Dream AlcaláNoticiasLos ciberdelicuentes quieren amargarte San Valentín

Los ciberdelicuentes quieren amargarte San Valentín

La empresa Aldama Informática Legal nos advierte que entre el impulso del consumo, los mayores descuidos y el alto carácter sentimental que tiene la fiesta de San Valentín, en los últimos años esta fecha se ha convertido cada vez más es una oportunidad perfecta para que los ciberdelincuentes tengan vía libre para ejecutar sus delitos.

Todavía muchos recuerdan el famoso virus ‘I Love You’, el cual se propagó hace años afectando a millones de equipos. Y aunque la mayoría no tienen la misma repercusión masiva, cada año se pueden ver nuevas técnicas más evolucionadas de espionaje, fraude y estafa que incrementan el riesgo de ser víctima de un delito digital.

No debemos olvidar que la mayoría de las personas usan el ordenador empresarial para tareas personales y usan el móvil particular para temas profesionales. Debido a estos cruces de datos y la poca seguridad implantada en los sistemas, es donde los ciberdelincuentes encuentran su espacio confortable para realizar su ‘trabajo’.

Estafas descubiertas

  • Cartas de amor personalizadas: esta estafa requería instalar una aplicación y dar determinados permisos para tomar la información de las redes sociales.
  • Tarjetas animadas: Ocultaba un programa que hacía capturas gráficas cada vez que se accedía a webs bancarias y las enviaba a un servidor externo. Así, no sólo conocía usuario y clave, también diferentes coordenadas para hacer transferencias.
  • Smartphones modificados: En estos casos se comprobó que varias parejas se regalaban teléfonos móviles, los cuales llevaban programas de seguimiento para tener acceso al terminal, ubicación e incluso grabar las conversaciones que se producían.
  • Incremento en las compras: San Valentín es una cita en la que los compradores de última hora se dejan llevar por las prisas y finalmente caen en webs que carecen de garantías. En estos casos se suelen sufrir robo de tarjeta de crédito o simplemente una promesa de envío de un material, ya pagado, que finalmente nunca se realiza.
  • WhatsApp: es totalmente común enviar archivos románticos que, en muchos casos, contienen dentro una sorpresa aunque muy diferente a la esperada. Estos archivos suelen contener llamadas a servicios externos, infecciones maliciosas y un largo historial de actividades no consentidas por el receptor.

Ante este tipo de situaciones, lo primero es aplicar el sentido común, rebajar la euforia por las compras y no indicar nunca qué vas a hacer ese día. Además, debemos rechazar cualquier envío de desconocidos y no abrir archivos de personas que tengamos en grupos y que no conozcamos directamente. Por último, se recomienda extremar las precauciones y tener instalado algún programa de detección de troyanos y virus.

Pero si te ves afectado, lo más importante es denunciar y guardar la evidencia para protegerte. Ten en cuenta que si tu sistema ha sido vulnerado, has podido infectar otras personas que pueden ir contra ti.