Dream AlcaláHistoria de Alcalá de HenaresLa estatua de Luis Astrana Marín se instala a los pies de...

La estatua de Luis Astrana Marín se instala a los pies de la Torre de Santa María

Hace 25 años se instaló en el corazón de Alcalá de Henares la estatua homenaje al periodista y escritor Luis Astrana Marín, uno de los grandes cervantistas de la historia. Tal era así, que no solo determinó la ubicación exacta de la Casa Natal de Cervantes, sino que firmó una de las más grandes colecciones sobre su vida y obra que, además, fijaba la estrecha relación de la familia del Príncipe de los Ingenios con nuestra ciudad.

El ayuntamiento de Alcalá de Henares ha querido ahora modificar la ubicación de su estatua desde la calle Colegios a la plaza de Rodríguez Marín, junto a la plaza de Cervantes, «para poner en valor el homenaje que la ciudad hizo en 1997 al biógrafo cervantista y autor de ‘Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra'».

Su visita se integrará desde ahora en el habitual paseo de los vecinos de Alcalá así como en el recorrido de las visitas guiadas que oferta la Concejalía de Turismo, contribuyendo así a la difusión de sus trabajos de investigación, ensayísticos y periodísticos.  

La estatua de Luis Astrana Marín

El 29 de septiembre de 1997, y como conmemoración de la fecha del nacimiento de Miguel de Cervantes, llegaba a la plaza de Rodríguez Marín la estatua de Luis Astrana. Su efigie luce la leyenda “investigador incansable, por su amor a Cervantes y Alcalá. Año 1997 CDL Aniv. del nacimiento de Cervantes).

La obra está firmada por el escultor Roberto Castro y financiada por la Asociación de Empresarios del Henares. Así lo contaba el científico y escritor José Carlos Canalda en su blog, donde añadía la “división de opiniones entre aquellos a quienes les gusta y los que, por el contrario, la rechazan, lo cual siempre resulta positivo para el arte”. De hecho, de ese segundo grupo, destacaba Canalda como “la ironía complutense bautizara la estatua rápidamente como ‘la lubina a la sal’ por ser un bloque de piedra toscamente tallado”.

También se cuestionaba, entonces, la ubicación de la escultura. Ya en opinión, Canalda decía “se la ha arrinconado en un lugar muy poco vistoso… debería haber sido colocada en la zona del ábside, donde hubiera lucido mucho más, y en todo caso, de respetarse su ubicación actual, tendría que haber sido girada de modo que mirara hacia afuera”.

Posteriormente, en noviembre de 2009, la estatua fue a parar a las jardineras de la calle Colegios, frente a los juzgados. Unos metros más alejada de su ubicación original, pero también en un lugar, aún menos vistoso que el anterior y sin el simbolismo que le correspondería a la figura del cervantista.

Astrana vuelve a ‘su sitio’ en la plaza de Cervantes

Casi 13 años después, en la mañana de este miércoles 16 de febrero de 2022, las grúas se afanaban en devolver la estatua a la plaza de Rodríguez Marín. Esta vez, en un lugar algo distinto al de su ubicación original, aunque apenas a unos metros de la misma. Astrana mira ahora hacia el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y descansa a los pies de la Torre de Santa María.

Anteriores ubicaciones

Luis Astrana Marín (1889-1959)

Luis Astrana Marín destacó especialmente como cervantista y por ser uno de los mejores biógrafos de España.

En 1948, publicó su obra cumbre. Se trata de ‘Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra’, cuyo séptimo y último volumen se publicó en 1958 poco antes de su fallecimiento por una embolica cerebral. Por esta obra recibió la Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio.

Posteriormente, realizó unas investigaciones que determinaron la ubicación exacta de la casa natal de Cervantes en el centro de Alcalá de Henares.

Sin relación como vecino con nuestra ciudad, en 1953, fundó la Sociedad Cervantina. Su objetivo era fomentar el conocimiento de la vida y obras del alcalaíno universal Miguel de Cervantes.

Anglófilo por devoción a Cervantes, del que decía que Inglaterra fue la primera en reconocer su genio, llevó a cabo ‘en justa reciprocidad’ la traducción de las Obras completas de Shakespeare. Un trabajo que aún no ha sido igualado, y destaca por su recepción en lengua castellana como la de mayor número de ediciones y, posiblemente, la más plagiada.