Más de ocho toneladas de envases de plástico fueron recicladas en las Ferias 2019

Con el objetivo de concienciar y minimizar los impactos ambientales de las Ferias de Alcalá, el Ayuntamiento complutense ha puesto en marcha, por primera vez, criterios y medidas destinadas a la sostenibilidad.

Estas iniciativas han permitido recoger de forma selectiva 8,2 toneladas de envases, una importante cantidad que sirve de punto de partida para el futuro. Además, con esta campaña de Ferias y Fiestas sostenibles se ha dado origen a una serie de buenas prácticas de sostenibilidad y respeto por el entorno que nos rodea, que continuarán poniéndose en práctica en sucesivos eventos colectivos desarrollados en Alcalá.

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, ha afirmado que “se trata de un buen punto de partida, que tenemos que superar año a año. Las medidas que hemos puesto en marcha desde el Ayuntamiento han permitido la recogida selectiva de 8,2 toneladas de envases, dejar de utilizar miles de plásticos de un solo uso gracias a los casi 12.000 vasos reutilizables que se han repartido en la feria de día, a peñistas, y en los conciertos gratuitos de la Plaza de la Paloma”.

En la zona del recinto ferial hubo novedades con respecto a otros años. En primer lugar, la instalación de un tótem amarillo de Ecoembes con contenedores en la base para el reciclaje de envases en la zona central del recinto. En las peñas se repartieron contenedores ligeros de 1m3 de capacidad para recoger selectivamente el plástico generado en ellas que, con los distribuidos en la feria de día, hacen un total de 40 unidades.

Otra novedad ha sido el acondicionamiento del Parque de la Juventud, que contó con dos accesos regulados, vallado, iluminación de la zona del caz, instalación de aseos, señalización y cartelería informativa. En esta zona se ha quintuplicado la contenerización, pasando de 3 a 15 contenedores amarillos y contenedores para vidrio.

Todas las medidas han estado acompañadas de una campaña informativa de concienciación en materia de limpieza viaria y gestión de residuos desarrollada por educadores ambientales a pie de calle. Su labor ha servido para incentivar el uso de los vasos reutilizables, solventar dudas y motivar a los jóvenes en el uso de los contenedores para la recogida selectiva de vidrio y plásticos.