El Ayuntamiento sabrá si la caca es de tu perro y te multará

Censar a los canes y portar una botella con un producto de limpieza para verter sobre sus orines serán solo dos de las medidas encaminadas a mejorar la limpieza de la ciudad y poner fin al incivismo de algunos dueños de mascotas.

Y es que, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares trabaja en la modificación de la ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía en la ciudad, en la que se incluirán un censo que incluya los datos de huella genética –ADN– de los perros de la ciudad. La actual incluye la obligación de recogida de deyecciones caninas con multas de hasta 3.000 euros).

Para mejorar la limpieza y salubridad de nuestras calles será obligatorio portar, cada vez que se pasee por vía pública con los animales, una botella con un producto de limpieza (vinagre o similar) para verter sobre los orines.

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, asegura que “se trata de una iniciativa que contempla un conjunto de medidas que pretenden evitar el incivismo y la colaboración de todos los vecinos y vecinas para mantener la ciudad más limpia”.

Con la modificación de la ordenanza será obligatorio censar a todos los perros, con cuatro objetivos principales:

  • Cuantificar el número de animales que viven en nuestra ciudad
  • Perseguir el incivismo identificando el origen de las heces caninas depositadas en la vía pública que en la actualidad les cuesta a las arcas públicas de la ciudad un total de 350.000 euros anuales
  • Actuar con perros abandonados
  • Conocer los causantes de posibles mordeduras analizando muestras de sangre y saliva

Por otro lado, los perros adoptados en el Centro Integral Municipal de Protección Animal serán incluidos automáticamente en el censo, siendo esta una medida orientada a fomentar la adopción en la ciudad.

Una vez aprobada la modificación de la ordenanza, que se encuentra en proceso de elaboración, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares facilitará un periodo de tres meses a los propietarios de los animales para adaptarse a la nueva normativa. Además, en el primer trimestre de 2020 se informará de los pasos a seguir para censar a los animales.