Los soñadores olímpicos de Alcalá te desean ¡Feliz Navidad!

Con el permiso del futbolista del Real Madrid Nacho Fernández y la también karateka Paula Rodríguez, es posible que Lidia y Javi sean los dos deportistas de mayor nivel con los que cuenta Alcalá de Henares.

Ella acaba de ser campeona del mundo sub-21 en kárate, modalidad de katas, y él fue bronce en europeo además de contar con medallas nacionales en todas las categorías desde que tiene once años. Es tercero de España absoluto, con lo que eso supone en un deporte tan exitoso como el taekwondo en nuestro país.

Los dos tienen el sueño olímpico en el horizonte aunque son conscientes de la dificultad del mismo. El kárate entrará por primera vez en el programa olímpico en Tokio 2020, “no hay nada imposible y este año me he dado cuenta en el Mundial. Creía que era casi imposible quedar campeona del mundo y lo he hecho. Estoy dentro del programa olímpico de kárate pero tengo a mi compañera Sandra Sánchez muy bien posicionada, así que se que va a ser muy difícil, pero voy a luchar para ello. Si no es para Tokio, intentaré estar en París 2024”, asegura Lidia.

Para Javier, la lucha es aún más enconada (España es uno de los países del mundo con más medallas olímpicas). “Mi objetivo prioritario es seguir compitiendo y llegar a ser campeón de España, para después sumar en los campeonatos internacionales para los ranking mundial y olímpico. De ahí, intentar clasificar para el circuito de Gran Prix donde van los 35 mejores del mundo”, destaca Javi.

Aunque su vida deportiva, debido a sus disciplinas -kata y combate- se desarrolla en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y su gimnasio de Coslada (en el caso de Lidia), y Torrejón, el Adidas Alcalá y Leganés (en el caso de Javi), ambos son muy alcalaínos. De hecho sus carreras deportivas comenzaron en el colegio Antonio Machado y el gimnasio de José Sanabria, respectivamente.

Feliz Navidad en Alcalá

Lidia ahora vive en Villalbilla, pero no solo nació en Alcalá, también es de aquí de toda la vida, y su padre regenta el Bar Marbella, uno de los locales con más solera de la ciudad. “Bajo casi todos los días a Alcalá. Me encanta ir de compras, me gusta ir a dar un paseo por la plaza y cenar por allí con amigos. El otro día estuve en ‘Alcalá, Ciudad de la Navidad’ patinando con mi hermana… siempre hacemos nuestra vida social en Alcalá”.

A Javi, que vive en el barrio de Juan de Austria, le encanta dar un paseo por el centro, “los fines de semana si puedo voy con mi madre y cenamos algo si me lo permite la dieta” (Javi no pude pesar más de 58 kilos que es la categoría en la que compite). “También he ido a Alcalá Ciudad de la Navidad pero lo de patinar no lo veo, las piernas para pegar patadas”, dice entre risas.

Y es que no es fácil compaginar la vida social con el deporte de élite, más aún en Navidad, aunque Lidia y Javi lo llevan bien. “En Navidad voy a tener que entrenar bastante porque tengo el europeo en febrero y acabo de entrar en el equipo nacional absoluto. Así que tendremos ratos para entrenar y salir que es cierto que en Navidad tienes un poco más de libertad”, dice Lidia.

Para Javi las navidades no serán muy diferentes. “Habrá que entrenar y… entrenar. Compito en el internacional de Madrid el día 23 y luego tendré dos días descanso (24 y 25 de diciembre). En enero llega el campeonato de Madrid, en febrero el Nacional y marzo empiezan los open internacionales y así hasta junio. Así que, de momento las navidades serán entrenar, disfrutar de la familia y cuidar la dieta”.

Los dos nos piden que en estas fechas disfrutemos de la familia, algo que ellos no pueden hacer siempre que quieren. Así que tomamos nota de sus felicitaciones.

Lidia: “Que disfruten de la familia, que yo les echo mucho de menos cuando estoy concentrada. Estos momentos son para disfrutarlos en familia y de estar cercanos a las personas que nos apoyan día a día”.

Javi: “Disfrutad de las fechas con la familia. Afortunadamente duermo en casa y hago vida normal, pero cuando no se puede disfrutar con la familia se echa en falta”.

El nombre de Alcalá por todo el mundo

Lidia y Javi hacen bandera de su ciudad por todo el mundo, pero reconocen que es difícil competir siempre que quieren. Salvo en los casos que van concentrados con la selección española los viajes, a cualquier parte del mundo, salen de sus bolsillos y los de sus familias. Y si quieren sumar puntos en el ranking no les queda otra opción que hacer ese esfuerzo.

Ambos dan clases a niños además de estudiar educación infantil, en el caso de Lidia, y ser masajista deportivo, como Javi, pero no es suficiente. Por eso echan de menos más apoyo institucional y de patrocinadores privados.

En cualquier caso, ambos seguirán peleando por todo el mundo para conseguir sus sueños. Si algún los vemos en los Juegos Olímpicos, Alcalá volverá a tener otro gran motivo para sentirse orgullosa. Sin duda Lidia y Javi son un ejemplo para cualquier joven a los que hay que apoyar desde instituciones y empresas.

Más información