La Policía Local de Alcalá salva a dos personas practicando la reanimación cardiopulmonar

Dos personas en apenas dos días sufrieron sendas paradas cardiacas. Probablemente hace años estaríamos hablando de dos muertes. Pero, gracias a nuestra Policía Local, y su experiencia en el manejo de los desfibriladores y la técnica de Reanimación cardiopulmonar (o RCP), estas complicadas historias han tenido final feliz.

Primero fue el 10 de agosto cuando los agentes de la Policía Local de Alcalá de Henares sacaron de una parada cardíaca a un hombre de 88 años practicando la Reanimación cardiopulmonar a través de un desfibrilador externo semiautomático.

Esta misma mañana, el Sindicato policial CPPM en Alcalá de Henares informaba, en su cuenta de Twitter, que una nueva intervención de la Policía Local ha salvado la vida a un joven en parada cardíaca, de nuevo con la misma técnica y el mismo aparato.

El sindicato policial quiere subrayar la importancia de dotar a los agentes de estos medios de reanimación así como de la formación necesaria en las técnicas de Reanimación cardiopulmonar para que Alcalá sea una ciudad completamente cardioprotegida y los ciudadanos sepan que tiene una Policía preparada y dotada de lo necesario para atender estas situaciones de urgencia.