Lugares

Capilla de San Ildefonso

Capilla de San Ildefonso

La Capilla de San Ildefonso es un magnífico edificio anexo a la Universidad de Alcalá. Contiene el sepulcro del Cardenal Cisneros y su visita es obligada.

This text is also available in English

La Capilla de San Ildefonso ha pasado por tantos avatares como la propia Universidad desde el siglo XVI. Contiene el sepulcro monumental del fundador, el Cardenal Cisneros, pero también los de otros muchos ilustres personajes.

La Capilla de San Ildefonso se construyó como iglesia de la Universidad, en concreto del Colegio Mayor del mismo nombre.

Construida entre 1500 y 1520 por Pedro de Villaroel a partir del diseño de Pedro Gumiel, el arquitecto de la Universidad, esconde tras su sencilla fachada un interior completamente restaurado de gran atractivo y belleza.

El sepulcro vacío del cardenal Cisneros

La Capilla de San Ildefonso está hecha de una sola nave y en ella destaca sobre todo el imponente sepulcro del Cardenal Cisneros con la escultura de su figura en posición yacente, un mauseolo hecho en mármol de Carrara que es uno de los máximos exponentes de la escultura funeraria renacentista. Estaba rodeado por una bella reja, de la que sólo quedan algunos restos guardados en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, aunque el escudo de Cisneros que la adornaba se encuentra en la Catedral Magistral.

Curiosidad
La anécdota que alberga el sepulcro es que está vacío, pues los restos del cardenal Cisneros no se hallan dentro, sino bajo una sencilla lápida en la Catedral Magistral.

Tanto la reja como el sepulcro vacío son las pistas que te hablan de su azarosa historia, como en tantos monumentos alcalaínos y españoles a lo largo de siglos y avatares de vida. La Capilla de San Ildefonso se levantó unos treinta años antes de que se construyese la fastuosa fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso, sede de la universidad.

Dicha fachada en principio era de ladrillo y tuvo un gran deterioro durante los siglos XVIII y XIX, y fue subastada públicamente después de la desamortización de los bienes religiosos en 1836.

Durante la Guerra Civil volvió a sufrir grandes daños al ser usada como cuartel de tropa, al igual que la Catedral Magistral, adonde tras la venta de la Capilla se habían llevado el sepulcro, la reja que lo rodeaba y los restos del Cardenal. En 1937 todo se llevó al Museo Arqueológico Nacional, y tras la guerra, más de veinte años después, al hilo de que en la Universidad se instaló el Instituto Nacional de Administración Pública, el sepulcro volvió a la Capilla de San Ildefonso, pero los restos no. Estos habían sido guardados por el Obispado de Madrid y no volvieron a Alcalá hasta 1977, pero a la Magistral, donde siguen enterrados.

Las campanas ausentes

La Capilla de San Ildefonso fue comprada por el conde de Quinto tras la desamortización religiosa a mediados del siglo XIX. Este conde fue el autor en Alcalá de Henares de un auténtico expolio, al llevarse todo tipo de objetos artísticos y arquitectónicos adonde le pareció conveniente.

La fachada de la Capilla destaca por su austeridad pero más por la espadaña que la corona, con tres huecos para campanas, y en la que se asientan varios nidos de cigüeñas, de tal forma que se ha convertido en una estampa típica de la ciudad.

Precisamente, en esos huecos de la españada había tres campanas. Hechas con el bronce los cañones tomados por el cardenal Cisneros al ganar la batalla de Orán, en 1509, y  que el conde de Quinto se llevó a su finca aragonesa. Las campanas acabaron, una en el colegio de los Escolapios de Caspe, en Zaragoza, y las demás en otros pueblos.

Este expolio y otros que realizó el conde condujeron a que se formase la Sociedad de Condueños, un grupo de vecinos alcalaínos que unió sus fuerzas y dinero para comprar la Capilla de San Ildefonso y otros inmuebles. Todos los alcalaínos les debemos una gratitud eterna por su gesto, puesto que gracias a ellos muchos de esos edificios han llegado hasta nuestros días.

El desconocido cuarto patio

La Capilla de San Ildefonso ha disfrutado de una nueva restauración recientemente. Si la visitas, además del sepulcro del cardenal podrás admirar todo el interior. Desde los artesonados de madera de los techos a las yeserías o relieves en sus blancas paredes, de una filigrana muy llamativa, o las vidrieras emplomadas y unas pinturas murales hasta ahora desconocidas. En todo ello se aprecia el llamado estilo Cisneros,  que combina el mudéjar, el renacentista y el gótico tardío.

Una de las pinturas que había en la Capilla, es “La imposición de la casulla a San Ildefonso”, de Juan de Borgoña, que llegó a ser propiedad del magnate estadounidense Algur Meadows, quien la donó en 1962 a la Universidad de Dallas.

La Capilla de San Ildefonso contó con ocho capillas menores en los dos laterales, en las que se enterraron a numerosos y prestigiosos personajes relacionados con la Universidad, como su propio arquitecto, Pedro Gumiel, el gramático Antonio de Nebrija, y otros muchos, como el médico de Felipe II, Francisco Vallés, llamado “el Divino”, y cuyos restos precisamente se han encontrado en esta última rehabilitación, dentro de una urna de plomo en una de las paredes.

Dentro de la citada última restauración destaca el acondicionamiento del patio que existe entre la Capilla y la Universidad, el Patio de las Lenguas, mucho menos conocido que los tres que forman el eje del Colegio Mayor de la Universidad, en el que hubo un claustro en el siglo XVII, cuyos cimientos se han encontrado ahora.

A él se puede acceder tanto desde el primer patio universitario, el de Santo Tomás de Villanueva, por una puerta a la derecha tal como se entra en él, como desde la propia Capilla. Es pequeño, silencioso y de proporciones armónicas. ¡Un tesoro a descubrir!

Más información:

Información de interés:

  • Dirección: C/ Pedro Gumiel, 2

 

Horario de visitas

  • De martes a domingo y festivos: 11:50, 12:50, 13:50, 14:50, 16:30, 17:50 y 18:50 pm. (unos 20 min.)
  • Visita guiada: €2,50 p/p (existen descuentos y entradas combinadas).
  • Servicio ofrecido por la Universidad de Alcalá – UAH.
  • Tel:+34 91 885 64 87
  • Tel:+34 91 885 41 15
  • visitas.guiadas@uah.es
  • Web: visitas.uah.es

 

Accesos desde Madrid

  • Cercanías Renfe C-1, C-2 y C7A.
  • Bus nº 223 (salidas desde el intercambiador de Avenida de América).

 

En vídeo:

Dónde está


Ver mapa más grande


Nos encantaría conocer tu opinión:


Suscríbete a nuestro boletín de noticias:

Introduce tu correo y te enviaremos gratis nuestras mejores noticias a tu buzón.
Podrás darte de baja cuando quieras.