Aprende a hacerte un lifting facial casero utilizando solo tu melena

Para algunas de nosotras, las arrugas son un verdadero drama en nuestras vidas. Gastamos cantidades ingentes de dinero en cremas que prometen reducirlas, atenuarlas e incluso eliminarlas e incluso nos aventuramos a someternos a procedimientos muy caros que la mayoría de las veces dejan resultados poco naturales.

Pero, como ocurre en muchos casos, el ingenio y la agudeza de cabezas pensantes como la de Kimberly Aschauer crean iniciativas low cost… que triunfan.

Se trata de una estadounidense de Palm Beach, quien ante la próxima boda de su hijo, decidió mejorar su aspecto acudiendo a un cirujano plástico para consultar cuánto le costaría hacerse un pequeño lifting facial. Como era de esperar, Kimberly quedó espantada al saber que el precio ascendía a 5.000 euros. Y, ante la imposibilidad de desembolsar esa cantidad, por supuesto no desembolsaría decidió buscar una alternativa casera pero efectiva: el Facelift Bungee.

Se trata de un curioso dispositivo que estira el rostro de una forma instantánea, económica e indoloro y no es más que un elástico en cuyos extremos tiene dos peines que se insertan en el cabello. Solo debemos hacernos dos pequeñas trenzas a ambos lados de la cabeza cerca de nuestras sienes y luego clavar los peines en cada una, de manera que el elástico pase por la parte posterior de la cabeza y debajo de nuestro pelo. Así, el aparato estira la piel y elimina las arrugas.

Como instrucciones de uso, se recomienda que el elástico sea utilizado ocho horas al día como máximo y para que funcione es necesario tener un largo mínimo de cabello

Y, para que salgas de dudas, te dejamos con este vídeo que te lo aclarará todo. ¿Te animas con el lifting casero? Cuéntanos los resultados…