Consejos para decorar casas pequeñas. ¡Manos a la obra!


¿Has comenzado a amueblar tu casa y te agobias porque no cabe todo lo que necesitas? Tenemos la solución: cambiar un poco el chip.

Y es que las casas pequeñas pueden provocar un efecto de ‘amor a primera vista’ o proporcionar un extraño dolor de cabeza con solo pensar en su decoración.

Sin embargo, vestir sus interiores para conseguir un aspecto envidiable y hacer que parezcan más grandes es más fácil de lo que imaginas. Solo has de conocer ciertos trucos que pueden ayudarte a conseguir transformar tus reducidas habitaciones en espacios donde reine la amplitud y la ligereza visual, ambientes que inviten a ser disfrutados sin que los metros disponibles supongan un hándicap.

Cierto es que amueblar de forma convencional a menudo ocupa demasiado espacio, sin embargo con estos pequeños trucos, será coser y cantar y el resultado te encantará.

1. Mesilla de noche, no gracias

En casas pequeñas, mejor decir adiós a las mesillas de noche. Y es que además de ocupar demasiado espacio, el hecho de tener que poner dos y a juego, crea un efecto visual sobrecargado. Prueba a sustituirlas por una pila de libros o de revistas de moda e incluso por una silla que luego pueda servirte para sacar al salón o al comedor cuando tengas invitados. ¡Dos funciones en una!

2. Los muebles, mejor sobre patas

Los muebles que llegan al suelo ocupan un efecto visual sobrecargado. Si colocas muebles que se sostengan sobre sus patas conseguirás que se vea el suelo a través de ellos y, a su vez, que las estancias parezcan más grandes.

3. Apuesta por las transparencias

Todo lo que deja ver a través es tu aliado. Lámparas de cristal, estanterías con baldas sin llenar, mesas de metacrilato, espejos… Darán sensación de más espacio a la habitación en cuestión.

4. Adiós a las mesas de centro

A lo de cambiar un poco el chip nos referimos en detalles como este. Un salón no tiene por qué tener una mesa de centro para ser atractivo. En los salones de dimensiones reducidas es mucho mejor utilizar unos taburetes en medio de los sofás o incluso una pila de revistas como te hemos contado para sustituir a las mesillas de noche.

5. Evita los complementos

A la hora de poner las cortinas, deja de lado los estores y paneles japoneses y opta por cortinas o visillos blancos o semitransparentes. Conseguirás una sensación visual más amplia. Y, sobre las alfombras, ponlas solo si la estancia es demasiado fría. Restan espacio.

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: