5 trucos para tener un armario perfecto

¿Harta de tener un armario lleno y nada que ponerte? Con el cambio de armarios al terminar cada temporada quizá te hayas dado cuenta de que tu vestidor necesita ayuda urgente para poder sacar partido a toda esa ropa que tienes.

Lo primero que debes hacer es crear tres montones con todas tus prendas:

  1. Ropa que te pones muy a menudo.
  2. Ropa que te encanta pero que no te pones.
  3. Prendas que, temporada tras temporada, jamás sacas de paseo.

De estos tres montones (ropa para el día a día, prendas ‘in love’ y prendas abandonadas), quédate sólo con los dos primeros. Y no, no te asustes. El tercer montón es, probablemente, el culpable de la extraña situación que vive tu armario: mucha ropa pero pocos modelitos prácticos de verdad.

Una vez que te hayas deshecho del tercer montón , aún te quedan unas cosillas por hacer para tener un armario perfecto. Y este trabajo tiene que ver con el segundo montón, el de ropa que te encanta pero que no usas jamás. Sigue estos consejos para que esta temporada SÍ consigas sacarle partido a todas estas prendas.

1.- Selecciona y separa

Resultado de imagen de elegir ropa

Dentro de este montón de ropa hay dos tipos de prendas: las que no te pones porque ya están pasadas de moda pero las tienes cariño, y las que te compraste porque son tendencia pero luego nunca supiste cómo combinarlas.

Separa los dos tipos de prendas para aclararte las ideas.

2.- Define tu estilo

Resultado de imagen de define tu estilo

Quizá mucha culpa del cacao mental que tienes al mirar tu armario es que no sabes cuál es realmente el estilo que te define. Lápiz y papel en mano, anota todos los adjetivos que crees que definen tus looks (por ejemplo: modernos, recatados, provocativos…).

La próxima vez que vayas de compras ten en cuenta lo que escribiste. Así tu armario no estará lleno de cosas que no van contigo.

3.- Reinvéntate

Resultado de imagen de tiempo arreglarte

Revisa esas prendas que piensas que están pasadas de moda. Es probable que con combinarlas con otras de máxima tendencia puedas reutilizarlas. Si es necesario, inspírate en blogs de moda o en Pinterest. Te ayudará.

4. Dedícale tiempo

Resultado de imagen de tiempo arreglarte

Muchas veces no sabemos qué ponernos porque dedicamos muy poco tiempo a vestirnos. Y, claro, así al final solo se nos ocurre ponernos ‘lo de siempre’.

Está claro que apostar por el caballo ganador está muy bien pero innovar también es necesario si queremos salir de la monotonía.

5. Sé realista

Resultado de imagen de ropa que te queda pequeña

Sí. Sabemos que hay prendas estrella en tu armario de las que no te querrías desprender ni con agua caliente. Pero a veces, lo que antes nos quedaba de lujo, ahora no.

Si has cogido unos kilitos o, por el contrario has perdido peso, no te favorecerán tanto como antes así que… sintiéndolo mucho, lo mejor es decir a esas prendas: ¡Adiós con el corazón…! 😉