15.4 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláCon Estilo5 trucos para hacer de tu recibidor una estancia top

5 trucos para hacer de tu recibidor una estancia top

El recibidor es la carta de presentación de una casa, y por extensión, de nuestro propio estilo. Es por ello que es súper importante cuidar los detalles y conseguir para él un estilo que cuadre con el del resto de tu vivienda.

Y es que no siempre es fácil decorarlos ya que son espacios a menudo pequeños y con poca (o ninguna) luz natural. Además, se conciben como espacios de transición entre la casa y la calle lo que hace que con frecuencia sean el lugar de almacenamiento de abrigos, zapatos, llaves y demás souvenirs?.

Además, es habitual que encontremos en ellos objetos tan antiestéticos como los cuadros de luz, el interfono, el cuelgallaves… accesorios muy necesarios que pueden llegar a arruinar la estética de todo el recibidor.

Es por ello que hoy, en Dream Alcalá Woman te damos una serie de trucos para que quede divino. Es el momento de ponerlo a punto para que al entrar en casa, tus invitados se queden con la boca abierta y los ojos llenos de corazones??.

Armarios, sí gracias

Cuando pensemos en el recibidor es importante que haya un armario empotrado en el que dejar la ropa de calle y los zapatos. No importa si las dimensiones son reducidas; incluso si dispones de poco fondo hay soluciones para poder incorporar espacios de almacenamiento. Esto hará que todas tus cosas estén perfectamente ordenadas sin necesida de tenerlas a la vista.

El portero automático, lo más estético posible

Es importante que busques ubicaciones poco invasivas para las instalaciones eléctricas y modelos con buen diseño que se integren bien con los acabados: si los ubicas sobre una pared blanca y procuras que el tono de blanco del aparato o las tapas sea el mismo que el de la pintura quedarán mejor disimulados.

El blanco, una opción top

Si vas a cambiar el color, apuesta por tonos muy claros para dar luminosidad. El blanco es casi siempre una opción ganadora porque multiplica la luz y da sensación de amplitud. Para no perder calidez, el truco es iluminar generosamente y con luz cálida. Por eso, si tienes una cómoda o aparador, es siempre buena idea colocar sobre él una lamparita; si está directamente conectada al interruptor y se enciende con el resto de las luces, mucho mejor.

No olvides el espejo

En lo que a aspectos puramente decorativos se refiere, algo que no puede faltar en tu recibidor es un espejo. Ayuda a dar amplitud y te resultará muy útil para darte el último retoque antes de salir a la calle. Incluso hay modelos que incorporan una pequeña estantería a modo de ‘vacía bolsillos’, un detalle ideal si dispones de poco espacio.

Un último truco…

Aunque sea muy pequeñito o sin importancia, cuídalo y decóralo con cariño. Hasta el espacio más reducido tiene hueco para un espejo bonito, un jarrón con flores secas, un sombrero o tus pañuelos favoritos. No olvides un bonito paragüero y una Light Box: es perfecta para un mensaje de bienvenida y positividad para el día a día. No necesitas más para transmitir estilo y personalidad a todo el que vaya a verte.