Crónica desde dentro de Los Conciertos de la Paloma (viernes)

Arrancamos este proyecto con un objetivo claro que era plantear un espacio alternativo en las fiestas donde disfrutar de buena música, y donde plantear una propuesta fresca y con valor cultural.

Queríamos que todo el mundo que se acercara por la Plaza de la Paloma se sorprendiera con lo que iba a escuchar y conociera a grupos nuevos que aun con una grandísima calidad, no están en el circuito mainstream (vamos… que no suenan en los 40 sino en Radio 3…) aunque son participantes y cabezas de cartel de muchos festivales.

El Viernes comenzamos con anécdota, protagonizada por nuestros agentes municipales y la furgoneta de la Sra. Tomasa. Pese a las explicaciones del guardia de seguridad que custodiaba la plaza y el equipo, sobre que la furgoneta era de los músicos, que se quedó ahí porque teníamos permiso y además tenía los más de 10.000€ de instrumentos del grupo dentro, los agentes decidieron que era mucho mejor llevarse la furgoneta al depósito.

Nada grave salvo el retraso en la vuelta a Barcelona de los chicos, y los 110€ de multa que pagamos.

Comenzamos a probar en la tarde y había cambiado una cosa. No hacia tanto calor porque el cielo estaba nublado, cae alguna que otra gota, y nos empiezan a temblar las rodillas, ya que es un escenario sin cubrir el agua es un tema complicado y peligroso para instrumentos y sobre todo los artistas.

Parece que el tiempo perdonaba, y Aurora & The betrayers nos enseñaban en la prueba que si llovía no iba a ser porque cantaran mal.

Comenzamos a las 22h con Soulift, que atrajeron mucho público tras el conciertazo que nos ofrecieron en Santos Niños, y de nuevo nos brindaron esa mezcla de Gospel, Reagge y Soul que solo Amos y Erick saben hacer.

Nos íbamos a estirar así que tras más de una hora de repertorio de Soulift subían al escenario Watch Out, una autentica institución en el Funk dispuestos a darnos una hora y media de concierto

Pero de repente llego la nube. Y descargó litros de agua en cuestión de 4 minutos. La plaza se vacío y la gente se resguardo en el primer sitio que pudo. Todos los compis salieron volando al escenario a intentar cubrir todo el equipo. Paso la tormenta y el equipo no había saltado. Pero la cantidad de agua en el escenario parecía que hacía muy complicado seguir.

Todos creíamos que no podríamos, pero los técnicos vieron viable intentar secar el escenario. Así que, con bayetas, escobas y cartones comenzamos a secar. La gente salió de su parapeto y se fue de nuevo al centro de la plaza. Anunciamos que íbamos a intentar tocar, y Rubenazo se puso a pinchar, y la gente espero a que casi una hora más tarde Watch Out pudiera acabar el concierto. Eso sí, tuvo que ser algo más corto de lo previsto, lo cual fue una pena porque nos hicieron disfrutar mucho.

Comenzaba después Aurora &The Betrayers que nos presentaba su nuevo disco VUDU. La verdad que el grupo ha evolucionado de un primer trabajo más arraigado al soul y la música negra, a un universo distinto más cercano al rock, rítmica más tranquila, pero muy contundente.

Fue un autentico gustazo poder disfrutar de estas pedazo de voces en la plaza, con buena afluencia de público pese a reducirse en la lluvia.

Con el conciertazo de Aurora terminamos este ciclo, del que hemos quedado encantados y que a día de hoy podemos decir que ha venido para quedarse, y sobre el que ya hay ideas para mejorar. Así que el año que viene… más!.

Tenemos que agradecer a un montón de gente el haberlo hecho posible, por supuesto a los artistas por haber venido, a la concejalía de juventud por crear este espacio, a todos los técnicos que han hecho un trabajo impecable, a los FoodTrucks por aportarnos más de 100 caterings, al 20 de Abril por su ayuda en la gestión de la barra, a Peter Demers por las fotos, a DJ Rubenazo por pinchar, y a todos los compis que han estado currando voluntariamente para que todo saliera rodado en la producción. ¡Nos vemos el año que viene!

Cartel Los Conciertos de la Paloma

Los-Conciertos-de-la-Paloma-cartel

Más información

Los Conciertos de la Paloma