La Marmita: el nuevo y sorprendente gastrobar de Alcalá de Henares

Los espacios gastronómicos que riegan Alcalá de Henares de propuestas no dejan de sorprendernos. Y acaba de abrir un nuevo gastrobar en el centro que queremos que conozcas antes de que te sea imposible entrar.

Se llama La Marmita, y está situado entre las calles Almazán y Andrés Saborit, junto a Puerta de Madrid, justo frente a la nueva rotonda dedicada a la Mujer Motera.

A su cargo, una empresa familiar de cuna sevillana y adopción alcalaína, formada en el catering y desarrollada en cafeterías de grandes empresas como Leroy Merlín, que en esta ocasión nos presenta una nueva propuesta “diferente y complementaria”, como nos apunta su propietario Guillermo, para la oferta gastronómica de la ciudad.

La Marmita cuenta con tres espacios diferenciados y diseñados por María Albacete, de la conocida empresa de decoración complutense Studio 77. Mesas altas para disfrutar con amigos y llenarlas de tapas y vinos, mesas bajas para estar con la familia y los niños, con espacio suficiente para dejar los carritos, y un salón para el que busque más intimidad o hacer una pequeña celebración.

Es un nuevo gastrobar para todo de público, por espacio y precio. Un sitio hecho para disfrutar desde la mañana a la noche con una amplia carta desayunos, con pan y bollería cocidos en horno propio cada día y que incluyen propuesta salada basada en una jugosa tortilla de patata.

Con unas raciones y un estupendo menú de diario por solo 12 euros, y unas cenas de platos para compartir (o no) que incluyen su propuesta de Sushi, una cocina mediterránea de cuchara con secreto alcalaíno, y propuestas sorprendentes en tapa como unas croquetas melosas de jamón que te harán llorar o unas patatas bravas hojaldradas que conseguirán que vuelvas una y otra vez.

Todo esto, ideado por su irreverente cocinero Sebas, de solo 22 años, acompañado de una plantilla locamente joven con Dani ayudando en la cocina, Jennifer de office, Virginia y Bryan de camareros y Belén y Pablo mandando en la sala y la gerencia.

Y por la noche, se renueva por completo tras la cena. Distinto personal, distinta iluminación y distinta música, La Marmita también quiere tentarte con la primera copa.

Comer en el gastrobar La Marmita ¿Eres de carta o de menú?

Si vas a diario para comer, en La Marmita encontrarás un menú con cuatro primeros y cuatro segundos, por solo 12 euros. Nada que esté en el menú del día aparece en la carta, pero los platos que más gustan a los clientes pasan directamente, con una vuelta de tuerca, a sus nuevas referencias. Porque su carta está en continua evolución y qué mejor que la opinión de sus clientes para sumar nuevos platos.

Si cenas, o no buscas un menú del día para comer, te darás cuenta de que en su carta no existe diferenciación entre entrantes, primeros y segundos. Platos para compartir -bravas hojaldradas, Sushi del chef o una ensalada japonesa o de burrata- y platos para no compartir -desde unos cachopitos hasta un salmón teriyaki, pasando por una hamburguesa o un pulpo a la brasa- todo muy loco y muy rico. Y no se olvidan de los niños, ya sea con su serranito o sus cubos de palomitas (patatas fritas con fingers de pollo y croquetas).

Si hablamos de precio en el menú del día, no podemos dejar de hacerlo en la carta con un precio medio alrededor de los 20 euros por persona, con dos bebidas y un postre, que es lo que cuesta, por ejemplo, una ensalada, patatas bravas hojaldradas, presa ibérica y postre, todo para compartir.

Todo esto, coronado con los postres fuera carta que incluyen una copa para después de cenar. Y es que en La Marmita quieren que tu cena sea larga y relajada, que la disfrutes al máximo.

Recomendaciones de La Marmita

Si vas a mediodía a La Marmita, sobre todo en invierno, no dejes de pedirte en su barra revestida en hierro un vino de entre sus referencias en tintos -Ribera, Rioja y Toro- blancos, rosados o semidulces.

Si eres de cerveza, las protagonistas son Mahou y en especial la primera cerveza artesana de la marca Nómada, cuyos barriles se ubican en una gran ‘pecera’ a la vista de todos, la primera de este estilo en Madrid.

Acompáñalos con un Joselito, los Pepitos de toda la vida diferenciando el tipo de pan e incluyendo el serranito ¡Ay mi Sevilla! O sus deliciosas patatas bravas hojaldradas.

Como dice Guillermo “si el Nino tiene la oreja o los champiñones y el Goya el cocido, nosotros queremos aportar a Alcalá las patatas hojaldradas. Al final, se trata de platos para que la gente venga a nuestra ciudad a probarlos y así nuestra gastronomía crezca”.

Si te gustan las ensaladas, te recomendamos la japonesa que va con espárragos trigueros y unos langostinos salteados y crujiente de bacalao. Y no te puedes ir sin probar las croquetas melosas de jamón ibérico que podrás comer con cuchara y pedirte por unidades sin tener que irte a una ración entera.

De noche cambia todo

La Marmita son muchos lugares en uno. Y quieren que te sientas como en casa. Exactamente igual que en una cena en casa con amigos os tomáis una copa para terminar, aquí a partir de las 23:00 horas, todo cambia cuando se bajan las luces para dar paso a las lámparas LED, entra un personal nuevo, con otro vestuario, y el local se convierte en un bar de copas hasta las 2:30 (viernes y sábados).

“Siempre he luchado por el bien de Alcalá”

El propietario, Guillermo, y todo su equipo tienen un lema y es que Alcalá suene y que Alcalá crezca, “porque siempre he creído en Alcalá. Es una ciudad que tiene algo que te atrapa y siempre vuelves, por mucho que no quieras”.

Guillermo, nacido en Sevilla, pero de Alcalá de ‘casi’ toda la vida, asegura que La Marmita es el sueño que siempre ha tenido, el lugar donde dar a los clientes lo que a él le gustaría recibir. Un sitio donde puedas venir a tomarte un vino o una cerveza y comer bien, un sitio donde el cliente venga y no se quiera ir, un sitio agradable y cómodo.

Más información y reservas

La Marmita Gastrobar abre de martes a domingo desde las 10:00 a las 00:00 horas (viernes y sábado hasta las 02:30 horas). Puedes visitarles en la calle Calle Andrés Saborit, 16 y llamarles para reservar en el teléfono 918 88 27 96.

Dónde está

Calle Andrés Saborit 16, Alcalá de Henares
Reservas: 91 888 27 96