Decorar la habitacion del bebé es una de las más bonitas tareas para una madre, pero también una de las más agobiantes si pensamos que en ello se suele ir una gran cantidad de dinero.

Lo que suele ocurrir es que tenemos demasiadas expectativas para decorar la habitación del bebé que tratamos de cubrir con un presupuesto bajo y, al final, esto no nos permite dar rienda suelta a nuestra imaginación.

A todas nos ha pasado lo mismo. Si es tu caso, no te agobies. las madres pasamos por ahí. Pero, para que esto no te ocurra, te dejamos 4 consejitos para conseguir que la decoración de la habitación de tu bebé sea todo un éxito.

1. Organización ante todo

Después de comprar los artículos esenciales del retoño, lo siguiente más importante es organizarlo todo. Y, para ello son fundamentales las divisiones para cajones ya que nos ayudan a utilizar el espacio de manera eficiente y mantener los artículos pequeños separados. Hazte con organizadores que te serán muy útiles tanto para los pañales como para las toallitas húmedas y las cremas. Si tu cajón es grande también te servirán para mantener braguitas y leotardos del bebé perfectamente ordenados.

2. Detalles

Los detalles son importantes para decorar el cuarto del bebé con estilo, y con un toque personal. Una de las tendencias deco en este año para habitación de bebés es la temática de “El Principito” ya que evoca símbolos, mensajes y recuerdos lindos de la historia que todos los que somos ahora padres queremos transmitir a nuestros hijos. Desde el zorro de peluche, hasta las muselinas con estampado de estrellas y las lámparas más funcionales pueden tener su toque de cuento. Cada pieza agrega algo especial, con una mezcla elegante y divertida.

3. La importancia de la seguridad

Es importante mantenernos informadas acerca de los artículos que compramos, así como seguir paso a paso las instrucciones incluso pedir ayuda a alguien experto si es necesario cuando montamos los muebles y demás accesorios de nuestros pequeños. La seguridad es algo que no podemos comprometer y debemos hacer todo lo posible para darles a nuestros hijos un lugar especial y seguro para descansar y divertirse.

4. Pensar en el futuro

El tiempo se pasa volando y es importante pensar en el futuro desde el principio. Una buena idea es comprar una cuna que se transforme en cama cuando los niños crezcan. La que yo compré le podrá servir a mi hija Giulietta incluso cuando ya sea una señorita porque se convierte en una cama tamaño. Además, si tenemos oportunidad, podemos actualizar el cuarto del bebé cada temporada, aunque sea cambiando algunos detalles, como la ropa de cama y algunas decoraciones.