunción neurológica, señala el texto de la sentencia.

Al parecer fue una persona que estaba en las cercanías del lugar fue quien encontró al animal aún vivo y consciente. Sin embargo el veterinario que acudió a la urgencia determinó una ‘eutanasia compasiva’ debido a la gravedad de sus lesiones.