Ermita del Cristo de los Doctrinos


Recorriendo la calle de los Colegios desde la plaza de Cervantes llegamos a un humilde y entrañable edificio, declarado Monumento Nacional en 1942, y cuyo interior nos depara una agradable sorpresa: la Ermita del Cristo de los Doctrinos.

Hacia 1563 el licenciado Juan López de Úbeda establece en este lugar un oratorio para la enseñanza de la doctrina cristiana a los niños, en el que la tradición afirma que llegaron a explicar san Juan de la Cruz, san Ignacio de Loyola y san José de Calasanz, durante su paso por las aulas universitarias de Alcalá.

El oratorio pasó a ser regentado y mantenido por el ayuntamiento, que en 1660 concedió licencia para establecerse en él a la cofradía del Cristo de la Misericordia, que se fundaría al año siguiente, razón por la que popularmente se le conoce como “de los Doctrinos”.

Ermita del Cristo de los Doctrinos

De sencilla fábrica de ladrillo, con un reloj de sol en su fachada, por una pequeña puerta se accede a un angosto zaguán, en el que se abre la entrada a la iglesia.

De estilo barroco, reconstruida en 1702, consta de una sola nave y bóveda de cañón. Su austeridad contrasta con la impresionante talla manierista del Cristo de la Misericordia o de los Doctrinos que preside el presbiterio.

Ermita del Cristo de los Doctrinos (4)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (14)

Ermita el Cristo de los Doctrinos (22) Ermita el Cristo de los Doctrinos (12)

Serena a la vez que expresiva, fue labrada en madera de satín habiendo sido atribuida sin fundamento al padre Domingo Beltrán, aunque todo apunta a que fue realizada por algún miembro del círculo de los Leoni hacia 1580.

En el lado del evangelio, empotrado en la pared y algo escondido, el sepulcro de doña Catalina de Gamboa y Mendoza con emblema heráldico, fechado en 1577, aunque la estatua orante probablemente sea la de doña Catalina de Mendoza y Cisneros.

La de la titular se encuentra, decapitada, en el patio de la ermita. Ambas esculturas provienen del antiguo Colegio-convento del Santo Ángel, conocido como de los “Gilitos”.

Ermita del Cristo de los Doctrinos (38)

En la sacristía se expone una pequeña, aunque interesante, colección de objetos artísticos, entre los que cabe destacar un bajorrelieve en madera policromada de Cisneros del siglo XVI; un Cristo de estilo gótico popular del siglo XIV; una variada colección de pinturas de los siglos XVI al XIX, entre los que destacan una pareja de cuadros con excelentes marcos representando a los santos Justo y Pastor, de finales del siglo XVII, y un óleo de los mismos santos fechado y firmado en 1635 por Diego de Madrid; dos bustos de cartón, pintados y policromados, de los referidos santos, también del siglo XVII; la vara de plata de prioste de la cofradía, de 1732, distintos objetos litúrgicos, un antiguo reloj de pared y varias tallas.

También una vasija de madera con una varilla de hierro que servían para elegir, con la intercesión del “Espíritu Santo”, al prioste, “pinchando” una de las bolas de cera, en las que se encontraban los nombres de los cofrades.

Ermita del Cristo de los Doctrinos (34)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (28)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (30)

Ermita el Cristo de los Doctrinos (18)

Se puede aprovechar para realizar un breve descanso en su cuidado patio llamado de «Mataperros», del que se dice que era el lugar de enterramiento de todos los que fallecían fuera de la Iglesia.

En su centro se alza un pequeño monumento a san Diego de Alcalá, donado en 1964 por el alcalde de la ciudad californiana homónima, James S. Cosiey. No se puede dejar de admirar un Cristo Crucificado, en piedra, del siglo XVI, de bella factura, procedente del monasterio cisterciense de Bonaval (Guadalajara).

Las cuatro quimeras son sobrantes de las realizadas por Pietro Nicoli para la restauración realizada en el palacio arzobispal en 1879. En uno de sus muros una placa nos recuerda el primer emplazamiento del colegio de los jesuítas, establecido en 1546 en este lugar, aunque sólo permanecería aquí un año, ya que al siguiente se trasladaría a otro patio situado fuera de la puerta de Santiago.

Ermita del Cristo de los Doctrinos (42)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (43)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (54)

Ermita del Cristo de los Doctrinos (58)

Limita la ermita con la recoleta plaza a la que da nombre y que está presidida por una estatua-fuente de san Ignacio de Loyola, obra de José Luis Vicent, erigida en 1957 y costeada por los ejercitantes de Madrid.

Sirve de telón de esta acogedora plazoleta la fachada del Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi o de Afuera, conocido por este nombre porque se levantaba extramuros de la ciudad. Fundado en 1599 por iniciativa de doña Beatriz de Mendoza, condesa de Castelar, con la idea de que fuese una casa-desierto, similar a las que tenían los padres carmelitas. Años más tarde quedaría bajo el patronato de la marquesa de Mondéjar, doña Beatriz Dietríschstein.

Ermita el Cristo de los Doctrinos (62)

La iglesia es obra del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios y es de un clasicista
estilo barroco, jugando con el contraste de la piedra en la portada y los grandes escudos del Carmelo y de la familia Dietrischstein sobre e! rojo ladrillo de la zona. La planta de la iglesia es de cruz latina, con cúpula enea-monada en el crucero.

Conservan las religiosas en clausura una buena colección de pintura de los siglos XVII y XVIII, entre las que merece destacarse un excelente retrato de la marquesa de Mondéjar, anónimo, pero fechado en 1624; un cuadro titulado “Éxtasis de santa Teresa” de Alonso del Arco; un “Cristo crucificado” de Angelo Nardi, pintado en 1648 y que, ta! como reza en una inscripción del propio lienzo, fue un regalo del artista a la congregación, y dos cuadros de grandes proporciones, rematados con un arco rebajado, que representan a “Santa Teresa en gloria, arrodillada ante la Trinidad” y la “Imposición del hábito carmelitano por la Virgen a una santa monja”, igualmente de Nardi.También, algunas tallas, entre las que destaca una”Dolorosa”, de bello rostro, obra probable Pedro de Mena, y algunas otras de su taller.

Con gran veneración, conservan las religiosas 14 cartas autógrafas y el bastón, forrado en plata, de santa Teresa de Jesús.

Panorámica Ermita de los Doctrinos

Más información sobre la Ermita del Cristo de los Doctrinos

Este texto está extraído de la guía turística Alcalá Patrimonio Mundial, publicada en marzo de 2015 por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, redactada por el cronista oficial de la ciudad M. Vicente Sánchez Moltó e ilustrada con fotografías de Pilar Navío. Texto reproducido aquí con la autorización expresa de la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Fotografías propias.

Leer más:

 

Más sitios que ver en Alcalá de Henares

Visita nuestra sección Qué ver en Alcalá de Henares y descubre otros sitios increíbles de la ciudad complutense.

Para ver nuestros mejores vídeos y directos:

Suscríbete ahora:
O si lo prefieres, echa antes un vistazo aquí.

Si eres más de leer, recibe gratis por correo electrónico nuestras últimas noticias

Nos encantaría conocer tu opinión: