Los 5 dulces más famosos de Alcalá de Henares


Alcalá de Henares es bien conocida por su gastronomía, pero la fama y calidad de sus dulces también atrae a gran cantidad de turistas y aficionados a la repostería.

Si hay algo típico y característico de la cultura española es su gastronomía. Típica, variada, sabrosa y reconocida mundialmente por ser beneficiosa para la salud.

En la gastronomía de Alcalá de Henares, encontramos platos típicos de la cocina castellano manchega que traen al recuerdo las alusiones culinarias del Quijote. Platos como las sopas de ajo, migas manchegas con chorizo o huevos fritos.

Pero es la repostería la que se lleva la fama más dulce, con productos que llevan siglos deleitando los paladares más golosos. Entre nuestros productos más conocidos destacamos la Costrada, las Almendras de Alcalá o almendras garrapiñadas, las Rosquillas de Alcalá, las Tejas y los Penitentes, tan populares durante la Semana Santa de Alcalá.

Los 5 dulces más famosos de Alcalá de Henares

1. Costrada de Alcalá 

La Costrada de Alcalá es un delicioso milhojas de hojaldre, crema y merengue cubierto de almendra picada y gratinada. Su fama ha ido creciendo con el paso de los años de mano de comensales locales y de toda España, de manera que hoy se ofrece en la mayoría de restaurantes de la ciudad. En muchos de ellos con la particularidad de servirla acompañada de natillas.

Las pastelerías Salinas y El Postre, ambas desaparecidas, han sido consideradas por unos y otros los creadores de la receta alcalaína de la costrada. Por suerte aún puedes degustarla en la múltiples pastelerías que encontrarás en (y cerca de) la calle Mayor.

Haz clic aquí para leer más sobre la Costrada de Alcalá.

 

2. Almendras de Alcalá 

Las Almendras de Alcalá están documentadas desde al menos el siglo XVIII, son seguramente de origen árabe y son famosas tradicionalmente como embajadoras gastronómicas de Alcalá.

Las almendras garrapiñadas están hechas con almendra y un almíbar de azúcar tostado. Es una receta simple pero exquisita, y que usan con maestría las monjas de clausura del Convento de las Clarisas de San Diego, también llamadas “almendreras”. Las Clarisas se dedican a su confección desde tiempo inmemorial, y también son conocidas como “las Diegas de Alcalá”, por ser San Diego de Alcalá su patrón.

Si quieres conocer la manera más curiosa, tradicional y turística de comprar Almendras de Alcalá, haz clic aquí.

 

3. Rosquillas de Alcalá 

Las rosquillas son un producto de confitería muy extendido en España, y en especial en Madrid, y tiene varias especialidades: las tontas, las listas, las de Santa Clara, las francesas… Las famosas Rosquillas de Alcalá, con su característico color amarillo son de las “listas”.

Las Rosquillas de Alcalá, hechas de una masa de harina, huevos y azúcar, con forma redonda y agujero en el centro, tienen su origen en la Roma imperial, donde había más de cincuenta hornos y los panaderos estaban obligados a cocer una cantidad determinada diaria de pan, lo que les llevó a que, una vez cumplida la labor cotidiana de fabricar ese alimento esencial, usaran hornos que seguían a fuerte temperatura para hacer asados, empanadas y postres como las rosquillas.

Haz clic aquí si quieres saber por qué eran “listas” las Rosquillas de Alcalá.

 

4. Tejas de Alcalá 

Las tejas son pastas para acompañar el té, el café, de postre con un vino dulce o un licor, o en cualquier momento que se quiera disfrutar de un tentempié goloso pero ligero, y son muy populares en las pastelerías de Alcalá de Henares.

Son un postre emparentado directamente con otros de los postres complutenses, como la costrada y las almendras garrapiñadas, a través de un ingrediente fundamental en la repostería española: la almendra. Es lo que le da ese sabor especialmente delicioso.

Haz clic aquí para saber más de las tejas de Alcalá.

 

5. Penitentes de Alcalá 

La Semana Santa es una celebración seguida en Alcalá por más de 100.000 asistentes a las procesiones, entre los visitantes y los propios alcalaínos, y ya sea por fe o por turismo, es un momento acompañado por una tradición secular de una gastronomía propia de estas fechas, regulada a las reglas religiosas católicas, como la prohibición de comer carne. Y un lugar especial es el que ocupa la repostería, representada en Alcalá por las torrijas y los penitentes de chocolate y almendra.

Aparte de las torrijas, el gran dulce de esta época, en Alcalá, desde hace unos años, las confiterías complutenses ofrecen los penitentes, que sólo lo son de nombre, pues cuando los consumas, observarás que son una dulce y gozosa “pena”.

Haz clic aquí para saber más de los Penitentes.

 

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: