Repostería de Todos Los Santos

Para hacer el día un poco menos amargo, no hay que olvidar que éste es el día de recordar a todos los difuntos, la sabiduría popular generó la costumbre de comer alimentos especiales.

Con estos postres empieza la temporada alta de la repostería. Atrás queda el verano y llegan las ganas de buñuelos y chocolate con churros para entrar en calor… Ya sean en Semana Santa o el Día de Todos los Santos, los buñuelos son los verdaderos protagonistas del 1 de noviembre.

En esta fecha también se disfrutan los Huesos de Santo, el Dulce de Membrillo y los Pestiños. Pero sobre todo llegan a nuestras calles los puestos de castañas asadas. El 1 de noviembre, además de la Festividad de Todos los Santos, es el inicio de la temporada de la repostería en nuestro país.

Texto escrito por: CIEE Alcalá de Henares

Vamos a hablar de los dulces, ya que casi todos los estudiantes sienten pasión por lo dulce. Si te asomas a los escaparates de las pastelerías de Alcalá de Henares podrás ver muchos de ellos y seguro que querrás probarlos.

Huesos de santo

Si hay un dulce típico del Día de Todos los Santos, son los Huesos de santo. Fabricados con una masa de mazapán, estos dulces están cubiertos con almíbar y los puedes encontrar con distintos rellenos. Tienen forma de huesos, y de ahí proviene su nombre. Los Huesos de santo forman parte esencial de la repostería en Castilla y España en general, y podrás verlos por toda la península el 1 de noviembre.

huesos_de_santo

Buñuelos de viento

A pesar de que son tal vez más conocidos durante la “Semana Santa“, los buñuelos se consumen mucho en el Día de Todos los Santos. Son muy sencillos de hacer, y la receta consiste básicamente en una masa hecha con harina, azúcar y un relleno que puede ser de muchos sabores. Los buñuelos son más baratos y más ligeros que los Huesos de santo, y sus raíces se remontan a la “Castilla profunda”.

bunuelos_de_viento

Dulce de membrillo

Éste es un dulce muy típico del otoño porque es en esta época cuando la fruta se recoge del membrillero y en muchas casas se preparan distintos tipos de mermelada o compota. Sin embargo, cuidado, el Membrillo no se puede comer crudo. La gelatina se hace simplemente por la ebullición de la pulpa del membrillo con una cantidad equivalente a su peso de azúcar, lo que resulta en un bloque de gelatina que se puede cortar para comer solo o acompañar platos de diferentes tipos.

dulce_embrillo

Pestiños

La tradición indica que hay que comerlos en esta época del año. Son muy fáciles de hacer, ya que solo requieren tres ingredientes principales: harina, aceite y azúcar. Pero la clave está en la fritura de la masa, y eso es otra historia. Hay muchas variaciones de la receta original que añaden algunas veces limón, miel o vino de Jerez.

pestinos

Castañas asadas

Como el Día de Todos los Santos se celebra en otoño, no es de extrañar que se use uno de los frutos secos más típicos de esta temporada: las castañas. Cuando están asadas son muy sabrosas y puedes comerlas directamente. La forma más común de prepararlas es asadas sobre una plancha caliente, aunque también se pueden asar en la chimenea, en una hoguera o en el horno.

castanas

¡QUE APROVECHE!