21.3 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasDeporte en Alcalá de HenaresObjetivo cumplido: el Complutense seguirá en Tercera

Objetivo cumplido: el Complutense seguirá en Tercera

Los pinteños de Javi García sabían que solo les valía ganar, ante un Complutense al que sí le valía el empate. Se esperaba mucho de los rojinegros, sobre todo tras la victoria intersemanal frente al Paracuellos. Pero al final, los del Amelia del Castillo dieron una imagen muy similar a la del pasado domingo frente a la RSD Alcalá, sin dar la sensación de estar jugándose la categoría sin margen de error.

Al ser un partido a vida o muerte, en el que tanto había en juego, se esperaba un duelo de altos decibelios. Muchas disputas, mucha pelea, y sobre todo mucha tensión. Aunque es verdad que tampoco se lo pusieron muy difícil al colegiado ninguno de los dos equipos ya que no se vio un partido agresivo con lo que se estaban jugando ambos conjuntos. 

Futbolísticamente, el partido tuvo muy poco que contar. De hecho, el primer tiempo se puede considerar como un combate nulo, puesto que ninguno hizo daño al otro. Lo único que cumplía con el guion preestablecido fue que el Pinto tenía más el balón, y dominaba la situación.

Por necesidad, y por estilo de ambos equipos. Gallardo apostó por un 5-4-1, con rombo en el centro del campo, con Roberto Izquierdo por detrás de Pau Echarri. Enfrente, Javi García dispuso del clásico 4-2-3-1, con el que tuvo más el balón y jugó más en campo contrario, pero sin profundidad y sin hacer daño al rival.

De hecho, todo el bagaje ofensivo de los visitantes en todo el primer acto fueron tres centros que se pasearon sin rematador. Eso sí, enfrente Carlos Morales tampoco temió por su portería, ya que los alcalaínos apenas rondaron ni pisaron el área.

Segunda mitad más movida pero también sin goles

El segundo acto si fue más movido. Al igual que el domingo anterior, el Pinto salió tras el paso por vestuarios con una marcha más, buscando la portería contraria, y creando peligro. Y tuvo Imanol el gol de la salvación, en un contragolpe en el que se plantó solo ante Pantoja. Y aunque remató bien, el meta le sacó con una gran estirada el remate al ex del Santa Ana.

Poco después, fue Carlos Morales el que tuvo que lucirse en un contragolpe, quitándole otro gol que parecía cantado a Pau Echarri. Pero al igual que pasó también el domingo pasado, esa reacción pinteña tras el descanso se fue esfumando con el paso de los minutos.

A partir de ahí, los visitantes fueron perdiendo fuerza y, extrañamente, tensión. El tiempo corría en contra de los rojinegros, que perecían muy calmados y no ser conscientes de que se les iba la categoría.

Además, el choque estuvo interrumpido seis minutos por una lesión de Ángel, al que se le salió el hombro y que tuvo que ser sustituido cuando no llevaba ni diez minutos sobre el césped.

Ese parón, obligó a González Seijas a prolongar el partido hasta el minuto ciento uno. Once de prolongación, y de agonía para un Pinto que trató de volcarse sin éxito ante la portería rival.

Pero a los visitantes parecía faltarles un punto de tensión y de intensidad, aunque si pusieron más hombres sobre el campo rival, sin éxito ninguno. Salvo un remate alto de Ismael y otro flojo de Yorman, los de Javi García no eran capaces de crear ocasiones claras.

Todo lo contrario, le ocurrió a un Complutense bien plantado, que al contragolpe pudo matar el partido y sentenciar definitivamente a los rojinegros. Y es que, en tiempo de descuento, los de Gallardo estrellaron dos balones en la madera (Said y De Prada), con los que habrían evitado la intranquilidad que les daba empate, por aquello de que un gol les mandaba a Preferente, más que por las sensaciones y las prestaciones de su rival.

Pero el partido acabó como empezó, sin goles, lo que condena al Atlético Pinto al quinto puesto del Subgrupo E (ningún equipo del subgrupo B logró la permanencia sobre el césped), y por tanto, a Regional Preferente, salvo sorpresa administrativa en una temporada en la que se ha jugado casi tanto en los despachos como en el césped.

Celebración del Complutense

Por su parte, el Complutense celebró con señorío su hazaña de la permanencia. Celebración que no empezó hasta que todos los integrantes del Pinto no se habían retirado al vestuario y que pone broche a una gran temporada en su primera participación en Tercera División.