1.1 C
Alcalá de Henares
Dream AlcaláNoticiasNuevo incendio nocturno en el Instituto Antonio Machado

Nuevo incendio nocturno en el Instituto Antonio Machado

La noche de este domingo 6 de septiembre ha terminado con un nuevo sobresalto para los vecinos del barrio del Ensanche, concretamente para los que viven en las cercanías de la parte trasera del IES Antonio Machado.

Pasadas las 22:15 horas se daba aviso de un incendio en los terrenos de la parte trasera del Instituto Antonio Manchado, concretamente en la zona que separa las pista de atletismo y el cercano campo Municipal de Rugby de Alcalá de Henares «Luisón Abad».

Hasta allí se desplazó un camión autobomba del cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y varios vehículos de policía para perimetrar la zona y asegurarse de que no había más puntos de peligro.

Afortunadamente el fuego se produjo en una zona de pastos, de momento se desconoce cuál fue su origen, y el camión de Bomberos pudo sofocarlo en pocos minutos. Tras asegurarse su extinción y refrescar convenientemente el terreno, la autobomba abandonaba la instituto a las 23:30 de la noche.

Se da la circunstancia de que es el segundo incendio nocturno en la misma zona en este verano, puesto que el pasado día 17 de julio ya dimos cuenta de otro suceso muy parecido a pocos metros de distancia.

Imágenes del suceso

Semana ajetreada en la zona

Aunque no se tiene noticia de que tenga relación alguna, el incendio se ha generado a pocos metros del lugar en el que tan solo hace unos días se han realizado test de anticuerpos al cuerpo de profesores de la zona Este de la Comunidad de Madrid.

En la imagen inferior de Google Maps se puede ver a la izquierda la zona de pastos quemada, y a la derecha el edificio usado para las pruebas.

En otro orden de cosas, vecinos del Ensanche han transmitido a este medio su gran malestar al haber encontrado junto a los contenedores de basura del barrio grandes bolsas con lo que afirman que eran residuos de las pruebas realizadas a los docentes.

Aseveran no entender cómo estas grandes bolsas de residuos, que potencialmente podían contener elementos peligrosos para la salud, podían estar tirados en plena calle al alcance de niños y mascotas.

Los residuos fueron más tarde retirados, seguramente por el servicio de recogida de basuras del Ayuntamiento, pero los vecinos se preguntaban si no había otro modo de deshacerse de todo ese material.