Procesión de regreso de la Virgen del Val 2018

El sábado 15 de septiembre pudimos ver la Procesión de Ntra. Sra. del Val, desde la Iglesia Magistral-Catedral hasta la Ermita del Val. Y el lunes 17 tocó realizar el viaje inverso, con la Procesión de regreso de la Virgen del Val, desde la Ermita del Val de nuevo a la Catedral Magistral de Alcalá de Henares.

Una vez más, a pesar de ser lunes por la tarde, los alcalaínos se echaron a la calle para acompañar a su Virgen. De nuevo, como es tradición, el público supero en número a la procesión del sábado convirtiéndose en uno de los actos más multitudinarios de la ciudad de Alcalá de Henares.

A las 18:00 horas tuvo lugar la misa organizada en la catedral por la Ilustre Cofradía Nuestra Señora del Val. La Virgen del Val salió de la Ermita del Val a las 19:00 horas, acompañada por miles de fieles que seguían sus pasos con respeto y devoción.

Salida de la procesión

Salida de la Procesión de regreso de la Virgen del Val desde su ermita.

Salida de la Procesión de regreso de la Virgen del Val desde su ermita.

Publiée par Dream Alcalá sur Lundi 17 septembre 2018

La Virgen del Val, Patrona de la Ciudad, Alcaldesa Perpetúa de Alcalá de Henares y Doctora de la Universidad de Alcalá salió portada al hombro por Damas y Caballeros Legionarios de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares voluntarios de todas las unidades -de ahí la mezcla de colores de sus pañuelos-, con el acompañamiento musical militar de la Base Príncipe de la Brigada de los Almogávares VI de Paracaidistas y la escolta del del Grupo Logistico Paracaidista, con Guión (estandarte, en el ámbito castrense reciben el nombre de guiones) de esta unidad.

Además de una representación de todas las hermandades Penitenciales y de Gloria de Alcalá de Henares también acompañaron a la Virgen los estandartes de las Casas Regionales de la ciudad.

Primera parada en las Carmelitas Descalzas

Una tarde perfecta y un sol de atardecer que se fue convirtiendo en amenaza de tormenta durante toda la tarde. Amenaza que se convirtió en realidad al final del recorrido pero que no llegó a deslucir el paso procesionario.

A medida que avanzaba por la avenida Virgen del Val, camino a la calle Colegios, cada vez eran más y más los seguidores que decidían realizar el trayecto a su paso. Como ocurre siempre en años anteriores, especialmente concurrida estuvo la primera parada en el Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi o de Afuera, conocido por este nombre porque se levantaba extramuros de la ciudad, donde el Obispo Monseñor Reig Plá recibió a la Virgen ante la mirada de cientos de alcalaínos.

Procesión de regreso de la Virgen del Val. Primera parada en el Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi o de Afuera.

Procesión de regreso de la Virgen del Val. Primera parada en el Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi o de Afuera.

Publiée par Dream Alcalá sur Lundi 17 septembre 2018

A partir de ahí se cumplía la primera parte del recorrido y esperaban los momentos más álgidos de la que sin duda es la procesión más importante, con el permiso del Corpus Christi de junio donde se acompaña al mismo Dios, y concurrida de Alcalá de Henares.

Llegada al Ayuntamiento

Al llegar a la plaza de Cervantes eran miles los alcalaínos y visitantes que se agolpaban en la puerta del Ayuntamiento. Nadie quería perderse el acto en el que el alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios, hacía entrega del bastón de mando de la ciudad a la Virgen, alcaldesa perpetua de Alcalá de Henares.

Después, uno de los momentos más solemnes del paso procesionario con la bajada de la Virgen, a pulso por los paracaidistas, para adentrarla en el Ayuntamiento, como símbolo de que la Virgen del Val, además de ser la patrona de la ciudad, es nuestra alcaldesa perpetua.

Procesión de regreso de la Virgen del Val 2018. Llegada al Ayuntamiento

Procesión de regreso de la Virgen del Val 2018. Llegada al Ayuntamiento.

Publiée par Dream Alcalá sur Mardi 18 septembre 2018

A partir de ahí, el paso procesionario siguió su camino hacia la Catedral Magistral por las calles Santa Úrsula y Escritorios para detenerse primero en el Convento de Franciscanas de la Purísima Concepción y Santa Úrsula y unos metros después en Convento de las Monjas Agustinas de Santa María Magdalena.

Fue entonces cuando el cielo se abrió para llorarle a la Virgen y por precaución los hermanos cubrieron la talla en previsión de una lluvia más fuerte que nunca llegó y no deslució el paso procesionario.

Parada militar y entrada a la Catedral Magistral

Todo hacía temer que la lluvia iba a ser más fuerte y que sería necesario aligerar el recorrido para meter a la Virgen en la Santa e Insigne Catedral Magistral antes de tiempo. Si eso ocurría, corría peligro la celebración de uno de los momentos más intensos de la procesión y, sobre todo, más esperados por los cientos de alcalaínos que seguían el paso de la Virgen del Val.

Pero el cielo respectó a la Virgen del Val y los Almogávares de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares dejaron a la patrona en la confluencia de la calle San Juan para cantar ‘La Muerte no es el Final’ y la Oración Paracaidista.

Después, los soldados salieron a paso ligero hacia la calle Santa Úrsula para dar media vuelta a redoble de tambor y ocupar su puesto de nuevo al frente de la Catedral Magistral entre los aplausos de unos entregados vecinos de Alcalá.

Por último la Santa e Insigne Catedral Magistral de Alcalá de Henares recibió en su regreso a la Virgen del Val. Una entrada que, sin llegar a la espectacularidad de otras procesiones de la ciudad, es de las más bellas que se pueden ver en Alcalá.

La entrada en la Catedral y la posterior misa oficiada por el Obispo puso el punto y final a una de las procesiones más seguidas y más bellas de la ciudad de Alcalá de Henares en honor a su Patrona, Alcaldesa Perpetua y Doctora de su Universidad.