Dream AlcaláNoticiasDeporte en Alcalá de HenaresLa RSD Alcalá sale con una victoria de casa del colista

La RSD Alcalá sale con una victoria de casa del colista

Después de tres derrotas consecutivas y un empate, los rojillos consiguieron sacar adelante un partido complicado disputado entre semana. Frente al CDC Moscardó, colista de la competición, y un miércoles a las 20:30 horas, importaba más la victoria que el juego.

El choque, como casi todos los que ha disputado recientemente la RSD Alcalá, arrancó sin un dominador claro. Jorge situó a Malote y a Ángel a pierna cambiada para que trazasen diagonales y habilitasen a De Pedro y Huelves al espacio. El objetivo era claro, ganar la línea de fondo y buscar a Tanque, un rematador voraz, en el interior del área. Sin embargo, el camerunés estuvo mucho más participativo fuera de ella.

Oxigenó el juego con sus apoyos y ganó metros cuerpeando con los defensas. Lástima que sus controles fuesen mucho más acertados que sus pases o sus disparos. El primero que intentó después de revolverse muy bien, se marchó muy desviado.

De su precisión iba a depender que los ataques rojillos fuesen más o menos peligrosos, ya que nuestros hombres más retrasados eran capaces de encontrarle por aire y por tierra. Sin duda, fue protagonista en ese otro fútbol de lucha y entrega que tan bien entienden tanto él como Dani Ponce, que vio el partido desde la grada por acumulación de tarjetas.

Los otros tres jugadores que compartieron ataque con el ‘9’ también dejaron destellos de su gran calidad en el primer tiempo. Malote fue un dolor de cabeza para su lateral, Garci provocó un penalti no señalado y Ángel dispuso de las ocasiones más claras. Una se fue alta, y la otra la detuvo el portero a bocajarro.

La victoria llegó tras el descanso

El gol que tanto se resistió justo antes del descanso, llegó tras el paso por los vestuarios. Malote, empeñado en ser decisivo, encontró en De Pedro a su socio perfecto.

El primero dibujó muy buenos desmarques a la espalda de su par, y el segundo interpretó aún mejor cuándo y dónde ponerle el balón.

Aunque si alguien sacó la escuadra y el cartabón en el Román Valero fue el ’14’, que con su pierna menos hábil lanzó un magnífico centro directo a la cabeza de Garci.

Aprovechando la ventaja y la necesidad que tenían los locales de adelantar unos metros su posición para buscar el empate, la RSD Alcalá evitó un ida y vuelta a base de posesiones más duraderas. Al menos hasta que ingresó Izan en el terreno de juego.

El ‘8’, que sustituyó a Ángel y desplazó a Garci hacia la banda derecha, fue el encargado de imprimirle una marcha más a nuestros ataques. De sus botas nacieron los primeros acercamientos peligrosos, como un centro que se paseó por delante de Adrián, un saque rápido de falta o un lanzamiento escorado que casi termina en gol.

No obstante, quien disfrutó de la más clara para sentenciar el duelo en el tiempo añadido fue Tanque. Libre de marca y sin nadie a su alrededor, le pegó mordido desde el punto de penalti. Desesperado por aprovechar aquella ocasión, persiguió el cuero y lo golpeó de rabona por encima del larguero. Con el partido llegando a su fin, la RSD Alcalá achicó agua en defensa y le ganó segundos al crono acercándose a las esquinas, hasta que Ferreo Melchor hizo sonar su silbato y decretó el final.