Dream AlcaláNoticiasLos conductores voluntarios por Ucrania piden a Europa que quite los peajes

Los conductores voluntarios por Ucrania piden a Europa que quite los peajes

Cientos de camioneros, chóferes de autobús y conductores particulares cubren los más de 3.000 kilómetros entre España y la frontera ucraniana con Polonia. En su viaje de ida llevan ayuda humanitaria, ya sean alimentos, ropa o medicinas, mientras que, a la vuelta, muchos de ellos regresan con refugiados.

Estos transportistas españoles de la solidaridad atraviesan Francia, Alemania, República Checa y Polonia para llegar a la frontera ucraniana. Además del precio de la gasolina, ya cercana a los dos euros por litro en algunas estaciones de servicio, deben hacer frente a un elevado coste de peajes.

Por eso, son cada vez más voces las que solicitan la retirada de los peajes del espacio europeo para reducir los costes del envío de ayuda humanitaria y el transporte de refugiados ucranianos.

“Si el conductor es voluntario, mandar un tráiler no baja de los 1.500 euros”

Miriam Andrés Criado, que junto a su marido David Mateo y su amiga ucraniana Lyubov Skala ‘Luba’ dirigen una iniciativa solidaria independiente desde Alcalá de Henares, repasa los costes del transporte. “Mandar un tráiler, si el conductor es voluntario, no baja de los 1.500 euros. De ese dinero, más de 1.000 son para gasolina y más de 400 para peajes”.

Además, como cuenta Miriam la solidaridad también ha ido creciendo en los propios camioneros. “El primer transportista nos cobró 3.500 euros, tenía que cobrar por su trabajo, eran los primeros días que mandamos material y además ese camión no se quedaba en la frontera, sino que entraba directamente a Ucrania, y lo hacía desde Portugal”.

Un coste que han conseguido bajar al mínimo gracias a la solidaridad de estos conductores. “El último transportista, un valenciano, solo quiso cobrarnos el coste del viaje, es decir 1.500 euros. Y eso, repito que nosotros, gracias a los contactos que tenemos en Ucrania, contamos con todos los permisos para entrar el país y no quedarnos en la frontera haciendo muchos más kilómetros”.

Para pagar estos importantes costes, estos cientos de iniciativas independientes de toda España recurren a donaciones privadas o ventas de camisetas solidarias. Por eso, tanto ellos como los transportistas piden a Europa que retire los peajes para estos convoyes solidarios.

“Las furgonetas pagan cerca de 300 euros en peajes”

Iván Torres Baterrechea es un voluntario del municipio madrileño de Titulcia que contesta desde la frontera ucraniana con Polonia. “Cuando vi las noticias sobre Ucrania me dio mucha lástima ver lo que estaba pasando esa gente. Mi mujer y yo pensamos en hacer algo y pusimos un anuncio en Facebook con la idea de llevar una furgoneta con ayuda”.

Sin embargo, la respuesta se desbordó y son 12 pueblos de Madrid los que han participado en esta recogida –Titulcia, Ciempozuelos, Aranjuez, Villaconejos, Ocaña, San Martín de la Vega, Perales de Tajuña, Morata de Tajuña, Chinchón y Colmejar de Oreja-.

Iván resume como «al final nos pusimos a trabajar con la Asociación Madrina y creamos el Convoy Esperanza España. Hemos llegado a frontera con tres tráiler y cinco furgonetas, para además después llevarnos a 40 personas refugiadas a España».

«Los camiones, con conductores voluntarios, nos pueden costar más de 1.500 euros. El caso de las furgonetas es algo más barato, rondando los 1.100 pero es que casi 300 euros se van en peajes”, afirma Iván que propone que «los distintos países por donde pasamos deberían hacer una especie de telepeaje con las matrículas de los convoyes de ayuda humanitaria a Ucrania. Sería muy fácil y no tendríamos que pagar peajes por apoyar al pueblo ucraniano. Seguro que ese dinero nos serviría para hacer más viajes o enviar más ayuda», finaliza.