15.7 C
Alcalá de Henares
Dream Alcalá Noticias Buenas noticias Eva Alonso, directora de Juventudes Musicales: ¿Necesitas razones para hacer música?

Eva Alonso, directora de Juventudes Musicales: ¿Necesitas razones para hacer música?

La Escuela de música Musicaeduca Juventudes Musicales es una entidad alcalaína creada para la difusión y formación musical, fundada en 1967. Si buscamos un ejemplo de superación en todos estos años sin duda lo encontramos en esta entidad, a la que le fue otorgada la medalla de plata de la ciudad al cumplir los 50 años de actividad ininterrumpida.

Hablamos con Eva Alonso, su directora, y le planteamos 10 preguntas que tratan de encontrar las razones que puedes tener para vivir la música o iniciarte en ella.

¿Cuál es el secreto para seguir al pie del cañón después de tantos años?

Sin duda, la gran vocación por la música del magnífico equipo humano que trabaja aquí y el ánimo permanente de renovación y búsqueda de la excelencia en todos los programas que desarrollamos.

Vuestra actividad es principalmente la formación musical, ¿es vuestro único objetivo?

La música forma parte de la vida de todos, incluso antes de nacer. Seamos niños, adolescentes o adultos, vivimos la música como parte esencial de nuestro día a día pues nos entretiene, nos da energía, nos aporta felicidad, emoción, consuelo… siempre nos acompaña sea cual sea nuestro estado de ánimo.

La formación musical es algo muy amplio, puesto que no solo consiste en aprender a tocar un instrumento. Cuanto mejor conocemos este Arte, encontramos más estilos musicales que nos gustan, y disfrutamos mucho más de cualquier tipo de música. Si además podemos participar tocando, cantando o marcando ritmos, la vivencia interior es mucho más completa y satisfactoria. Además, esto nos permite disfrutar mucho más como oyentes, y poder crear público y aficionados es otro de nuestros grandes objetivos. De paso, también descubrimos nuevos talentos, son muchos los niños que han pasado por nuestras aulas a los que descubrimos capacidades musicales extraordinarias, lo que nos permite poder orientarles tanto a ellos como a sus familias y muchos ya son grandes profesionales o concertistas.

En definitiva, promover y difundir la música es nuestro principal objetivo y esto lo conseguimos con formación, programando actos culturales, talleres, fomentando y apoyando agrupaciones musicales y organizando conciertos.

Hablas de estilos musicales, ¿trabajáis todo tipo de música?

Desde nuestras clases de estimulación musical para bebés procuramos que escuchen un poco de todo. Bien es cierto que la selección la hacemos en función de la edad y dificultad musical, pero nos encantan los contrastes y animamos a los alumnos a que no se encasillen en un estilo concreto.

Ya en las clases de instrumento, también encontramos profesores especialistas en diferentes estilos, por lo que los alumnos tienen la oportunidad de probar y elegir el estilo que más les gusta.

¿Podrías decirnos cuáles son las pautas para aprender música?

En primer lugar hay que fomentar el gusto por la música, cuando un alumno está motivado es una esponja que absorbe impaciente todo lo que le ofreces, pronto lo interioriza y desea sacarlo aportando y expresando su propia versión.

Nuestra función es también saber guiarle progresivamente, si no es así se puede generar frustración por querer abarcar cosas a las que aún no está preparado. Cuando se siguen los pasos correctos, se disfruta cada logro, y de esas sensaciones satisfactorias es de lo que podemos sacar los mejores resultados y la predisposición a aprender.

Pero, la música requiere disciplina y en ocasiones es duro obtener resultados…

Por eso es fundamental la motivación. Cuando estás motivado aceptas marcarte un objetivo y luchas por lograrlo. Claro que en el camino a veces nos cansamos, pero lo que aprenden los alumnos es que merece la pena, no hay nada más satisfactorio que disfrutar de tu música y poder compartirla.

Esto además es una lección de vida: nosotros comparamos mucho la música con la disciplina y el esfuerzo del deporte, y está más que probado que las personas acostumbradas a perseguir metas son mucho más eficientes en los estudios y en el mundo laboral.

Entonces, ¿cuáles serían las razones para animar a los niños y a nosotros mismos a hacer música?

Las ventajas de aprender a tocar un instrumento son cognitivas, motrices, emocionales y ayudan a desarrollar el intelecto,  esto es bueno a cualquier edad. Hay muchos estudios que muestran cómo los niños que aprenden música tienen mejores notas en el colegio, son más autosuficientes, más ordenados y están más motivados.  La música y el lenguaje se procesan en las mismas áreas del cerebro, por tanto a más habilidad musical, más habilidad lingüística y esto es útil tanto si de niño estás aprendiendo a hablar como si de mayor estás aprendiendo otros idiomas.

Cuando aprendes a tocar un instrumento, vas superando pequeñas dificultades y con ello mejoras la capacidad de resolver problemas, esto fortalece la confianza y la autoestima, así como la inteligencia matemática.

Cuando tocas, mantienes ocupado cuerpo y mente, favoreciendo el control de tu propio cuerpo y las emociones.

