0.6 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasLa Nueva Normalidad empezará el 11 mayo, durará ocho semanas y los...

La Nueva Normalidad empezará el 11 mayo, durará ocho semanas y los colegios no volverán hasta septiembre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado en rueda de prensa el plan del ejecutivo para “la transición hacia una nueva normalidad”. Esto es, la desescalada del confinamiento provocado por la crisis del coronavirus tras la declaración, y posteriores prórrogas, del Estado de Alarma.

Según el presidente, la desescalada comenzará, el 4 de mayo, en zonas de Baleares y las Islas Canarias, donde el impacto del virus ha sido menor. “La desescalada será gradual, asimétrica y coordinada. Lo vamos a hacer por fases, la unidad será la provincia o la isla, no habrá movilidad entre provincias o islas hasta alcanzar la nueva normalidad», afirmaba el presidente.

Los primeros lugares en reabrirse de forma gradual hacia “la nueva normalidad”, término que ha usado Sánchez, lo harán el 4 de mayo, aunque la mayoría de la población lo hará el día 11 del mismo mes. Las medidas se irán extendiendo durante ocho semanas hasta finales de junio aunque cada 15 días se hará una evaluación de la situación.

Los colegios no volverán hasta septiembre

Según el presidente los centros de enseñanza no volverán abrir sus puertas, salvo en casos excepcionales. En este supuesto entrarían los colegios para menores de 6 años cuyos padres tengan que trabajar de forma presencial.

Además, los cursos escolares no se reanudarán hasta después de las vacaciones si bien pueden reabrirse algunos centros para recuperaciones o la realización de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU).

Foto: Comunidad de Madrid

Las cuatro fases de la desescalada

Para esta nueva normalidad, la desescalada se dividirá en cuatro fases sin fechas concretas para cada una de ellas.

  • Fase 0: es la fase previa aplicada en todo el país con la salida de los niños y el próximo 2 de mayo del resto de la población durante una hora al día para pasear sin necesidad de hacer labores esenciales.
  • Fase 1: En principio se estima que esta primera fase arranque en toda España el próximo 11 de mayo (4 de mayo en algunos lugares de las islas). Apertura del pequeño comercio con horarios especiales para los mayores de 65 años, los centros comerciales permanecerán cerrados. Incluirá la apertura de terrazas de bares y templos religiosos a un tercio de su capacidad. Se podrá viajar a segundas residencias dentro de la misma provincia, si el desplazamiento es en transporte público es recomendable, no obligatorio, el uso de mascarilla.
  • Fase 2: Sin fecha estimada, se podría ir a la última semana de mayo. Podrían abrir centros escolares para recuperaciones, realización de la EvAU o para menores de 6 años que sus padres tengan trabajos presenciales pues continuará el teletrabajo para las empresas que lo puedan facilitar. Los templos religiosos aumentaran al 50% su aforo. Se permitirá una ocupación del 30% en interior de cines, salas de exposiciones, museos, bares y restaurantes. Se podrán celebrar actos públicos de 50 personas en lugares cerrados o de 400 personas al aire libre.
  • Fase 3: Preparada para la segunda semana de junio. Se permitirá la circulación entre provincias y el comercio abrirá al 50% de su aforo y con una separación de dos metros entre sus clientes, algo parecido se hará con bares y restaurantes si bien no se ha marcado el aforo máximo. Se abrirán las playas,  se mantendrán el teletrabajo y se flexibilizará la movilidad en general.

Se pasará de una fase a otra siempre que se supere una evaluación de la situación cada 15 días y el Gobierno se guarda la ampliación de los estados de alarma para mantener sus competencias y tomar decisiones con mando único.

Responsabilidad individual y disciplina social

El presidente del Gobierno ha explicado que en la confección del plan se ha analizado las principales experiencias internacionales e identificado las mejores prácticas para recuperar la vida cotidiana y la actividad económica sin poner en riesgo la salud colectiva. Asimismo, se han contemplado las aportaciones de las comunidades autónomas y las entidades locales.

Pedro Sánchez considera que los verdaderos protagonistas en esta etapa de desescalada serán los ciudadanos y ha apelado, de nuevo, a su responsabilidad individual y a la disciplina social. «Con nuestro comportamiento podemos salvar vidas y recuperar nuestro país». Por el contrario, «cualquier conducta irresponsable se vuelve contra quien la protagoniza, pero perjudica a todos», ha dicho.

El presidente ha advertido que el proceso va a ser «más peligroso y más difícil» que el confinamiento, puesto que va a requerir combinar el respeto de las reglas de higiene y distancia social con la recuperación de espacios de movilidad y actividad social. «El virus no se ha ido», ha recordado y, hasta que no haya una vacuna, ha insistido en la necesidad de ser cautos y prudentes, y en no poner en riesgo por impaciencia lo conseguido con «muchos sacrificios en estas seis semanas».

En este punto ha agradecido el «trabajo abnegado de los sanitarios» y el «esfuerzo y sacrificio» de todos los ciudadanos, lo que han permitido salvar miles de vidas.