Cervantes: historia de un soldado de los Tercios en la mar


Don Miguel de Cervantes fue soldado entre 1569 y 1584, y como tal participó en numerosas acciones de guerra, sufrió heridas y padeció un largo cautiverio en África, durante el cual demostró un coraje y una fortaleza de ánimo realmente extraordinarios.

Antes y después de esa dura experiencia, combatió siempre en la mar o desde la mar defendiendo los intereses de la Corona española en el Mediterráneo y en el Atlántico.

El origen de la Infantería de Marina Española, la más antigua del mundo, data de esta época y de la necesidad de asignar de manera permanente algunos de los Tercios de la infantería española a las flotas y armadas.

Cervantes fue soldado de mar. Si bien se ha dudado de su participación en el socorro de Chipre de 1570 como soldado del Tercio de don Miguel de Moncada, es en cambio célebre su intervención al año siguiente, encuadrado en el mismo Tercio a bordo de la galera Marquesa, en la victoria de Lepanto del 7 de octubre de 1571, dirigida a frenar el avance otomano en el Mediterráneo.

Uniforme de los Tercios en Lepanto y pintura de la Batalla (Casa de la Entrevista 50 aniversario BRIPAC)

Sus compañeros relataron después cómo en esa jornada, a pesar de estar enfermo, decidió combatir porque más quería morir peleando por Dios y por su rey que no meterse so cubierta.

En 1572, restablecido de las heridas producidas en la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros, fue asignado a la compañía de don Manuel Ponce de León, del Tercio de don Lope de Figueroa, el Tercio de la Armada, que absorbió al de Moncada.  Con él actuó en la efímera reconquista de Túnez, que volvió perderse unos meses después junto con la fortaleza de la Goleta.

En 1575, cuando regresaba a España para solicitar el mando de una compañía, fue apresado por corsarios argelinos que le mantuvieron cautivo durante cinco años.

Imagen de Cervantes peleando en Lepanto a bordo de la Marquesa
Imagen de Cervantes peleando en Lepanto a bordo de la Marquesa

Tras cuatro intentos de fuga y cuando estaba a punto de ser trasladado a Constantinopla con dos cadenas y un grillo, fue liberado y pudo regresar a España. Llevó entonces a cabo una comisión reservada en Mostagán y Orán, y al año siguiente participó en la campaña de Portugal, con ocasión de su incorporación a la monarquía de España.

Su intervención con el Tercio de don Lope de Figueroa en la victoria naval de la isla de San Miguel, en las Azores, es discutida y, de ser cierta, constituiría su última campaña. Aun así, desde 1584 hasta la década de 1590 siguió vinculado a la marina, esta vez como aprovisionador de la Armada del Mar Océano y de la Gran Armada.

Exposición en el Museo Naval de la Armada
Exposición en el Museo Naval de la Armada

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: