Dream AlcaláLa Entrevista de Dream AlcaláPelayo Ciria, un pianista alcalaíno en el Carnegie Hall de Nueva York

Pelayo Ciria, un pianista alcalaíno en el Carnegie Hall de Nueva York


(Ocultar publicidad)

Del barrio de Daoiz  Velarde y de las ‘Escolapias’ del Colegio Calasanz, Pelayo Ciria desarrolla su talento en la prestigiosa Manhattan School of Music. Eligió esta escuela en Nueva York por un gran profesor cubano y ahora se desenvuelve como nadie en la Gran Manzana a través de clases, como alumno y profesor, actuaciones y partidos de fútbol, porque “es un deporte muy internacional y NY está lleno de gente de todos los lados”.

Una vida como músico profesional que empezó a fraguarse con un pequeño órgano que la madre de Pelayo trajo a casa. Quería que alguno de sus hijos se interesase por la música y al final fueron los dos, Pelayo con el piano y su hermana con la flauta.

Estudió el elemental y profesional en Alcalá de Henares, aunque luego se marchó a Madrid para hacer la carrera y el master de piano en el Centro Superior Katarina Gurska. No se olvidó de su ciudad y formó parte de la Orquesta Ciudad de Alcalá, de la que también fue profesor.

Ahora vuelve a Alcalá de Henares para pasar el verano con su familia, después de completar un nuevo año académico que ha tenido como guinda del pastel una gran actuación en el icónico Carnegie Hall de la séptima avenida de la Gran Manzana. Sin duda, un hito histórico en su carrera, pero que sigue a otros grandes conciertos en el Teatro de la Zarzuela de Madrid y, cómo no, en el Salón Cervantes de Alcalá de Henares.

Dream Alcalá: Pelayo, vuelves a Alcalá este verano

Pelayo Ciria: A disfrutar de esta época. Llevo aquí desde principios de junio, después de pasar el curso entero en Nueva York y ahora me quedaré hasta septiembre para estar con la familia.

DA: Eres todo un alcalaíno en Nueva York

PC: Eso es porque fui a estudiar a la Manhattan School of Music, que es una de las mejores escuelas de Estados Unidos. Fue más que nada por el profesor, que era la razón principal por la que quería ir allí. Se trataba de un maestro cubano que se llamaba Solomon Mikowsky, que además falleció este año mientras estaba yo con él de alumno. Él era una de las figuras principales a nivel de docencia con el piano de los últimos 50 años. Un profesor buenísimo y que supuso la razón por la que me fui para allá.

DA: ¿Cómo es el camino desde empezar a tocar el piano hasta la Manhattan School of Music?

PC: Empecé por mi madre, ella compró un órgano sin saber tocar para que, por lo menos, uno de sus hijos se dedicase a la música -en la actualidad su hermana es flautista-. Todo comenzó ahí y, después, en la ESO y en el Bachillerato, llegó el momento de decidir a qué debía dedicarme. El piano era la opción más obvia, lo que más disfrutaba y lo que mejor se me daba, así que fue la vía más clara que tomar.

Así que hice el elemental y el profesional aquí en Alcalá, y luego la carrera y un máster en piano en Katarina Gurska, en Madrid.

Después me tocó aplicar a un montón de sitios. Llamé a muchas puertas en Estados Unidos, en diferentes ciudades, y uno de los sitios a los que quería ir, la Manhattan School of Music, me ofreció una buena beca. A eso, súmale que el profesor que estaba allí era lo que más me interesaba. Así que, por todo eso fue el destino elegido.

DA: ¿En qué momento te das cuenta de que ya eres profesional del piano?

PC: Es complicado decir un punto en concreto. Pero sí es cierto que siempre he intentado trabajar aunque estuviera estudiando. Desde que tenía 14 o 15 años siempre he intentado acompañar clases, tocar con gente, dar alguna clase de piano suelta….

Después, una vez ya estaba en la carrera, sí que es cierto que también empecé a trabajar más de seguido. Me llamaron para hacer producciones de mayor formato, como la del Teatro de la Zarzuela. Además, di un par de conciertos más grandes.

También acabé de profesor. A la vez que estaba acabando el máster, también estaba dando clase como profesor. Fue un poco natural, es decir, fui pasando de alumno a profesional, por así decirlo.

DA: Vienes de actuar en el Carnegie Hall después de un largo camino en el que también has pasado por el Teatro de la Zarzuela de Madrid

PC: En La Zarzuela estuvimos haciendo durante un mes una producción que se llamó ‘El sobre verde’, que era un proyecto de músicos jóvenes que después nos llevamos a Asturias.

Además, en ese camino que comentar, he tocado en el Auditorio Nacional de España, de solista y con orquesta. Que es una experiencia única que ojalá se repita en algún momento.

Y luego, en otros grandes auditorios como León, donde he tocado de solista, o Valladolid. Es decir, que me he movido un poquito dentro de España, incluyendo el Teatro Salón Cervantes con mis compañeros de la Orquesta Ciudad de Alcalá.

DA: ¿Cómo es tu carrera como pianista en Estados Unidos?

PC: En Nueva York trabajo mucho acompañando de diferentes instrumentos, sobre todo flauta y canto. Siempre he intentado compaginar tanto acompañar, como tocar solo. Me gusta mucho acompañar. Y es que, al ser mi hermana flautista, siempre he disfrutado mucho tocando con otras personas, incluyendo cantantes.

Además, siempre me ha gustado mucho tocar en público. Desde pequeño ha sido una cosa como muy natural para mí. A nivel de nervios y de miedo escénico siempre lo he llevado muy bien, así que lo disfruto mucho.

DA: ¿Y la vida como de estudiante?

PC: Como hemos hablado antes, trabajo y estudio a la vez. Todo depende del horario que no es de 9:00 a 14:00 horas todos los días. Normalmente, además de las clases, tengo un par de horas de trabajo a lo que tengo que sumar cuatro horas de estudio. Hay veces que puede ser más relajado, pero combinándolo todo, ese sería un día normal.

DA: ¿Qué te gusta hacer en Nueva York cuando sales de la escuela?

PC: Soy muy futbolero, así que juego mucho al fútbol allí. Porque al final es una cosa muy internacional y como NY está lleno de gente de todos los lados, ya sean estudiantes o gente que trabaja, pero siempre mucha gente joven, nos solemos juntar para jugar.

También me gustan mucho las zapatillas, la moda. Me gusta ir por allí de compras, ver tiendas y hay un montón de barrios que la verdad es que para eso son una maravilla. Además, Central Park, es genial para pegarte un buen paseo.

Más entrevistas

Visita nuestra sección Las entrevistas de Dream Alcalá y descubre qué otras entrevistas recientes hemos realizado.

Sigue disfrutando de Dream Alcalá:

  • Telegram: Recibe nuestras noticias y contenido exclusivo.
  • Notificaciones: Da de alta o de baja las notificaciones en tu navegador.
  • Newsletter: Recibe cada tarde un correo con nuestras últimas noticias.
  • YouTube: Suscríbete para ver nuestros mejores vídeos.

 Sé tú el periodista: envíanos tus fotos o noticias a través de Telegram.

Nos encantaría conocer tu opinión:

3 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.