Los actores del Don Juan en Alcalá 2017 firman un Tenorio para el recuerdo


“Por donde quiera que fui, la razón atropellé, la virtud escarnecí, a la justicia burlé y a las mujeres vendí. Yo a las cabañas bajé, yo a los palacios subí, yo los claustros escalé y en todas partes dejé memoria amarga de mí” así se presenta Don Juan ante una multitud que llenaba La Huerta del Obispo del Palacio Arzobispal.

Con la lluvia que aguantaba, de mañana soleada se pasó a tarde oscura, con un cielo que amenazaba, pero que no quiso a los alcalaínos su Don Juan estropear. Un Tenorio que llegaba para ser del Interés Turístico Nacional.

El Don Juan en Alcalá estrenaba su 33ª edición con producción de la compañía extremeña De Amarillo Producciones. La Huerta del Obispo presentaba largas colas poco antes de las 20:00 gracias al ánimo de un público que iba a ver una obra que,  por la amenaza de lluvia, quizás no se iba a representar.

Resumen en cinco minutos

 

#DonJuanenAlcalá No esperes a que te lo cuenten… ¡te lo contamos nosotros! Mira más aquí: http://www.dream-alcala.com//ensayo-general-del-don-juan-alcala-2017/

Posted by Dream Alcalá on viernes, 3 de noviembre de 2017

 

La Posada del Laurel

Pero allí aparecieron los italianos Buttarelli y Ciutti en La Posada del Laurel. El hostelero y el criado de Don Juan dan buena cuenta de la apuesta que allí se va a resolver entre el Tenorio y su archienemigo Don Luis Megía.

Los ocho actores masculinos principales de la obra son los responsables de enganchar al público en este acto primero para conseguir esa “reciprocidad” de la que hablaba su director Pedro A. Penco. Sin duda anoche lo consiguieron con un Don Juan pendenciero, un chulesco Don Luis, un Butarelli preocupado más por su bolsa que por su servicio, un magnífico Ciutti – de lo mejor del reparto y que mostraría distintas caras a lo largo de toda la obra- dos marciales Centellas y Avellaneda y, como no, los resignados padres don Gonzalo y don Diego. Los extras alcalaínos redondearon, y de que manera, este primer acto del Juan en Alcalá.

Casa de Doña Ana de Pantoja y Convento de las Calatravas

Con el público metido en calor, a pesar de la fría noche, nos movimos de escenario para ver a Don Luis con su amada Doña Ana en la escena de la reja. Allí, la primera aparición femenina de la obra derrochó belleza y sentimiento, Megía parecía esperar su momento pues en sus dos primeras actuaciones, antes con Don Juan, siempre tenía un compañero que parecía superarle.

Y su momento llegó con la primera escena de acción en la lucha contra Don Juan y Ciutti, aunque no mostró Megía todos sus recursos que luego llegarían en la quinta de Don Juan. Para aliviar tensiones, magnífica escena de Lucía y Cuitti que recordó, sin caer en lo soez, a aquel cine español de los 70 donde se tocaba más de la cuenta.

Después apareció Brígida, mala y embaucadora como el demonio, a la que el Tenorio se sinceró para mostrar su amor por Doña Inés, no sin después visitar la alcoba de Doña Ana, “Empezó por una apuesta, siguió por un devaneo, engendró luego un deseo y hoy me quema el corazón…” decía el Tenorio de su amada.

En el escenario contiguo aparecía Doña Inés, cándida e inocente como se la espera y demostrando un amor loco por Don Juan. La abadesa rancia y estricta que recordaba los peores tiempos de una iglesia ya caduca. Quizá aquí mostró don Gonzalo su mejor aparición y la Tornera insuflaba un soplo de aire fresco con un acento gallego que arrancaba sonrisas y aplausos del respetable que todavía se recuperaba de la intensidad de la lectura de la carta de Don Juan por parte de la novicia que para entonces ya se había llevado el Tenorio a su quinta.

Quinta de Don Juan

Precisamente hasta allí se desplazaba el público al tercero de los escenarios. Entre la escena del diván con el “no es verdad ángel de amor” y el acto en el que mueren don Gonzalo y Megía a manos de Don Juan, firmaron los actores del Tenorio la mejor interpretación de la noche. Sin duda hicieron justicia a uno de los grandes pasajes de amor y muerte del teatro español de todos los tiempos.

Con un escena de amor y de acción que a partes iguales terminó de hacerse con el público y donde, por fin, Don Luis presentó su mejor registro. Don Juan además dejó claro, que le iba mejor el amor y el drama que la pendencia y la chulería de la Posada del Laurel.

Panteón de la familia Tenorio y aposento de Don Juan

Cinco años después llegaba Don Juan a Sevilla en el último de los escenarios de la Huerta del Obispo. Allí le esperaba el Escultor responsable de las figuras de mármol del panteón familiar del Tenorio. Magnífica interpretación de ambos cargando de drama y soledad la fresca noche del Don Juan en Alcalá.

Después volvió la pendencia con la aparición de Centellas y Avellaneda que, si ya estuvieron bien en La Posada del Laurel, aumentaron la calidad de sus papeles en las cinco escenas del acto segundo.

