Dream AlcaláCon Estilo8 desayunos y meriendas divertidas para tus peques. ¡Ñam, ñam!

8 desayunos y meriendas divertidas para tus peques. ¡Ñam, ñam!

Como sabes, el desayuno es la parte más importante del día. Y, si lo es para ti, ¡imagínate para tu peque! Te ofrecemos unos interesantes trucos para conseguir desayunos y meriendas divertidas para tus hijos.

Y es que los niños tienen jornadas de lo más ajetreadas entre el cole, las extraescolares, los interminables ratos de juego… Por eso es fundamental que, tanto a primera hora de la mañana como por la tarde, tomen los nutrientes necesarios para afrontar el resto del día con energía.

Sin embargo, no todos los días es fácil que tus hijos tomen desayunos y meriendas tan sanos y equilibrados como a ti te gustaría. ¿Quieres sorprenderles y que alucinen por la mañana o cuando les recojas del cole? No pierdas detalle de las siguientes ideas. Les encantarán.

Desayunos a tope

El conejito tímido

¿Qué te parece sorprender a tus niños con un plato así de díver? Basta con hacer unas tortitas y colocar una debajo de otra. En la inferior utiliza la nata para hacer el rabito y corta otra para las patas. Remata el plato con dos rodajas de plátano en cada patita y unos puntitos de siropé de chocolate para las uñas. Este conejito tan tímido les encantará.

Fresitas Gnomo

Tanto si es Navidad como en esta época, las fresas pueden darte mucho juego. Ábrelas, introduce nata montada dentro dejando que se salga un poco por la parte de arriba y corta la parte de arriba para hacer sus gorritos. Seguro que estos gnomos les dejan con los ojos como platos.

Huevos con amor

Un plato de huevos fritos con salchichas es de lo más energético y nutritivo para el fin de semana. Si, una vez hayas frito los huevos, recortas la clara haciendo la forma de un corazón y cortas las salchichas transversalmente podrás hacer la misma forma que con los huevos. Un poco de ketchup o tomate frito para hacer la forma de la boca en el plato, quedará un desayuno lleno de amor y súper original.

Tostada osito

Una simple tostada untada con margarina puede convertirse en un plato de lo más divertido si cortas un plátano en tres rodajitas y las utilizas para que hagan de orejitas y de nariz y rematas el plato con unas pasas para los ojitos y la nariz. Puedes sustituír por crema de cacao la tostada y cambiarás el color del osito.

Meriendas happy

¡Ratón que te pilla el gato!

Ratones-de-quesito-creativos-para-meriendas-divertidas

Con unas rebanadas de pan tostado redondas, unos quesitos en porciones, unas rodajas de fuet y unos pedacitos de aceitunas negras para los ojos y la nariz, crearás una merienda de ratoncitos de lo más tierna. ¡Imposible resistirse!

Disney al poder

El personaje Disney por excelencia, de las pelis a… ¡su plato! Imagina las caras de tus hijos cuando vean en qué se ha convertido su merienda ese día. Tan sólo tendrás que usar pan de molde integral y realizar la forma de Mickey recortándola con un cuchillo y acompañar el sandwich de algún complemento como zanahorias baby, galletitas saladas, patatas chips o aceitunas negras… ¡y dejar volar tu imaginación!

Minion de cacao

La crema de cacao les gusta a casi todos pero ¡imagínate si se la presentas con la forma de un Minion! Alucinarán y sin duda, querrán repetir.

Peppa merienda

Jamón de York y unos detalles de tomate natural, lechuga, la clara de un huevo duro, una rodaja de salami y aceitunas negras es todo lo que necesitas. Sírveles el plato haciendo oink oink y se partirán de risa.