Dream AlcaláNoticiasEl nuevo Bus-VAO de la A-2 será una realidad a mediados de...

El nuevo Bus-VAO de la A-2 será una realidad a mediados de 2018

El Gobierno de España, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid suscribieron el pasado mes de noviembre el convenio marco para desarrollar a lo largo de 2018 el nuevo carril Bus-VAO en la A-2 que supondrá un ahorro de 500.000 horas de viaje en transporte público y de 900 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Este protocolo para la mejora de la accesibilidad del transporte público de viajeros a Madrid en la autovía A-2 busca dotar a la carretera de la infraestructura necesaria para permitir el uso exclusivo del carril izquierdo en hora punta para vehículos tipo autobús, V.A.O, motocicletas y otros que así se considere conveniente para la gestión de este carril, llevándose a cabo una “explotación inteligente de la carretera”; señalización horizontal/vertical, identificación del carril reservado mediante un baliza luminosa, sistemas ITS: cámaras, aforadores y paneles de señalización variable, cuya operación se integrará con los sistemas ya existentes en la vía.

El 5 de abril el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó el nuevo Plan Integral de Mejora del Núcleo de Cercanías de Madrid para el periodo 2018-2025 que abordará la modernización de la infraestructura ferroviaria y la incorporación de nuevo material rodante, además de una nueva conexión directa entre Alcalá de Henares y las futuras estaciones de Canillejas y Avenida de América.

Este Plan Integral también contempla el carril Bus-VAO de la A-2, la remodelación del nudo de Eisenhower y el estudio de una conexión de la A-1 con la A-2 independiente del actual a través de la M-50.

19 kilómetros entre Alcalá y Avenida América

Según el Plan, la A-2 contará con un carril bus-VAO de 19 kilómetros de longitud entre el corredor del Henares y la Avenida de América, que empezaría a funcionar hacia mediados del 2018.

Será un carril dirigido para los autobuses del transporte público, motocicletas y vehículos de alta ocupación, cuyo recorrido se extenderá desde avenida de América a Alcalá de Henares con cuatro puntos de entrada: Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Coslada-San Fernando y Canillejas.

El carril partirá a la altura de la M-300, entre los municipios de Alcalá y Torrejón para finalizar en el intercambiador de Avenida de América.

A diferencia del Bus-Vao de la autovía A-6 (carretera de La Coruña), en este caso «no existirá separación física entre este carril y el resto de carriles de la calzada», explica la Comunidad de Madrid. En esta ocasión el nuevo Bus-VAO usará el tercer carril ya existente de la A-2.

Así lo explicó en noviembre el gerente del Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid, Alfonso Sánchez, que remarcó que el trazado es el mismo que usa la carretera e implica un coste «ajustado», de 15 millones de euros.

Aún así, el Consorcio se atreve a decir que más de 15.000 usuarios se podrán beneficiar de un ahorro de hasta 15 minutos en un trayecto de 40 minutos. Con estas cifras estiman que aumente en un 15% la cifra de usuarios que dejarán el coche en casa para subirse al autobús.

Más información