AVE, la alta velocidad española


Nick Heitkamp, Indiana, EE.UU.

AVE, la alta velocidad española es el tren de alta velocidad español. Descubre por qué es la mejor manera de viajar entre las principales ciudades de España.

España, y Europa en general, es conocida en todo el mundo por sus espectaculares medios de transporte público. Los autobuses urbanos y redes de metro se integran en diversas ciudades de España y son muy accesibles para el turista. Muchos países de Europa comparten el lujo de tener un gran sistema de transporte público, pero hay un aspecto importante que diferencia a España de la mayoría. Se llama AVE o Alta Velocidad Española y es un ferrocarril de alta velocidad inaugurado en 1992 que conecta muchas de las principales ciudades de España.

En junio de 2013 se anunció que el AVE tenía la red de alta velocidad más extensa de toda Europa, y la segunda del mundo solo después de China. Los trenes puede alcanzar velocidades máximas de 310 km/h (193 mph), de forma que es posible ir de Barcelona a Madrid, y de Madrid a Sevilla en una tarde. Por esta misma razón es muy popular entre los empresarios españoles y europeos.

AVE - Interior de un vagón

El AVE es muy diferente de los trenes convencionales españoles fundamentalmente por tres aspectos. El primero es el obvio, la velocidad. El segundo elemento diferenciador es la comodidad. Un tren normal que vaya de Madrid a Barcelona tiene los asientos muy cercanos unos a otros, lo que deja poco espacio personal. Debido al aumento de personas también hay un aumento de ruido, y en última instancia una disminución de la comodidad en general. Sin embargo, el AVE tiene asientos muy grandes y cómodos que permiten viajar relajado sin que otros pasajeros invadan tu espacio personal. La característica más notable de comodidad que exhibe el AVE es el suave movimiento del propio tren. No notarás golpes ni traqueteos. De hecho, te sentirás como si estuvieses flotando. Por último, la tercera diferencia respecto a los trenes convencionales es por supuesto el precio. Según la hora a la que quieras viajar y la antelación con que reserves el billete, el precio del AVE puede ser muy superior al de un tren convencional. Por lo tanto, la decisión en último caso depende de la relación comodidad/velocidad frente a coste.

Desde el punto de vista del turista, el AVE tiene ventajas y desventajas. Disminuye el tiempo del viaje, lo que permite estar más tiempo en la ciudad de destino. Pero por otro lado los gastos del viaje aumentan, lo que normalmente suele ser un punto en contra. Además, hay que tener en cuenta una serie de detalles extra si quieres viajar en el AVE. Para empezar, deberías llegar antes al AVE que a un tren convencional, porque tendrás que atravesar mayores medidas de seguridad. Por otro lado, si quieres aprovechar la noche para viajar puede que no te merezca la pena llegar tan rápido, sobre todo si pretendes ahorrarte una noche de hotel. Pero si viajas por el día te permitirá aprovechar al máximo tu tiempo en la cuidad de destino, lo que hará que el dinero gastado finalmente sí haya merecido la pena.

En resumidas cuentas, si te lo puedes permitir, usar el AVE te reportará otro fantástico recuerdo de tu visita a España.

 

Más información:

 

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: