4.7 C
Alcalá de Henares
Dream Alcalá Noticias Los Reyes visitan el Centro dependiente de Cáritas Alcalá en Brea de...

Los Reyes visitan el Centro dependiente de Cáritas Alcalá en Brea de Tajo

En el centro “Santa Catalina de Alejandría”, en Brea de Tajo y dependiente de Cáritas Diocesana de Alcalá, se atienden a vecinos de 14 localidades de la Mancomunidad Intermunicipal del Sudeste de la Comunidad de Madrid afectados por el despoblamiento rural.

A su llegada, Don Felipe y Doña Letizia, fueron recibidos por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; el alcalde de Brea de Tajo, Rafael Barcala; la secretaria general de Cáritas España, Natalia Peiro y el director del CGR, Enrique García, entre otros.

Tras los saludos protocolarios, Sus Majestades los Reyes accedieron a un salón del centro para una reunión informativa.

Para continuar, Sus Majestades los Reyes realizaron una visita por las instalaciones, donde visitaron la cocina, los almacenes y la zona de carga, donde las voluntarias preparan el reparto de las cajas térmicas con la comida.

Don Felipe y Doña Letizia prosiguieron su visita dirigiéndose a la vivienda de un matrimonio beneficiario con los que mantuvieron un breve encuentro.

Centro de atención a mayores Santa Catalina de Alejandría

Este centro gerontológico nació con el objetivo garantizar que las personas mayores de la comarca tuvieran cubiertas sus necesidades básicas y que pudieran tener también cierta calidad de vida sin abandonar su entorno. En el centro se elabora un menú diario para más de un centenar de usuarios, todos mayores de 65 años.

Aunque este programa no trata solo de garantizar una buena dieta a los ancianos de Brea del Tajo y de los otros 13 municipios de la comarca (Orusco, Carabaña, Valdaracete, Valdilecha, Valdelaguna o Tielmes), sino también de combatir la soledad que muchos de ellos sienten.

El Centro Gerontológico Rural de Brea de Tajo estrenó en 2019 un nuevo edificio financiado por una donación privada y por Cáritas Diocesana. Junto a la nueva cocina, más grande y mejor adaptada a las normas de sanidad, el nuevo edificio cuenta con una sala multiusos donde se centralizan los talleres de memoria y se realizan proyecciones de películas o clubes de lectura.