Dream AlcaláNoticiasLa primera Hoguera de San Juan pospandemia arde en el parque de...

La primera Hoguera de San Juan pospandemia arde en el parque de Juan de Austria de Alcalá de Henares

Tras la ola de calor de la semana pasada, los 18 grados de temperatura que hacían cerca de la medianoche del 23 de junio, eran casi como un regalo para celebrar las fiestas del Distrito V. Salir con chaqueta de casa a finales de junio en Alcalá de Henares animaba al cuerpo a acercarse a la Hoguera de San Juan de Alcalá de Henares.

Dos años sin hoguera han sido muchos, y probablemente por eso el parque de Juan de Austria estaba lleno hasta la bandera minutos antes de las 0:00 horas.

Como siempre, buen ambiente en los alrededores del parque. Muchos ocupaban el centro de la plaza para escuchar el concierto de indie-rock «Niños Mutantes». Mientras, los más jóvenes jugaban despreocupados en los alrededores y en las zonas de juego. Los más mayores y experimentados ocupaban los puestos estratégicos en las lomas para ver el espectáculo desde el mejor sitio sin tener que acercarse demasiado, o se acercaban a alguno de los dos Food Tracks de comida en busca de avituallamiento.

Este año la Hoguera de San Juan tenía la forma de volcán, un pequeño monumento en el que se podrán introducir deseos para luego ser quemados. Era obra de la Asociación Complutense de Belenistas, que un año más mostraban su implicación con la ciudad regalando, al más putro estilo fallero, su tiempo y su conocimiento a realizar lo que poco más tarde sería pasto de las llamas.

El concejal-presidente del Distrito V, Alberto González, se mostró muy satisfecho por haber podido “volver a vivir unas fiestas de San Juan repletas de actividades gratuitas, que han servido como punto de encuentro vecinal, que han registrado una excepcional participación de entidades, asociaciones y colectivos, y que han servido para recuperar una tradición muy querida por los vecinos y vecinas del Distrito V y de la ciudad”.  

Otra de las novedades de este año ha sido el espectáculo de «fuegos fríos» que comenzó minutos antes de la medianoche, y en la que una decena de artistas realizaban piruetas y malabarismos con fuego. Iban precedidos del mismísimo Diablo y acompañados por un dragón hinchable.

Y fueron ellos los que, llegado el momento culmen, se encargaron de encender la hoguera mediente un pequeño espectáculo pirotécnico. Y allí se quedaron, cantando y bailando hasta que las llamas consumieron por completo la estructura.

También pudimos ver cómo prendieron una gran «comba de fuego» en la que saltaron a pocos metros de la hoguera mientras ardía. Era un guiño a los saltos sobre la hoguera que se realizan en otros lugares, pero que aquí por espacio y por seguiridad se decidió no realizar.

Como siempre, pocos minutos pasadas las doce la hoguera quedó totalmente consumida. Por delante quedan 365 días para volver a celebrar la noche más corta del año en Alcalá.

El preámbulo de las Fiestas lo marcó el Campeonato de Calva, el local municipal de Gil de Andrade acogió una exposición de manualidades de la Asociación de Mujeres Vía Complutense, el parque Juan de Austria se ha llenado de magia, de danza a cargo de escuelas locales, de talleres infantiles y de mucha música. Y se han celebrado torneos deportivos de calva, ajedrez y de 3×3 de baloncesto.
  
Este viernes 24 de junio, como colofón a las Fiestas, el Centro Regional de Castilla-La Mancha ofrecerá la actuación musical del Grupo Quintería en el Centro de Mayores Gil de Andrade.