Armando del Río: “Me quedo con Alcalá porque tiene un centro histórico precioso”


El zaragozano Armando del Río reconoce que el trabajo de actor “tiene rachas y picos de mucho trabajo y otras que tienes muy poco que hacer”, sin embargo él no se puede quejar de sus actuaciones en cine (‘Jamón, jamón’, ‘Historias del Kronen’, ‘Km 0’, ‘Sinfín’ o más recientemente ‘Pancho, el perro millonario’), en teatro (más de 20 obras) o en televisión (18 series de éxito en cadenas nacionales).

Un tipo que empezó en la interpretación porque “no me gustaban los mundos de rutina, los horarios, los colegios y el tener que hacer siempre la misma cosa. Veía mucho cine, me sabía quiénes eran todos los actores de Hollywood de la época y siempre me había fascinado este mundo”.

Mucho cine y más televisión

Armando tuvo la suerte de entrar en el cine con poco más de 20 años, donde hizo películas tan controvertidas como exitosas. Es el caso de ‘Historias del Kronen’ que le lanzó a la fama, de hecho asegura que “fue una de las pelis más vistas del año y supuso estar en el grupo de jóvenes actores españoles que despuntaban en ese momento.

En aquel momento los jóvenes más conocidos eran Jorge Sanz, Maribel Verdú y Gabino Diego, no había muchos más. Por lo que los Noriega, Juan Botto, Moyá, Aitor Merino… conseguimos que una peli como esa nos llenase de trabajo más adelante”.

Antes estuvieron, ‘Jamón, Jamón’ y ‘Moriras en Chafarinas’. En la primera trabajó con el oscarizado Javier Bardem, del que afirma que “en las primeras escenas de la peli que rodó en una gasolinera ya se le veía un potencial brutal”.

Pero son muchos actores con los que ha podido compartir tablas y cámaras. “Juan Diego, mis compañeros de la clase de Cristina Rota que son Juan Diego Botto, Ernesto Alterio, Ana Rayo, Raquel Pérez… en fin hay actores muy buenos, por ejemplo ahora estoy trabajando con Carlos Hipólito –al que también entrevistamos hace poco– que es uno de los mejores del país con una vis cómica maravillosa” continúa.

Pero si hay algo donde ha destacado Del Río es en sus papeles de Televisión, excepto el pinchazo de Antivicio (año 2000 Antena 3) “que me podía haber dado un empujón fuerte pero que no funcionó por temas de programación -estrenaron el primer capítulo junto a las semifinales de Champions, donde había tres equipos españoles-”, con trabajos de muchísimo éxito en cerca de una veintena de series. “Los papeles que más me han gustado han sido el policía de ‘Sin tetas no hay paraíso’ y Gustavo de ‘Gran Reserva’ que me parecía un personaje donde había bastante que rascar y era muy divertido de hacer”.

La tiranía de las Redes Sociales

Armando reconoce que las cosas han cambiado mucho a la hora de trabajar en la ficción televisiva. “Las redes sociales influyen bastante, quizá menos en los actores de mi edad, salvo que hagas una comedia que tenga muchos fans en redes sociales. Sé que hay muchas veces que se han dado papeles por el número de seguidores que tenga en redes sociales un determinado actor o actriz, lo cual me parece una aberración”.

Ahora Armando tiene nuevos proyectos de cara a la temporada que empieza, donde volverá a rodar en el cine. “A finales de octubre empezamos una película que se llama Bellezonismo donde soy uno de los protagonistas y que rodaremos en la zona de Salou hasta finales de noviembre. Es una comedia muy surrealista y muy divertida que me va a dar otro tipo de personaje que no he hecho hasta ahora, y que va a ser muy divertido de hacer”.

Armando del Río en Todo en Belleza

Como muchos compañeros de profesión, Armando del Río se cuida. Y como reconoce no ser muy constante en ese sentido, busca la ayuda de profesionales que le aconsejen. “Es que yo no soy de hacerme muchas cosas en casa, prefiero ir a otro sitio y que me lo hagan. A partir de una edad hay que hacerse cosas si quieres salir en la TV, que luego las arrugas se marcan mucho más”.

Ahí  no podía faltar Cuca Miquel del centro Todo en Belleza de la calle Libreros. “A Alcalá vengo por Cuca, la conocí por mi chica -la también actriz Laia Alemany, que tiene un blog de belleza y moda– que venía a tratarse con ella. Ahí fue cuando me animé, tuvimos muy buen feelling desde el principio porque me hace tratamientos que están muy bien y me gusta venir a verla”, reconoce.

Si hay algo que le gusta del trabajo de Todo en Belleza son los tratamientos faciales. “El otro día me hizo un lifting facial y me quede bastante flipado, porque salías con la cara resplandeciente. Llegué con una cara mate y salí con un brillo en la cara que parecía otro”.

“Me quedo con el centro de Alcalá de Henares”

Armando del Río no se prodiga mucho por Alcalá y eso que como asegura, “la conozco porque lo tenemos al lado de Madrid, porque es Ciudad Patrimonio de la Humanidad y porque tiene un centro histórico precioso y es una ciudad muy tranquila. Es cierto que he estado unas tres veces pero tampoco la conozco del todo, más allá de pasear por las calles del centro. También estuve actuando aquí una vez”.

Como casi todos los que vienen al principio se decantan por “la zona centro, con el casco histórico es con lo que me quedo de Alcalá. Si te tuviera que decir un solo sitio, te diría que me quedo con todo como conjunto”, concluye.