Llegaba el final de un Don Juan en Alcalá con resultado incierto. El director ya había dicho en la presentación que la conclusión diferiría mucho de lo visto en años anteriores. Tras las escenas del Tenorio junto a don Gonzalo donde el burlador de Sevilla parece ya caer en la locura aparece Doña Inés para salvarle. Pero esta vez no solo salvó su alma sino también su cuerpo y en lugar de ascender a los cielos con los ángeles sigue en el mundo terrenal haciendo gala, una vez más, de su dicha infinita.

Un Don Juan, de récord

25.000 son las personas que se esperaba que visitasen en algún momento la obra del Don Juan en Alcalá 2017 durante este fin de semana. El primer día presentó largas colas para entrar en la Huerta del Obispo y disfrutar de la obra cumbre del teatro popular alcalaíno en una noche fresca pero despejada.

Don Juan en Alcalá 2017
Aspecto de la Huerta del Obispo al inicio del Don Juan en Alcalá 2017 del sábado 4 de noviembre.

El segundo día, el sábado 4, la lluvia respetó gran parte del repertorio, y tan solo cayó en forma de fina llovizna sobre el suelo de la Huerta del Obispo durante la última media hora. Ni el breve fallo de sonido que irrumpió en mitad del primer acto, ni la afonía que evidenciaba Don Juan en esta segunda representación, empañaron una noche que gustó y convenció a los presentes.

A falta de datos oficiales, el récord de asistencia está al alcance de alcalaínos y visitantes, que podría ser que hayan disfrutado del último Don Juan en Alcalá de Interés Turístico Regional, antes de su declaración Nacional para el próximo año.

Las notas de los  actores

Don Juan Tenorio (Guillermo Serrano): mejor en el amor y el drama que en la pendencia y la chulería, sin duda uno de los grandes don juanes que ha pasado por Alcalá.

Doña Inés (Ana Batuecas): aunque vestuario y maquillaje no la ayudaron, mostró unas dotes interpretativas muy reales de la novicia cándida e inocente. Muchas gracias Doña Inés.

Don Luis Mejía (Fermín Núñez): por debajo de Don Juan y Doña Ana en sus primeras apariciones pero muy bien en la acción y el drama.

Marcos Ciutti (Francis Lucas): quizá de lo mejor del reparto. Mostró diferentes caras ya fuera en el humor, la cobardía o el miedo y en todas estuvo sobresaliente, el público se lo reconoció.

Don Gonzalo de Ulloa (Rafa Núñez): fue ganando empaque según transcurría la obra aunque su mejor momento fue en el Convento no bajó su nivel interpretativo cuando se convirtió en estatua de mármol.

Brígida (Memé Tabares): si al mejor vestuario y maquillaje de la obra le sumamos las dotes interpretativas de Tabares nos sale un doña Brígida más mala que un dolor y a la que vamos a odiar desde el principio hasta varios días después de ver la obra.

Doña Ana de Pantoja (Sandra Collantes): soberbia la alcalaína en la escena de la reja, en dos minutos mostró un amor superlativo por Don Luis y estuvo por encima de su amado con un personaje con menos importancia en el texto.

Cristófano Butarelli (Juan Carlos Castillejo): viejo interesado y poco servicial, todo un mesonero del siglo XVI buscando bolsa sin dar servicio. Butarelli bordó todas las escenas de su Posada del Laurel

Don Diego Tenorio (Javier Herrera): ganó en su mano a mano con Don Juan, dejó por los suelos a su hijo pendenciero y chulo y le puso las cosas en su sitio. Notable interpretación de Don Diego.

La Abadesa de las Calatravas (Elena de Miguel): rancia abadesa que nos recordó lo peor de la iglesia de la época. La verdad que estaba para encerrarla en cualquier película con temática eclesiástica. Papel corto, intenso y muy creíble en el Convento de las Calatravas.

La Tornera de las Calatravas (Helena Lanza): magnífica actriz alcalaína que repetía con la Tornera y le volvía dar un giro al personaje. Aunque en otras ocasiones fue duramente criticada por ello, fue valiente y esta vez le metió un acento gallego que arrancó sonrisas y aplausos a partes iguales.

El Escultor (Juan Carlos Castillejo): superó a su papel de Butarelli, que no era nada fácil. Mejor, por tanto, en el drama que en la comedia. Se puso al nivel de Don Juan en su escena y metió al público en el cambio temporal de cinco años que supone la segunda parte del Tenorio.

Don Rafael de Avellaneda (Antonio Ponce): otro de los actores alcalaínos que le puso empuje y gallardía a su personaje para ser el complemento perfecto del Capitán Centellas, además de dejar claro su preferencia por Don Luis ante Don Juan.

El Capitán Centellas (Juan Carlos Puerta): borracho, fino y muy marcial. El Capitán Centellas brilló con luz propia a pesar de ser uno de los secundarios de la obra. El cuarto de los actores complutenses que estuvo en el don Juan firmó un magnífico papel.

Lucía (Gema González): sin serlo, protagonizó una de las mejores escenas cómicas del Don Juan en Alcalá junto a Ciutti. Una de las intervenciones más frescas de la obra que parecía salirse de la ambientación de la misma y que a la vez daba respiro al público antes de la tensión que después llegaría.

Más información

Don Juan en Alcalá 2017, el Tenorio al estilo Alcalá de Henares

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: