El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha hecho público un proyecto, que ya está en fase de licitación y cuya realización comenzará este mismo año, por el que el antiguo Recinto Ferial de Alcalá de Henares se convertirá en un nuevo espacio en el que predominarán las zonas verdes y se reducirán las plazas de aparcamiento.

«El antiguo Recinto Ferial, ubicado en La Ronda del Henares, se transformará en un parque con terrenos ajardinados y amplias aceras para el paseo en torno a un aparcamiento en super­ficie con 173 plazas que permitirá ordenar el estacionamiento en fe­chas señaladas como Las Ferias de verano o la Ciudad de la Navidad», indica el consistorio alcalaíno.

El proyecto ya está en marcha, actualmente se encuentra en fase de licitación, y tiene un presupuesto de 1,5 millones de euros que saldrán de las arcas municipales. Se estima un plazo de ejecución de siete meses y se desarrollará en dos fases.

Cómo será el «nuevo» antiguo recinto ferial

Muchos de nosotros aún recordamos con nitidez cuando las Ferias de Alcalá de agosto se celebraban en este espacio. Tras la construcción del nuevo recinto ferial en la Isla del colegio, este espacio se quedó huérfano de actividad, y su uso reducido a la celebración del mercadillo de Los Lunes, y a acoger algún que otro circo o feria ambulante de manera esporádica.

También se pidió que en sus terrenos se instalase una central de autobuses, tan ansiada desde hace años por los alcalaínos, pero finalmente se desestimó por diversos motivos.

La mayor utilidad del antiguo recinto ferial es la de servir como aparcamiento

Sin embargo, el tiempo ha demostrado que la mayor de sus utilidades es la de servir de aparcamiento disuasorio para descongestionar los problemas de aparcamiento del centro de la ciudad durante los grandes eventos que se celebran a lo largo del año, y sin duda para servir de aparcamiento durante los grandes momentos del (nuevo) recinto ferial.

Reordenar el antiguo recinto ferial para convertirlo mayoritariamente en una zona verde, y reducir la zona de aparcamiento al 10% de su superficie actual parece un error enorme, puesto que precisamente lo que necesita el centro de Alcalá son plazas de aparcamiento públicas y gratuitas.

antiguo Recinto Ferial de Alcalá
Proyecto de remodelación del antiguo recinto ferial de Alcalá.

Pero reducir las posibilidades de aparcamiento a 173 plazas, que es el espacio que el nuevo proyecto prevé para este espacio (y que además incluye cinco plazas para au­tobuses, tres para motos, seis para vehículos eléctricos y cinco para per­sonas con movilidad reducida), resultan absolutamente insuficientes para aliviar los problemas de aparcamiento de la zona centro.

173 plazas es el tamaño de algunos de los aparcamientos privados en bloques de vecinos de Alcalá de Henares. Es similar a la capacidad del Parking de El Mercado en la plaza de Cervantes (151), mucho menor que la del parking de San Lucas (236) o la mitad de la capacidad del Parking de La Paloma (316). Por lo tanto, su utilidad como aparcamiento disuasorio desaparece por completo.

Cambio de aspecto al barrio

El ayuntamiento afirma que la transformación de este espacio supondrá un cambio de imagen total, ya que todo el perímetro de­limitado por La Ronda del Henares, el Paseo de Aguadores y la calle Fernán Falcón estará conformado por por zonas verdes ligeramente ele­vadas respecto del suelo, lo cual proporcionará aislamiento vegetal y visual.

Esto último suena coherente y seguro que la separación visual es agradable a la vista, tanto desde dentro como desde La Ronda del Henares. Pero construir un parque de 40.000 metros cuadrados justo en frente de otro parque, en una zona de Alcalá con baja densidad de población que pueda disfrutarlo, y que si se plantea venir desde más lejos a visitarlo no podrá venir en coche porque no tendrá dónde aparcarlo, no parece una idea muy acertada.

Los coches, siempre los coches

El principal problema rodado de Alcalá de Henares, especialmente en la zona centro, no es el tráfico en sí, sino el aparcamiento. O mejor dicho, la falta de plazas de aparcamiento.

Cada mañana la plaza de Cervantes y aledaños se llenan de un gran número de vehículos que dan vueltas y vueltas, no porque estén de ruta turística por el centro, sino porque no encuentran una plaza de aparcamiento donde dejar su coche para poder hacer sus gestiones.

El aparcamiento del Pico del Obispo, es un lugar que desde primeras horas de la mañana suele estar lleno (por no hablar de que en época de lluvias es un barrizal y que con tiempo seco se levantan grandes polvaredas). Pero no se puede arreglar porque es un aparcamiento «provisional», cuyos terrenos están cedidos a los vehículos pero que pertenece a un recinto que forma parte del Palacio Arzobispal y que algún día se reclamará para usos más adecuados.

Los fines de semana el problema no mejora mucho, porque la intensa actividad turística y de ocio de Alcalá de Henares atrae también a miles de vecinos y turistas al casco histórico. Y en el momento que el Pico del Obispo se llena, el único gran espacio gratuito que queda para aparcar el coche en la zona centro es precisamente el antiguo recinto ferial.

El objetivo de este proyecto es «reordenar la zona con un espacio dedicado a parque, aunque no en exclusiva, pues incluirá un área para aparcamiento. La finalidad es descongestionar la zona centro de la ciudad cuando se realicen las obras previstas de semipeatonalización de la plaza de Cervantes y parte de la calle Libreros lo que conllevará que desaparezcan los aparcamientos actuales de estas zonas».

El Ayuntamiento afirma en el proyecto que «esta zona tiene que ayudar a descongestionar la zona centro de la ciudad cuando se realicen las obras previstas de semipeatonalización de la plaza de Cervantes«, que de facto eliminarán todas las plazas de aparcamiento de la mitad de la plaza de Cervantes y probablemente de toda la calle Libreros.

Se nos antoja complicado que esta remodelación ayude a descongestionar la zona centro, cuando el proyecto no conservará, sino que reducirá muy notablemente el número de plazas disponibles en el antiguo recinto ferial.

antiguo Recinto Ferial de Alcalá
Vista del antiguo Recinto Ferial de Alcalá desde el paseo de Aguadores.

Grandes acontecimientos, grandes problemas

Y no hablemos de las fechas en que Alcalá celebra sus grandes acontecimientos. El Mercado Cervantino, recién declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional, atraerá este año y los que vienen si cabe más turistas al centro de la ciudad. Y la recién creada Ciudad de la Navidad que desde ahora se instalará en en nuevo Recinto Ferial también necesitará un gran espacio que pueda absorber la llegada de vehículos.

Ambos acontecimientos necesitarán alguna más de las 173 plazas de aparcamiento que el antiguo recinto ferial de Alcalá de Henares les va a dejar disponibles.

Por lo tanto, la zona centro de Alcalá de Henares, que este año celebra su XX aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y con una plaza de Cervantes semipeatonal, tendrá en breve un nuevo parque y un nuevo gran problema de aparcamiento entre sus calles.

Muchos vecinos esperaban una solución a este espacio de la ciudad (deteriorado y polvoriento como el Pico del Obispo), pero dudamos que muchos de ellos estuviesen pensando en eliminar las tan necesitadas plazas de aparcamiento que se usan cada semana y que tanto servicio prestan a vecinos y visitantes, y menos aún para construir un parque justo en frente de una de las mayores zonas verdes de la ciudad.

Eso sí, contaremos con 3 nuevas plazas de aparcamiento para motos y 6 para recarga de vehículos eléctricos.

antiguo Recinto Ferial de Alcalá
Cartel todavía visible del proyecto del «nuevo» Recinto Ferial de Alcalá.

Cómo es el antiguo recinto ferial ahora

El antiguo Recinto Ferial actualmente es una zona terriza con parte asfaltada, de forma triangular situada en la Ronda del Henares cruce con el Paseo de Aguadores. Este espacio se utiliza habitualmente para un mercado urbano que se repite cada lunes, así como para diferentes actividades y ferias programadas por el municipio.

El propio Ayuntamiento, en la memoria del proyecto de remodelación, reconoce que esta zona «también se utiliza de manera habitual como zona de aparcamiento no ordenado dada su proximidad al centro de la ciudad y al nuevo recinto ferial. En esta zona aparcan las caravanas y camiones de los feriantes en época de fiestas».

El antiguo recinto ferial presenta varias zonas asfaltadas que dividen el espacio en cuadrantes terrizos, el cuadrante superior presenta un acabado en zahorra artificial Z2, que será aprovechada. En su parte sur, se localiza un edificio de una planta, bastante deteriorado, que alberga unos aseos públicos y que actualmente no están en uso.

La utilización actual del recinto se resuelve con focos desde las farolas existentes en la
Ronda del Henares y tres unidades exentas en el interior del recinto. La red de saneamiento consta de una estructura de canales, rejillas, arquetas y pozos que cubren la totalidad del área asfaltada.

La red de abastecimiento consta de dos líneas a ambos lados de la carretera asfaltada existente al norte del recinto con varios puntos de acometidas donde se conectan habitualmente los feriantes.

En cuanto a la red de electricidad, existen varios armarios y puntos registrables donde se conectan las carpas de las distintas actividades programadas en el municipio a lo largo del año, así como las caravanas de los feriantes en época de fiestas. En la zona existe un centro de transformación que da servicio a todos estos puntos de conexión.

Cómo será el antiguo recinto ferial

Las obras se acometerán en dos fases:

FASE NORTE: se ejecutarán las obras correspondientes al parque de la zona norte, denominado en proyecto «parque área norte» con su espacio interior de aparcamiento y su parte de acera perimetral correspondiente.

FASE SUR: se ejecutarán las obras correspondientes al parque de la zona sur, su parte de
acera perimetral correspondiente y el edificio de aseos.

Para poder explicar cada una de las actuaciones del proyecto más detalladamente, los objetivos y la descripción de las obras, la totalidad del área se ha dividido por áreas de actuación:

  • Área de actuación «Parque área norte»: 13.300 m2
  • Área de actuación «Parque»: 14.700 m2
  • Área de actuación «Edificio aseos»: 270 m2
  • Área de actuación «Acera perimetral»: 2.545 m2
  • SUPERFICIE TOTAL DE PROYECTO: 30.815 m2

El consistorio afirma que la zona más al norte del antiguo recinto ferial actualmente es en gran parte de terrizo y, al asfaltar este tramo, redundará en una mejora en las condiciones de salubridad generales del área.