Dream AlcaláNoticiasPolémica por la suspensión de una obra de teatro en las fiestas...

Polémica por la suspensión de una obra de teatro en las fiestas de San Isidro de Alcalá de Henares

La suspensión de una obra de teatro denominada “Escenas de camas” a cargo del Grupo de Teatro Duelos y Quebrantos de Alcalá de Henares origina una nueva polémica en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Todo ocurrió cuando, una vez comenzada la representación el pasado sábado, el contenido de la obra se consideró que no era apropiado para el público asistente (entre el que se encontraban familias con niños) y se dio orden de cancelar la obra. Los representantes del grupo de teatro protestaron y alegaron que la obra había pasado todos los filtros de la Concejalía, y que incluso se había proporcionado un vídeo con una representación previa.

El PP de Alcalá ha pedido explicaciones al Ayuntamiento por lo que consideran falta de coordinación y censura de la obra de teatro y critican su cancelación “sin finalizar la representación y sin dar explicación alguna al público allí presente”, a pesar de que formaba parte de la programación de las fiestas.

El concejal del PP y vocal del Distrito I, Marcelo Isoldi, indicó que “si la obra no era apropiada para el público al que iba dirigida, denota una falta de previsión por planificarla por parte del equipo de Gobierno”.

Por su parte, la Asamblea Izquierda Unida de Alcalá de Henares ha ido más allá y ha solicitado la dimisión de la presidenta de la Junta de Distrito I, la concejala Susana Ropero (Ciudadanos), por “censurar y abortar” la representación.

Dream Alcalá se ha puesto en contacto con la dirección de la compañía y, aunque lamenta la cancelación de una obra previamente programada y aprobada, ha declinado hacer ninguna declaración oficial al respecto.

La presidenta da explicaciones

La presidenta de la Junta de Distrito I, Susana Ropero, ha comunicado que tomó la decisión de suspender la representación «al recibir numerosas quejas de parte del público asistente, y considerar que la misma no era apropiada para menores de edad».

Ropero asumió «responsablemente» esta decisión, «considerando que no se trata de censura, sino la mejor opción teniendo en cuenta que en el parque había decenas de niños y niñas». De igual forma ha declarado que lamenta profundamente lo ocurrido «y pido disculpas tanto a los miembros de la compañía como a la ciudadanía, que ha podido disfrutar de unas fiestas de San Isidro que se han celebrado con gran júbilo y alegría».

Por último, ha asegurado que en los próximos días, «vamos a contactar con la compañía para ofrecer una disculpa y brindarles la posibilidad de reprogramar esta función en otro espacio municipal».