La música también se basa en aprender a escuchar, que aplicado a cualquier ámbito de la vida nos hace tener mejores competencias sociales, algo que es muy importante desarrollar tanto en edades tempranas como en adolescentes y adultos.

A la hora de tocar, coordinamos el movimiento, la vista, la escucha… sentimos lo que hacemos y aportamos algo nuestro, esto a la larga favorece enormemente la imaginación y la creatividad, así como la agilidad mental. Todo ello no es posible sin ejercitar la concentración, una habilidad que se desarrolla especialmente con la formación musical.

Y ¿qué dirías que aporta la música en estos momentos tan difíciles que estamos viviendo?

Una de las cosas terribles que está teniendo la pandemia es el aislamiento social que estamos viviendo. Las personas necesitamos comunicarnos, sentir, reír, llorar, abrazar, tocar… y si no ponemos medios para poder expresar nuestros sentimientos podremos lamentar otras consecuencias.

Con la música, tu instrumento se convierte en tu mejor amigo, estableces una relación íntima y especial con la que es posible dar salida a tus emociones, sin duda la música ayuda a superar los malos momentos y a disfrutar mucho más de los buenos. Pero además la música no la vivimos de forma aislada, nos sentimos parte de colectivos donde hay más personas con las que compartimos los mismos gustos e inquietudes, y esto nos ayuda en gran manera, especialmente en estos momentos.

Afirmas que nos podemos acercar a la música en cualquier momento

Así es. Con los pequeños desde bebés trabajamos la metodología Musicaeduca de Estimulación musical, donde a través de los sonidos aprenden a diferenciar todo lo que escuchan. Además del oído trabajamos muy especialmente el desarrollo rítmico y psicomotriz, la prelectura a través de la asociación de estímulos visuales y sonoros, la coordinación, el movimiento… En nuestras las clases los niños disfrutan con cuentos musicales cuyos personajes les llevarán a descubrir el mundo de la música, conocer y tocar instrumentos, todo ello a través de un material musical especialmente seleccionado y adaptado para su edad.

A partir de los 5 años Musicaeduca propone trabajar la estimulación auditiva, rítmica y motriz a través de un instrumento como puede ser el teclado, el violín, la guitarra, la flauta o la percusión. Los niños aprenden a tocar al mismo tiempo que aprenden a leer sus partituras, todo adaptado a su edad y en constante progresión durante los 3-4 cursos que duran los programas.

A partir de los 7-8 años y ya sin límite de edad, los alumnos eligen su instrumento y la modalidad en la que quieren asistir a clase (en grupo o de forma individual) y complementan su formación con clases de Lenguaje musical, armonía, tocando en agrupaciones, etc.

Para quienes buscan una formación reglada, tenemos programas que culminan con la obtención de la titulación que otorga ABRSM (Associated Board of The Royal Schools os Music), reconocida en más de 90 países, así como preparamos para pruebas oficiales en conservatorios.

Por último Eva, ante la incertidumbre de este curso lectivo, ¿qué medidas habéis tomado en la escuela para la seguridad de todos?

Ante todo velamos por la seguridad de las familias y el profesorado. Al centro se debe acudir con mascarilla y en él hemos tomado todas las medidas de limpieza, ventilación, desinfección entre clase y clase, configuración de grupos reducidos, espacios donde se garantiza la distancia social de 1,5 metros… etc, aplicamos todas las medidas y ponemos los medios que sean necesarios para transmitir tranquilidad y seguridad.

A parte, aseguramos que la actividad no se va a interrumpir en ningún momento. En nuestra escuela ya impartimos la enseñanza online desde el pasado 11 de marzo cuando tuvimos que cerrar el centro, esto fue posible porque siempre hemos apostado por la tecnología tanto en las aulas como en nuestra metodología, por lo que fue casi inmediato el poder ofrecer clases con la misma calidad humana y personalización en formato online, pues contamos con muchos recursos para los alumnos en sus casas, más los que vamos creando día a día.

Ahora, tras la experiencia de las más de 3.000 clases online impartidas entre marzo y junio, sumado al trabajo que hemos estado haciendo durante el verano, estamos preparados para todo lo que venga y de hecho ya ofrecemos la opción de matricularse en cualquier especialidad tanto en modalidad presencial como en semipresencial o 100% Online.

Bueno Eva, pues un placer haberte escuchado hablar con este entusiasmo de tu escuela de música y de la gran labor que desarrolláis, ya solo queda que niños y mayores se planteen que “La vida es mejor con música”, ¿no?

Muchas gracias, sin duda, “Con música todo es mejor”. Os esperamos el 17 de septiembre que comienzan las clases  del curso 2020-21 y entre tanto estamos informando a nuevos alumnos tanto en la escuela como por teléfono, correo electrónico o redes sociales, la matriculación se tramita también online.

Sí añadir por último que todo aquél que quiera apuntarse a una clase de prueba gratuita no tiene más que ponerse en contacto con nosotros durante esta semana, para cualquier programa educativo o instrumento. Os esperamos lanzando este consejo: ¡Vive la Música! La música no se puede apagar.

Para saber más