La Casa de los Grifos, Roma en Alcalá de Henares

This text is also available in English


El lugar más grande y enigmático del yacimiento arqueológico de Complutum es una gran estructura metálica cerrada y no visitable que esconde la Casa de los Grifos. Descubre con nosotros todos sus secretos.

Alcalá de Henares es conocida mundialmente por ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad y cuna de Miguel de Cervantes. Pero no menos importante es el yacimiento arqueológico de Complutum, los restos de la Alcalá romana de los siglos I-III d.C. y que para los especialistas tiene una importancia arqueológica de primer orden.

Este yacimiento demuestra que Complutum fue una ciudad romana de gran importancia, que contaba con todos los elementos de una gran urbe como un trazado urbano característico, un foro con su plaza, una basílica, termas, mercado de abastos, edificios administrativos y casas de personalidades nobles de la época. Muestra de todo ello también es la Casa de Hippolytus.

Mapa de Complutum con las principales casas descubiertas por la Arqueología.

Tanto es así, que técnicos de arqueología y conservación del patrimonio de Alcalá afirman que la importancia arqueológica de los restos de Complutum está a la cabeza de todos los de la Europa occidental, y en muchos aspectos solo después de los de la ciudad italiana de Pompeya.

Complutum sufrió durante siglos el expolio de manos de los propios alcalaínos, que usaron la vieja ciudad romana como cantera para construir la ciudad que aún puedes ver actualmente. De hecho, muchas de las piedras y columnas de zonas tan conocidas como la calle Mayor o el Palacio Arzobispal, provienen de Complutum.

Además, y por desgracia, el rápido y desordenado urbanismo de los años 60 y 70 del siglo XX, fruto del boom industrial de Alcalá, produjeron la devastación de una importante zona de la ciudad romana al excavar y edificar sin control en terrenos que (ya entonces) se sabía que albergaban los restos de una importante ciudad romana.

Sin embargo, todavía hay una buena parte de la ciudad que aguarda pacientemente a ser desvelada. Las excavaciones de Complutum comenzaron a partir de 1985, cuando se aprobó la ley de Patrimonio Histórico, que impulsó la investigación y catalogación de los restos del rico pasado español. Gracias a las prospecciones que se han hecho (y con la ayuda de la fotografía aérea y otras técnicas), se ha conseguido delimitar el perímetro total de la ciudad y se ha documentado el trazado urbano. Se han conservado cinco decumanos (calle principal con orientación este-oeste) y un cardo (calle con orientación norte-sur), además de todos los edificios de los que hay restos.

Una de las parcelas que alberga el mayor tesoro descubierto a fecha de hoy es la que esconde una gran cubierta. En su interior se trabaja actualmente para recuperar una de las casas particulares más importantes (como documento arquitectónico) de la Europa occidental, y que hasta el mismísimo alcalde de Roma ha visitado recientemente.

La Casa de los Grifos

La Casa de los Grifos es una importante casa privada romana de la ciudad de Complutum, construida hacia el año 50 d.C., y que conserva en su registro arqueológico la mayor parte de su programa pictórico decorativo.

Es un espacio en el que se realizan intervenciones continuadas por parte del Servicio Municipal de Arqueología y la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid desde 2004.

La Casa de los Grifos perteneció a una familia acomodada de la Complutum romana en el primer siglo de la era cristiana y estuvo en uso aproximadamente 250 años. Las labores de excavación y restauración comenzaron hace años, y para proteger tanto los restos como los trabajos de los arqueólogos, en abril de 2011 se levantó la gran cubierta que es visible desde cualquier punto del yacimiento. Entre sus tesoros, esta casa cuenta con la mejor colección de pintura mural de un solo edificio que se conserva en España y aún hoy es posible pasear por su espectacular galería central al igual que lo hicieron sus habitantes.

Hablamos de una casa de 30 x 30 metros de planta, 900 metros cuadrados en total, a los que habría que sumar una taberna (habitación abierta a la calle y aislada del resto de la casa) adelantada sobre el decumano IV y dos magníficos pórticos de 2 metros de ancho de pilares en sus fachadas oeste y sur.

En el interior de la Casa de los Grifos se ha encontrado nada menos que diecisiete ambientes. El centro lo ocupaba un peristilo (la parte más interior de la casa romana, consistía en un jardín rodeado de un pórtico sostenido por columnas), rodeado de un pasillo porticado.

El nombre de Casa de los Grifos proviene de los animales mitológicos que decoran una de las pinturas más características de la casa. Su desafortunado incendio y posterior demolición, han sido sin embargo las circunstancias que miles de años después han permitido a los arqueólogos descubrir una gran cantidad de tesoros intactos y no expoliados. No solo su excepcional colección de pintura mural (y de la que ya hay una buena parte restaurada en el Centro de Interpretación de la ciudad de complutum, aún cerrado al público), sino multitud de elementos diversos e incluso restos orgánicos, como los huesos de perros encontrados en el pozo del patio central de la casa, y que probablemente fuesen arrojados allí tras el incendio para evitar olores y enfermedades.

Las excavaciones en esta casa privada, que pudo ser abandonada a finales del siglo III o comienzos del IV d.C., comenzaron en 2003 y en la actualidad se ha descubierto más de un setenta por ciento de su superficie.

La continua aparición de paneles de pintura en un estado muy delicado hace más lentos los trabajos, ya que deben ser extraídos cuidadosamente para su restauración.

El Taller Escuela de Arqueología y Rehabilitación (TEAR), situado dentro del mismo recinto arqueológico en los edificios de la antigua Finca El Juncal, se encargaba de restaurar las pinturas murales que cubrían las estancias de esta casa noble del siglo primero d.C. junto al foro romano de Complutum. Sin embargo, los recortes presupuestarios de la Comunidad de Madrid interrumpieron la importante labor de este centro, que espera pacientemente tiempos mejores para continuar su labor docente y arqueológica.

La ciudad romana de Complutum fue declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica en 1992 y hasta ahora se han podido identificar importantes avenidas, el foro (gran parte del cual es visitable desde 2009), mausoleos, industrias de pan y vidrio, y la Casa de Hippolytus, abierta al público en 1999.

Galería de imágenes:

En vídeo:

Más información:

Dónde está

Más sitios que ver en Alcalá de Henares

Visita nuestra sección Qué ver en Alcalá de Henares y descubre otros sitios increíbles de la ciudad complutense.

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: