Dream AlcaláNoticiasLos Santos Niños volvieron a salir en procesión por las calles de...

Los Santos Niños volvieron a salir en procesión por las calles de Alcalá de Henares

Tras la suspensión de la procesión de 2020 debido a la pandemia, los Santos Niños, Justo y Pastor, patronos de la ciudad y la Diócesis de Alcalá de Henares y mártires de la iglesia católica, salieron una vez más por las calles complutenses acompañados de cientos de vecinos en su festividad del 6 de agosto.

A las 19:30 se celebraba la santa misa oficiada por el obispo de la Diócesis de Alcalá, Monseñor Juan Antonio Reig Plá. Algo más de hora y media más tarde se abrían las puertas de la Santa e Insigne Catedral Magistral. Primero la cruz de guía, después, y como novedad, un grupo de Boy Scouts precedía a las Cofradías de gloria y penitenciales que salían con sus estandartes.

Detrás de ellas salía el paso procesionario de los Santos Niños escoltados por cuatro maceros del Ayuntamiento. Seguidamente, el cortejo de sacerdotes, encabezados por el obispo Monseñor Reig Plá, vestidos con casulla blanca y estola roja, color de la sangre y el fuego, en honor a los Santos Mártires Justo y Pastor. Por último, el acompañamiento de la Agrupación musical Sones del Tajuña de Carabaña, como ya ocurriera en 2019.

Autoridades presentes

Presidiendo el acto en el altar de la plaza de los Santos Niños estuvieron el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, la tercera teniente de alcalde, Diana Díaz del Pozo, la concejal de Salud, Blanca Ibarra y la concejal de Participación y Ciudadanía, Patricia Sánchez.

Acompañando la procesión estuvieron las autoridades políticas Carlos Segura (diputado de la Asamblea de Madrid por el PP), Judith Piquet (portavoz del PP), Javier Moreno (portavoz de VOX), Susana Ropero (concejal de Ciudadanos), Francisco Javier Villalvilla (concejal del PP), Marcelo Isoldi (concejal del PP) y Antonio Villar (concejal de VOX). Encabezaban la comitiva Gregorio Manzanares (presidente de la junta de cofradías de Alcalá de Henares), Borja Hernández (presidente de la Asociación de los Santos Niños) y Antonio Soriano (Delegado Diocesano para las Hermandades y Cofradías).

Recorrido de los Santos Niños

La procesión recorrió la Plaza Santos Niños, las calles Mayor, Imagen y Santiago hasta llegar al Palacio Arzobispal. De ahí a la calle San Juan para regresar a la Catedral Magistral por Santos Niños.

Destacó en el paso por la calle Imagen la parada en la Iglesia de las Carmelitas Descalzas de la Purísima Concepción en homenaje a las hermanas fallecidas durante la pandemia del coronavirus.

Allí, el obispo Monseñor Reig Plá rezó un Padre Nuestro así como un Ave María por la intercesión de los Niños Justo y Pastor y por los méritos de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo para que las almas de las Madres Esperanza, Carmen Teresa y Genoveva descansen en paz.

En principio un recorrido más corto que años anteriores, pero con una duración bastante parecida a la última vez que los Santos Niños salieron en paso procesionario. Una marcha lenta, con un paso llevado a ruedas, que se extendió hasta poco más de las 22:00 horas cuando los Santos Mártires volvieron a la Santa e Insigne Catedral Magistral.

Este paso procesionario significa una de las mayores tradiciones del verano alcalaíno. En los últimos años su participación fue creciendo, aunque esta vez, debido a la pandemia, se notó mucho menos público en las calles. Sin embargo, los vecinos de la ciudad volvieron a demostrar la misma devoción por sus patronos.

Un poco de historia

Hoy en día los Santos Justo y Pastor están considerados entre los santos patronos de Alcalá y Madrid. San Prudencio los denominó como unos de los más gloriosos mártires de España. Sus presuntos cadáveres fueron descubiertos en el siglo octavo y llevados a Huesca. En 1568, fueron traídos de vuelta a Alcalá, donde yacen bajo el altar mayor de la Catedral Magistral.

El hallazgo de los cuerpos lo atribuye San Ildefonso al obispo Asturio de Toledo, quien, iluminado por Dios, habría dado con el lugar de la sepultura. Es interesante también la noticia que da San Ildefonso de que Asturio edificó la primera basílica en honor de los mártires, y que de tal modo se le entrañó a este obispo toledano el culto de los santos niños, que desde entonces no volvió más a su diócesis de Toledo, sino que permaneció en Alcalá, junto al sepulcro, allí quiso morir y ser enterrado.

Con ello consiguió que el antiguo Complutum y actual Alcalá de Henares se erigiera diócesis, de la que Asturio habría sido el primer obispo.

Leer más